Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

El mapa de la vergüenza de las víctimas de la Guerra Civil

La Voz de Asturias, 06/10/2010 | 7 octubre 2010

Asturias recupera con un meticuloso estudio la ubicación de más de 300 fosas comunes en 54 concejos

 

JAVIER G. CASO OVIEDO

Han tenido que pasar siete años, pero el mapa que recoge las fosas dónde yacen las víctimas asturianas de la Guerra Civil ya se puede consultar a través de Internet. La información está disponible en la páginal web del Principado de Asturias, www.asturias.es. Como paso previo a la consulta del mapa interactivo, se incluye una introducción al trabajo y una amplia descripción de las fosas que se reparten por la geografía asturiana, unas 323 según los últimos datos y que se reparten por 54 concejos. En cuanto al número de muertos, los investigadores cifran en unas 26.000 las víctimas de la Guerra Civil en la región, si bien en el mapa también aparecen fosas con víctimas de la represión desatada por bando franquista al acabar la contienda.

El punto de partida de la consulta es un mapa de Asturias salpicado de puntos negros y que hacen referencia a los municipios dónde los investigadores de la Universidad de Oviedo han localizado fosas comunes.

A partir de ahí y hasta llegar a un lugar de enterramiento concreto, habrá que posicionarse encima de la zona o concejo que se desee consultar. En la mayoría de los casos aparecen agrupados varios concejos, como pasa con Piloña y Parres, o Quirós, Teverga, Proaza o Santo Adriano.

En el caso de Oviedo y Gijón, donde se localizan las mayores fosas comunes de la región, la gran cantidad de fallecidos , con unos 1.679 en el caso del cementerio ovetense del Salvador y unas 1.900 en la fosa gijonesa de El Sucu, impide que en el mapa aparezca una relación completa de nombres, por lo que el mapa remite a una base de datos general. Entre los concejos que aglutinan un mayor número de fosas, destacan Lena, con 26, Aller, con 21 o San Martín del Rey Aurelio con 16.

A partir de ahí los investigadores destacan la variedad de las fosas recogidas en cuanto a su tipología. Aparecen lugares de enterramiento individuales, o con dos o tres personas allí enterradas. Hay lugares en los que ni se sabe el número de personas que allí pueden estar enterradas, como sucede en las fosas de Peña Careses, Piedra Nidia o Monte Cerrón, en Siero. Pero sin salir de este concejo, hay otras fosas muy bien documentadas. Es el caso de las dos fosas localizadas en San Miguel de la Barreda.

La ficha que acompaña al mapa la define como una fosa vinculada a la represión de la posguerra, señalizada y dónde todos los cadáveres allí enterrados están todos ellos identificados. De hecho la información se completa con una relación de todas las personas que fueron enterradas en San Miguel de la Barreda tras ser fusiladas el 4 de noviembre de 1937, apenas quince días después del final de la Guerra Civil en Asturias.

Otro ejemplo de fosa bien documentada, tal y como explicaron los miembros del equipo investigador, es la del cementerio viejo de Tineo. El número de cadáveres se desconoce. Sin embargo son un total de 54 las personas identificadas. Entre las fuentes consultadas el equipo que dirige Carmen García recurrió al registro civil de Tineo y al libro de difuntos del cementerio de San Pedro de la villa de Tineo, donde se anotaron todos los enterramientos entre 1923 y 1958. La información se completa con un listado de todos los identificados con mención a sus nombres, apellidos, edad, vecindad, profesión y fecha de defunción. Todos ellos fallcieron entre octubre de 1937 y marzo de 1938.

Información rigurosa En la consulta del mapa interactivo de fosas llamará la atención que en muchas casos aparecen con poca información. Y es que los investigadores tan sólo trabajan con aquellos datos que se han podido constatar. Así sucede en la Concha de Artedo, en el cncejo de Cudillero, un lugar dónde se tiene constancia de que existe una fosa, sin embargo el número de cadáveres allí enterrado se desconoce.

El rigor de los investigadores queda patente en casos como la fosa del Pozu Fortuna en Mieres, donde se han apuntado infinidad de cifras, pero ningún dato ha permitido hablar de un número concreto y en cuanto al número de cadáveres se explica en la ficha que es desconocido.

En otros casos, como sucede en el cementerio de Infiesto, la fosa no ha llegado a ser destruida, pero se encuentra bajo una capa de hormigón. En la capital piloñesa, se desconoce el número concreto de cadáveres que pueden estar allí enterrados. No obstante en la ficha que acompaña al mapa aparecen una decena de personas identificadas gracias a la información facilitada por varios particulares, la documentación del registro civil de Infiesto y un manuscrito inédito titulado Memorias de mi cautiverio , del que es autor Manuel Vega Forcelledo. En cuanto a la información de los fallecidos, aparece desde la fecha de su fallecimiento hasta su filiación completa y edad, su lugar de residencia y, en algunos casos, su profesión.

Localización Respecto a la localización exacta de las fosas, en muy pocos casos se ha recurrido al uso del GPS, la mayoría de las ocasiones porque se desconoce el lugar exacto dónde se ubica el enterramiento. Y en otros porque se ha optado por indicar el punto kilométrico de la carretera que discurre al lado de la fosa o por mencionar un topónimo como sucede con las fosas de la Fuente la Faya, en el concejo de Lena, la del Fitu, en Parres, o la Llerimundi, en Amieva. En cuanto a las fuentes empleadas para confeccionar el mapa, los propios investigadores aludió a la “vital importancia” de los testimonios orales obtenidos a partir de múltiples entrevistas que aseguraron, “nos han permitido llegar a ubicar un gran número de fosas que sin el concurso de tantas personas habrían seguido ocultas”.

http://www.lavozdeasturias.es/asturias/MAPA-VERGUENZA-victimas-Guerra-Civil_0_348565174.html