Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

La sombra del franquismo aún galopa

Miguel Guédez / Ciudad Caracas, | 24 septiembre 2010

El franquismo reunió todas las características de la ideología fascista

 

24/09/10.- “Papá, mamá… me ejecutarán mañana, quiero daros ánimos. Pensad que yo muero pero que la vida sigue. Cuando me fusilen mañana pediré que no me tapen los ojos, para ver la muerte de frente. Que mi muerte sea la última que dicte un tribunal militar. Ese era mi deseo. Pero tengo la seguridad de que habrán muchos más. ¡Mala suerte! una semana más y cumpliría 25 años. Muero joven pero estoy contento y convencido”. Estas funestas y honrosas palabras pertenecen a Xosé Humberto Baena, uno de los cinco antifranquistas fusilados la madrugada del 27 de septiembre de 1975 por la dictadura fascista de Francisco Franco.

A pesar de que los familiares de Baena pidieron al régimen fascista que el joven no fuese fusilado, la respuesta fue la de que nada se podía hacer. Hoy, 35 años más tarde, el Poder Judicial español se niega en condenar e investigar a los responsables de los crímenes y torturas sucedidos durante la Guerra Civil y la dictadura franquista que duró desde 1939 con el fin de la Guerra Civil Española, hasta 1975, con la muerte de Francisco Franco.

FASCISMO DEL PURO

El franquismo reunió todas las características de la ideología fascista: un nacionalismo extremo con vocación expansionista e imperialista, con un sentido místico (de carácter religioso católico), liderado por un caudillo, al que se le presentaba dotado de virtudes sobrehumanas, dirigiendo un Estado que controlaba la radio, la televisión y todos los medios de difusión ideológica (los directores de diarios, por ejemplo, eran nombrados por el Gobierno) con el objetivo de promover una ideología totalizante que incluía un concepto racista que determinaba unos comportamientos represivos en la promoción de esa ideología.

Actualmente no hay cifras precisas de la cantidad de muertos, desaparecidos y torturados durante las casi cuatro décadas de terror que vivió España. Sin embargo, recientes investigaciones han dado con que en el territorio español existen más de mil setecientas fosas comunes, lo que ya abre bastante el espectro genocida de la tragedia. Galeazzo Ciano, ministro de Mussolini, aseguró en una ocasión que en Madrid, en las primeras fechas de la posguerra, se fusilaba a 250 personas al día.

“Después de tantos años las heridas no se pueden cerrar si no se limpian. En España todavía hay mucha gente con las heridas abiertas, como las madres de 50.000 niños robados”, explica Darío Rivas, quien ya tiene 90 años y perdió a su padre en la dictadura. Él ya consiguió a su padre, a diferencia de 114 mil familias españolas que aún no saben nada de sus familiares

FRANCO NO HA MUERTO

Varios movimientos de izquierda españoles concuerdan en que, luego de la muerte de Franco, que aparentemente significó el fin de la dictadura, se ha sepultado la memoria de las atrocidades que se sucedieron desde la Guerra Civil Española. Lorenzo Cordero, periodista, cree que se ha banalizado la dictadura, naturalizando en el presente el histórico período fascista. Cordero opina que hoy en día los políticos españoles hablan del franquismo como “un período más de la historia de España, un sistema autoritario necesario para poner fin al caos de la República (1931-1939), salvarnos del comunismo, modernizar el país y proporcionarnos un Rey demócrata e incorporarnos a Europa”.

Por su parte, la Plataforma Lau Haizetara Gogoan que agrupa a varias asociaciones por la recuperación de la memoria histórica, mediante un comunicado del año pasado, expresaron que las “estructuras del régimen franquista se trasmutaron en forma de democracia, sin abjurar de sus lealtades franquistas ni responder por el genocidio y los crímenes de lesa humanidad cometidos. Toda la estructura de poder franquista, el ejército y la policía represora, la judicatura, la clase política, el poder económico-financiero, la prensa…, pasó incólume al ‘nuevo’ Estado”.

Pero, junto con esto, lo que ahora sale a la luz es que la democracia, además del benévolo olvido, habría aportado a la saga de los Franco la expansión de una riqueza que empezó con la dictadura. “Hoy en día los descendientes del caudillo manejan cerca de cincuenta sociedades, algunas de ellas, muy prósperas, en un entramado que incluye inmobiliarias, fincas, locales, garajes, pizzerías, clínicas y playas de estacionamiento”, indicó el investigador español Juan Luis Galiacho, que ha publicado trabajos al respecto.

El nacionalismo españolista exacerbado, no respetuoso con la plurinacionalidad del Estado español (que desea la desaparición o subordinación de otras lenguas nacionales como el catalán, el euskera o el gallego), y el catolicismo reaccionario, que quiere imponerse a toda la población, siguen muy vivos en tal cultura de las derechas españolas hoy día.

La llamada Transición no es como la pintan, si realmente hubo reconciliación en España, no fue espontánea sino impuesta. Política, administrativa y legalmente jamás hubo una ruptura explícita con el régimen franquista: la primera condena parlamentaria del mismo se realizó el pasado 20 de noviembre, 73 años después del inicio de la Guerra Civil.

“Condenados a muerte, miraron por última vez el cielo, las nubes, los pájaros, todo aquello que de una u otra forma representaba para ellos la vida. Pasaron el duermevela agitado que precede a la ejecución. Escribieron su carta de adiós al padre, la madre, la mujer, la novia, los hijos”. escribió Juan Goytisolo, narrador y ensayista español cuya madre murió durante los bombardeos franquistas en Barcelona.

http://www.ciudadccs.org.ve/?p=107042