Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

El Supremo mide sus tiempos en los procesos contra Baltasar Garzón

Nueva Tribuna, 28-09-2010 | 1 octubre 2010

¿Por qué tanta celeridad en juzgar el patrocinio de los cursos y tan poca en dictar el auto de señalamiento de juicio por la causa de la Memoria Histórica?

 

NUEVATRIBUNA.ES / ISABEL G. CABALLERO

¿Por qué tanta celeridad en juzgar el patrocinio de los cursos de Nueva York y tan poca en dictar el auto de señalamiento de juicio por la causa de la Memoria Histórica cuando el único recurso que queda pendiente es el de Falange?

La causa contra Baltasar Garzón por investigar los crímenes del franquismo se encuentra en tiempo muerto a la espera del pronunciamiento del Tribunal Supremo. El único paso que queda por cubrir es el recurso interpuesto por Falange en abril de este año después de que el juez Luciano Varela dictara su expulsión del proceso. Cinco meses después, el Alto Tribunal sigue sin resolverlo a pesar de que fuentes jurídicas consultadas aseguran que será desestimado, así que, el partido de corte fascista quedará definitivamente fuera del juicio al que se someterá el magistrado de la Audiencia Nacional –suspendido de sus funciones- en la causa de la memoria histórica. Es decir, la decisión está tomada, pero los jueces todavía no se han pronunciado al respecto.

Una vez lo hagan, se dictará el auto de señalamiento del juicio oral en el que se fijará la fecha de inicio, como también las pruebas que aportarán ambas partes y los nombres de los cinco magistrados que se ocuparán de procesar a Garzón y entre los que no estará Luciano Varela que fue recusado en su momento.

Sorprende la celeridad con la que el Supremo está actuando en la causa abierta por el patrocinio de los cursos que Garzón impartió en Nueva York y la lentitud con la que se está conduciendo el proceso por los crímenes del franquismo. El 8 de septiembre, Manuel Marchena, el juez que instruye el sumario por los presuntos delitos de prevaricación y cohecho, ordenó a la Guardia Civil investigar las cuentas y depósitos bancarios de Garzón, así como sus declaraciones a Hacienda y las participaciones que pudiera tener en distintas sociedades civiles y mercantiles. Esa misma semana, el Supremo también desestimó a los testigos propuestos por la defensa de Garzón en el juicio de la memoria histórica.

Ante esto, pudiera parecer que el Supremo tiene interés en resolver cuanto antes el asunto de los cursos que puede minar a juicio de la opinión pública el prestigio del juez (claro que, de la misma manera deberían actuar contra otros magistrados que también han sido patrocinados por empresas que han podido estar inmersas en procesos en los que ellos mismos estaban implicados) que abrir el juicio contra Garzón por haber intentado investigar los crímenes perpetrados durante la Guerra Civil y el franquismo, cuestión esta que ha suscitado mucha sensibilidad e indignación entre buena parte de la ciudadanía.

El juicio podría iniciarse en noviembre pero podría aún retrasarse más tiempo. Lo que está claro –y el Tribunal Supremo no es ajeno a ello- es que dicho proceso va a tener una fuerte contestación social a favor del juez que, en caso de salir condenado, no descarta acudir a Estrasburgo con lo que ello significaría como elemento deslegitimador de las propias instituciones democráticas de España y por el incumplimiento sistemático de la legislación internacional sobre derechos humanos.

http://www.nuevatribuna.es/noticia/40085/ESPA%C3%91A/supremo-mide-tiempos-procesos-contra-baltasar-garz%C3%B3n.html