Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

El PP niega la represión en el Valle de los Caídos

Público, | 23 septiembre 2010

El Senado aprueba una moción para que el monumento honre a las víctimas republicanas

 

JUANMA ROMERO Madrid 23/09/2010

El conservador Van-Halen sostiene que los presos “pedían ir a la obra voluntariamente”

Una vez más, PP y memoria histórica parecen incompatibles. Los conservadores rechazaron ayer miércoles en el pleno del Senado, entre los sonoros abucheos del resto de grupos, una petición fácil al Gobierno: hacer que se cumpla la Ley de Memoria Histórica de 2007, adecuándola para que el Valle de los Caídos tenga un “uso democrático”, para que se transforme en un monumento que combine el culto con la honra y rehabilitación de la memoria de “todas las personas fallecidas” durante la Guerra Civil y por la “represión política” y que fomente “las aspiraciones de reconciliación y convivencia” de los españoles.

Ese fue el contenido final de la moción presentada por Joan Josep Nuet –senador de Esquerra Unida i Alternativa (la marca catalana de IU) y miembro del grupo de la Entesa– y enmendada por el PSOE. La iniciativa recibió 131 votos a favor, una única abstención (UPN) y 115 en contra, todos del PP. El conservador Juan Pablo Sánchez Sánchez-Seco, alcalde de Pastrana (Guadalajara), apoyó el texto “por error”, alegaron fuentes del Grupo Popular.

Nuet y los demás senadores mantuvieron la contención, evitando pinchar al PP, que intervenía en último lugar. “Hay que cortar el cordón umbilical que une el monumento con el franquismo. Es una obligación moral y democrática de nuestro país, y además tenemos que aislar a los extremismos –enunciaba cauto el representante de Entesa–. Las misas que se realizan en la cripta del Valle muchos días al año recuerdan al hermano Francisco y el hermano Francisco no es un benedictino. Es el Generalísimo Franco. Es inconcebible que esto sea sí. ¿Se imaginan ustedes que en la catedral de Colonia se recordase al hermano Adolf [Hitler] en una misa católica? ¿Creen que es posible que en la catedral de Milán se recuerde al hermano Benito [Mussolini] En Italia y en Alemania no es posible, pero en España sí. Pedimos por tanto algo muy sencillo: voluntad política”. “Podemos ponernos todos de acuerdo en honrar la memoria de los que allí sufrieron y en que las nuevas generaciones conozcan lo que sucedió en el Valle de Cuelgamuros”, agregó Enrique Cascallana, del PSOE.

Gestión de los monjes

El conservador Juan Van-Halen rompió el tono del debate a base de encadenar estrambotes. Primero aludió al decreto ley del 23 de agosto de 1957, el que aún gobierna el Valle y que concede la custodia del mausoleo a los monjes benedictinos, que reciben del Estado 340.000 euros al año, como denunció Público el pasado 12 de septiembre. El texto franquista consigna que el edificio sirve para “perpetuar la memoria de los Caídos en la Cruzada de Liberación para honra de quienes dieron su vida por Dios”.

Para Van-Halen, el decreto “está lleno de hojarasca rarísima”, comparable a la de los textos del Gobierno legítimo de la Segunda República: “Es como si empezamos a sacar textos de 1934 o 1935, o de 1938 o 1942 de la oposición exiliada. Todos ellos son textos de una hojarasca sentimental que debemos entender”.

Luego, subrayó que lo único que se pretendía era “suprimir una abadía benedictina” –ningún grupo dijo eso–. Si ese no fuera el objetivo, el PP votaría la moción, indicó. También defendió la supuesta grandiosidad del edificio: “Estamos ante una basílica que es la basílica mayor del mundo  en cuanto a basílica excavada, la segunda basílica en cuanto a su tamaño, que es uno de los monumentos más visitados del patrimonio monumental español, es basílica pontifica desde el año 1960 por el papa Juan XXIII, y evidentemente tiene unas connotaciones que no se ventilan así como así”.

Pero lo que causó verdadero estupor fue la justificación de la construcción del Valle, que “no era el mausoleo del dictador”, puesto que Franco tenía “previsto” ser enterrado en El Pardo. Se escudó en el hispanista Paul Preston: “Para nada hubo 27.000 presos. Hubo 2.500. Sólo hubo 700 cada vez. No hubo nada más que 10 muertos en los 18 años que duraron las obras. Los presos y los trabajadores libres cobraban el mismo sueldo. Los presos pedían voluntariamente ir a la obra porque reducían hasta seis días de condena por día de trabajo”. Las protestas y la sensación de bochorno crecieron. Van-Halen bramó: “Señorías, la historia se la pueden creer o no, pero ¡lean un poquito más! Aquí no se puede venir con el Catón, como el señor Cascallana, hay que haber leído algo”.

¿Y si se vuela el mausoleo?

“Dio vergüenza ajena. Pareciera como si los presos hubieran estado de campamento de verano. Lo grave es que el PP justifique los hechos”, decía después Cascallana. Igual de indignada se sentía Carmela Silva, la portavoz socialista.

Durante el pleno, Nuet definió su moción como un “toque de atención, para que el Gobierno se ponga manos a la obra, regule el recinto y sea el recinto de todos los españoles”. Josep Maldonado, de CiU, reclamó que además el Ejecutivo inventaríe y elimine los símbolos franquistas. Iñaki Anasagasti (PNV) recordó la película El puente sobre el río Kwai. Tal vez habría que volar el Valle, sugirió, como se hizo con la Cancillería nazi del Tercer Reich. “Pero igual si se vuela, el hermano Francisco [Franco] se despierta y tampoco conviene”. La Cámara rió. El PP no encajó la broma. “No hace falta demolerlo que fue, sino que se conozca, como en otros países de Europa, lo que significó”. Para Van-Halen, sin embargo, Cuelgamuros no es sinónimo de oprobio y de humillación.

QUÉ DICE LA LEY DE 2007

Culto y homenaje a todos los fallecidos

Como reconoció ayer el senador socialista Enrique Cascallana, el espíritu de la moción de la Entesa “es plenamente coincidente” con el espíritu de la Ley de Memoria Histórica (52/2007). La norma, en su artículo 16, indica que el Valle de los Caídos “se regirá estrictamente por las normas aplicables con carácter general a los lugares de culto y a los cementerios públicos”. Además prohíbe que en todo el recinto se celebren “actos de naturaleza política ni exaltadores de la Guerra Civil, de sus protagonistas o del franquismo”.

En la disposición adicional sexta, se prescribe que “la fundación gestora del Valle de los Caídos incluirá entre sus objetivos honrar y rehabilitar la memoria de todas las personas fallecidas a consecuencia de la Guerra Civil” y de la “represión política que la siguió con objeto de profundizar en el conocimiento de este período histórico y de los valores constitucionales”. Además, el Valle “fomentará las aspiraciones de reconciliación y convivencia” que hay en la sociedad española. Es decir, justo lo que consigna la moción aprobada ayer en la Cámara Alta.

En un principio, la iniciativa de Joan Josep Nuet pedía la derogación del decreto franquista de 1957, que funda la abadía de la Santa Cruz. El texto permite a los monjes benedictinos gobernar el mausoleo con amplia independencia: gestionan la escolanía y la hospedería, o alquilan salas para grupos integristas católicos, como el Camino Neocatecumenal (los kikos). Patrimonio Nacional, titular del monumento, sólo se encarga de la conservación, el mantenimiento y seguridad, como establece la ley 23/1982 en su disposición final tercera. El Estado, asimismo, extiende un cheque de 340.000 euros a los monjes todos los años.

Ahora, el PSOE cree que bastaría una orden ministerial para regular el convenio con los benedictinos e impulsar el uso democrático del mausoleo.

http://www.publico.es/espana/338082/pp/represion/valle-caidos/mocion/entesa