Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

“En España, los torturadores se fueron de rositas”

Público, 24/10/2010 | 25 octubre 2010

Ramón Sáez. Magistrado de la Audiencia Nacional

 

El juez de la Audiencia Nacional Ramón Saez Valcárcel no duda en señalar que el procesamiento del Tribunal Supremo a Baltasar Garzón es “la constatación del hecho insólito y vergonzoso de que algunos no admiten que los crímenes del franquismo existieron”.

 

¿Cuál es el motivo que ha llevado a Garzón fuera de la Audiencia Nacional?

Hay varios motivos, pero sin duda un elemento que influye es que los torturadores en este país se fueron de rositas. La Transición fue un modelo continuista que no reconoció la barbarie. Los demócratas decidieron no mirar atrás y quedó en la cultura el relato franquista falso que dice que hubo una guerra cainita. En la mitad de España no hubo guerra. El golpe de Estado triunfó en pocas horas, como aquí en Ponferrada, y empezó la represión salvaje. Sin embargo, hay mucha gente que todavía no reconoce esos crímenes.

Es decir, que parte del Poder Judicial no ha hecho la transición a la democracia.

¿Y qué aparato del Estado sí lo ha hecho? ¿La policía, el ejército…? Se apostó por un relevo biológico. ¿Cómo se puede decir que la Transición se hizo ley a ley? Eso es legitimar las leyes de la barbarie, pero la única ley que vale es la decente que respeta los derechos humanos. Eso explica que algunos jueces del Supremo se lleven las manos a la cabeza cuando Jiménez Villarejo dijo que los jueces del Tribunal de Orden Público fueron cómplices de los crímenes. Pero si las sentencias siguen vigentes, cómo no van a ser cómplices. ¿Cómo se puede decir que anular las sentencias de tribunales de la barbarie pone en riesgo la seguridad jurídica?

¿Acudieron los familiares de fusilados en fosas comunes a la Audiencia Nacional tras ver que era imposible a través de la vía administrativa?

La Ley de la Memoria de 2007 fue un paso positivo pero claramente insuficiente. Acudieron a Garzón cuando vieron que el Estado privatizaba las exhumaciones. Las víctimas de la dictadura franquista han tenido mucha paciencia.

¿Por qué permanece el franquismo en la cultura democrática de las instituciones?

El otro día hablaba con una fiscal de 35 años que me dijo que estaba tomando conciencia de la memoria histórica gracias a las novelas de Almudena Grandes.

¿Sienten los jueces bochorno por la causa contra el franquismo de Argentina?

Hemos pasado de ser la vanguardia de derechos humanos a ser la retaguardia. Hace tiempo que ya pasó la década de los noventa cuando el crecimiento de derechos democráticos en Europa llevó a España a pedir la orden de detención de Augusto Pinochet.

http://www.publico.es/espana/343120/-en-espana-los-torturadores-se-fueron-de-rositas