Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

El cine rescata al ciudadano Negrín

El País, | 26 octubre 2010

Una película reivindica la polémica figura de quien fuera presidente del Gobierno republicano, atacado por el franquismo y criticado por sus compañeros socialistas

 

ROCÍO GARCÍA – Valladolid – 26/10/2010

Un niño y una niña juegan en la nieve, despreocupados y felices, regocijándose en ese paraíso blanco, bajo la atenta mirada y la cámara de su abuelo. “Cuando tomé estas imágenes ya me habían acusado de ser una marioneta de los comunistas”. Era el año 1952 en la localidad suiza de Murren. Los niños son Juan y Carmen Negrín.

Un niño y una niña juegan en la nieve, despreocupados y felices, regocijándose en ese paraíso blanco, bajo la atenta mirada y la cámara de su abuelo. “Cuando tomé estas imágenes ya me habían acusado de ser una marioneta de los comunistas”. Era el año 1952 en la localidad suiza de Murren. Los niños son Juan y Carmen Negrín. El abuelo es Juan Negrín, el que fuera jefe de Gobierno de la Segunda República española entre 1937 y 1945, un hombre incomprendido y olvidado, que vivió los últimos años de su exilio en el anonimato, ocupado en París de la tutela de sus dos nietos.

Hoy su nieta Carmen tiene 63 años, unos ojos azules impactantes y una mirada franca y emocionada. “Ha sido una gran suerte. Él nos educó a mi hermano y a mí. Era muy estricto, severo y exigente, pero al mismo tiempo uno no tenía el sentimiento de alguien que se imponía”, recordaba ayer en Valladolid Carmen Negrín, nieta del estadista socialista, quien presentó en la sección Tiempo de Historia de la Seminci la película documental Ciudadano Negrín, dirigida por Sigfrid Monleón, Carlos Álvarez e Imanol Uribe.

“Es un viaje de Negrín y no sobre Negrín”, apunta Monleón sobre esta esclarecedora película que se adentra en el pasado familiar y político de un hombre que dio sus mejores años al servicio de la Segunda República y que, tras perder la guerra siendo jefe de Gobierno, se exilió y siguió luchando por esos ideales socialistas que marcaron su trayectoria vital. Murió en su casa de París de un ataque al corazón, deprimido, desilusionado y abatido por la desunión del exilio republicano, el 12 de noviembre de 1956. Y su nieta, que todavía conserva en el recuerdo el día que la sacaron de la escuela para anunciarle su muerte, dice que sus restos nunca deberían volver a España. “Murió en el exilio y sería una manera de falsificar su historia”.

Fue el hallazgo de unas películas domésticas, realizadas por el propio Negrín en el exilio, lo que ha permitido hacer realidad este trabajo y convocar, en palabras de Monleón, “al ciudadano Juan oculto tras la cámara y recrear su memoria para el espectador de nuestros días”. También reivindicar al político Negrín, figura fundamental de la República y “chivo expiatorio de unos y de otros”. “Hemos querido rescatar al personaje ensombrecido y olvidado, al estadista más importante de la política contemporánea española, y devolver la emoción del hombre que tuvo que asumir la responsabilidad de un Gobierno en el momento más trágico de nuestra historia reciente”, añade el realizador. Ciudadano Negrín supone un recorrido exhaustivo por la vida del personaje: sus estudios en Alemania, su cátedra de Fisiología, su militancia en el Partido Socialista, el salto a la política, su paso por el Ministerio de Hacienda, su decisión de llevar el oro a la Unión Soviética, su discurso en la Sociedad de Naciones denunciando la ayuda de Alemania e Italia a las tropas rebeldes franquistas, la asunción de la cartera de Defensa en el momento más complicado de la guerra, tras la caída de Teruel, su tenacidad para “resistir, resistir y resistir”. Todo está en el documental. También se cuenta cómo fue Negrín quien consiguió que Francia abriera las puertas a los refugiados españoles y el que logró que México acogiera a los republicanos exiliados abandonados por las democracias occidentales.

A Carmen Negrín, volcada hoy en la catalogación y escaneado de los más de 250.000 documentos que componen el archivo Negrín en las afueras de París, le costó dejar entrar a los cineastas en la intimidad de la familia. La película muestra imágenes emotivas, en las que no solo aparecen ella y su hermano, sino también su madre, su abuelo en el jardín de la casa familiar de México pocos meses antes de su muerte… “Ha sido difícil, pero me di cuenta de que es necesario para reivindicar su figura”, explica la nieta del político. Negrín fue expulsado del Partido Socialista en 1946 y no le fue devuelta la militancia hasta 2009. En su tumba de París, por expreso deseo suyo, solo figuran sus iniciales J. N. C. “Jamás nada ni nadie me sacará del anonimato del ciudadano Juan, del que ojalá nunca hubiera salido”. La frase del doctor Negrín define bien su filosofía de vida.

http://www.elpais.com/articulo/cultura/cine/rescata/ciudadano/Negrin/elpepicul/20101026elpepicul_1/Tes?print=1