Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

Oviedo incumple la ley de 2007 y mantiene sus símbolos franquistas

La Voz de Asturias, | 6 septiembre 2010

Para la oposición municipal, el principal problema que el equipo de Gobierno tiene a la hora de retirar estos símbolos son sus propios votantes

 

Un grupo de skaters hace piruetas sobre sus monopatines en la plaza de España. A unos metros, Francisco Franco levanta la cabeza y les observa, con un mohín de desaprobación. El ruido, el mismo que silenciaba el dictador, se ha apoderado de las calles. Los chavales hacen rodar sus tablas sin seguramente percatarse del medallón con el rostro del dictador que les contempla, como un recordatorio de una época oscura.

La efigie de Franco en la plaza de España se incrusta al pie de una escultura diseñada por Juan Avalos, el mismo que ideó el conjunto escultórico del Valle de los Caídos. Bajo el retrato de piedra, una banda: “Oviedo a Francisco Franco”. La capital del Principado sigue consagrada al dictador, bajo la anuencia de sus gobernantes. El Ferrol, cuna de Franco, ya ha retirado su estatua. También Madrid y Santander, ciudades en las que Franco iba a caballo. El pasado 4 de agosto pasaba a mejor vida otro símbolo de la amnesia histórica: una estatua del general en Melilla. Sin embargo, Oviedo se resiste.

La ley de Memoria Histórica de diciembre de 2007 reza: “Las administraciones públicas tomarán las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la represión de la dictadura”. El artículo fuerza a la retirada de símbolos fascistas de las vías públicas. Sin embargo, varios ayuntamientos españoles gobernados por el PP aún hacen oídos sordos al mandato del Gobierno. Entre ellos, Oviedo se lleva la palma.

Para la oposición municipal, el principal problema que el equipo de Gobierno tiene a la hora de retirar estos símbolos son sus propios votantes. El concejal de Asciz, Roberto Sánchez Ramos, explicó ayer que “Gabino de Lorenzo incumple la ley por dos razones. La primera es propia: su unión sentimental al dictador. La segunda es que una parte de su electorado añora a Franco”. En términos muy similares se expresó el concejal del PSOE Manuel Angel Rodríguez: “El alcalde no quiere quitar esos símbolos porque es un guiño a los votos franquistas que aún quedan en esta ciudad”.

LOS RESTOS El medallón consagrado a Franco en la plaza de España no es más que uno de los vestigios fascistas que jalonan el centro de Oviedo. En el caso de la plaza de la Gesta, la nostalgia es trinitaria: no sólo el nombre de la plaza, que hace honor a la ruptura del cerco republicano de Oviedo por las tropas comandadas por el teniente coronel lucense Jesús Teijeiro, loa las acciones golpistas del 36. La iglesia circular de San Francisco está consagrada a los muertos en el bando nacional. Flanqueando la entrada principal, una placa reza: “A la gesta de Oviedo: 19 de julio al 17 de octubre de 1936”. Para rizar el rizo, el escudo de Oviedo que luce en la plaza descansa sobre la llamada Laureada de San Fernando, máxima condecoración militar española al valor heroico.

La plaza de España y la plaza de La Gesta son los epicentros de la nostalgia franquista en Oviedo. Cada 18 de julio (fecha en la que estalló la Guerra Civil) y cada 20 de noviembre (óbito de Franco), decenas de falangistas se concentran en ambos enclaves para honrar a memoria del dictador y sus acólitos, “caídos por España”. Sus acciones, entre ellas la entonación del Cara al sol, también incumplen uno de los artículos de la ley de Memoria Histórica, en la que se prohíbe la exaltación franquista en lugares públicos. No obstante, los actos se desarrollan puntualmente sin que nadie lo impida. Teijeiro no sólo encuentra reconocimiento en La Gesta. También en la plaza de La Liberación (otro nombre con reminiscencias fascistas): allí se erige, incólume, una estatua de homenaje a las tropas franquistas y una placa en honor al teniente coronel lucense que tomó la ciudad de Oviedo y que falleció antes de abandonar la ciudad durante un bombardeo.

También llamativa, aunque quizá menos conocida, es la placa que luce en uno de los pasadizos laterales que flanquean el ayuntamiento. Justo frente a lo que hoy es la sala de prensa del consistorio, un grabado en piedra reza: “Siendo Franco caudillo, generalísimo de todos los ejércitos, se reconstruyeron estas casas”.

Muchas asociaciones han demandado por activa y por pasiva, sin ningún éxito, la retirada de estos símbolos. La más activa es 13 Rosas, que ha explicado en más de una ocasión que “en distintos lugares de nuestra región, existen símbolos con referencias al antiguo régimen, Oviedo como capital del Principado, debe ser un claro ejemplo de buena gestión llevando el timón y cooperando para su buen término con el resto de actores sociales en los distintos ámbitos territoriales”. La asociación propone que los símbolos se lleven a un museo.

EDIFICIOS PUBLICOS Los vestigios del franquismo motean la ciudad. Pueden, incluso, encontrarse en edificios públicos. Lo más llamativo es la persistencia de una placa franquista, con los ya revenidos yugo y flechas entrelazados, en la fachada principal del IES Aramo, de titularidad pública. Uno idéntico lucía en el IES Alfonso II, aunque el ayuntamiento accedió a retirarlo. El tiempo y la rutina, además, parecen haber hecho olvidar que dos de los colegios públicos con mayor ratio de alumnos de Oviedo llevan nombre franquista: La Gesta I y II.

Los movimientos del ayuntamiento del Partido Popular de Oviedo en pos de borrar cualquier vestigio franquista de las vías públicas son, aún, parsimoniosos. El consistorio se ha limitado a cambiar el nombre de algunas calles: Coronel Teijeiro es ahora Samuel Sánchez; División Azul es calle Real Oviedo y Capitán Almeida se ha sustituido por Fernando Alonso. Sin embargo, la pereza es la constante en la actitud municipal. Muchas calles y plazas aún llevan el nombre de militares golpistas. Además, los nombres de mujeres brillan por su ausencia en el callejero ovetense. El toque femenino lo ponen las vírgenes.

http://www.lavozdeasturias.es/noticias/noticia.asp?pkid=569844