Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias, Videos de Memoria Histórica

La rebelión del último maquis

Diario de Sevilla, | 6 septiembre 2010

El joven director Lluís Galter presenta ‘Caracremada’ en Venecia

 

María Luz Climent (Dpa) / Venecia

El joven director Lluís Galter presenta ‘Caracremada’, una historia radical, sorprendente y “explicada sin pelos ni señales” sobre un combatiente antifranquista de Cataluña

El catalán Lluís Galter tiene 27 años y nació en democracia. Reconoce que apenas sabía de la Guerra Civil, pero profundizó en el tema a raíz de Caracremada, la película que estrenó ayer en el Festival de Venecia, dentro de la sección Horizontes, y causó una muy grata impresión. Ramón Vila, conocido como Caracremada por las quemaduras que se hizo en la cara cuando era niño, fue el último maquis en Cataluña que combatió contra la dictadura de Franco.

“No es tanto una biografía del personaje ni de la resistencia”, explicó el director, quien precisó que lo que interesaba era “ir contraponiendo decisiones o acciones”. “Uno se pone en evidencia haciendo una serie de cosas y los otros haciendo otras. A partir de ahí cado uno que saque las conclusiones que le parezca”, indicó Galter, que propone un filme exigente y radical, muy alejada del tipo de acercamientos a esta etapa histórica a los que nos tiene acostumbrados el cine español.

Ramón Vila (encarnado por el actor Lluís Soler) nació en la localidad de Peguera en el seno de una familia muy modesta, de joven se afilió a la CNT y tras combatir en la Guerra Civil pasó a Francia, donde formó parte de la Resistencia. Tras la Segunda Guerra Mundial fue desmovilizado y se puso a las órdenes de una organización anarquista en Toulouse para luchar contra el franquismo. Pero la cinta no se centra en la lucha contra el régimen, sino que “la parte más importante -precisa el realizador- es la rebelión contra la propia organización por parte del maquis. Algunos de ellos deciden no acatar las órdenes de la organización de dejar de combatir oficialmente al bando nacional, y siguen por su cuenta, con sus propios medios, con casi nada”. Uno de ellos fue Caracremada. “Siguió luchando para mantener la resistencia contra Franco, pero no por conseguir un objetivo determinado”.

Galter apenas ha visto películas sobre la Guerra Civil, pero indagando en producciones centradas en maquis vio que casi todas se hicieron durante el franquismo y pintaban a los maquis como criminales despiadados, sádicos y con un maniqueísmo muy enfocado en criminalizar a la resistencia. El joven director siente como una responsabilidad hablar del pasado. “Historias como ésta no están tan al alcance de la mano. Tal vez a partir de sacar esto a la luz, aunque sea de forma sutil y no explicando la historia con pelos y señales, ojalá la genta pueda empezar a investigar cosas o sacar cosas de debajo de las piedras”. No se trata, concluye, de fijarse “sólo en la Historia oficial, sino en rescatar cosas un poco más invisibles”.

También se estudia en las escuelas el golpe de Estado en Chile. De él se ocupa a su manera Post mortem, de Pablo Larraín. Se trata de una gélida autopsia de aquellos hechos. Su visión del derrocamiento de Allende y el ascenso al poder de Pinochet “transita lo desideologizado”, admite el director chileno, interesado no tanto en los grandes sucesos históricos como en “la historia de un ser humano que está profundamente enamorado”. Un cincuentón introspectivo que trabaja en una morgue y cuyo complicado romance “tiene una tensión con la propia Historia de Chile”, describió el autor de este película, en la que el protagonista ventila su obsesión amorosa al tiempo que contabiliza la riada de muertos en las horas posteriores a aquel 11 de septiembre del 73.

Más unanimidad (en los parabienes) suscitó Meek’s Cutoff, un western minimalista rodado con un prisma poético, casi pictórico, por la estadounidense Kelly Reichardt. Michelle Williams y Bruce Greenwood se ponen al servicio de la directora para “demostrar que la quietud puede funcionar de manera dramática”. Basándose en “los diarios de mujeres que vivieron la conquista del Oeste”, Reichardt evita el cliché de un género tan viril en este filme sobre una caravana descarriada en medio del desierto de Oregón y su errar agonizante por el páramo.

http://www.diariodesevilla.es/article/ocio/782764/la/rebelion/ultimo/maquis.html