Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos, Federación Foros por la Memoria

Exposición en Segovia, Víctimas de uno y otro bando

El Norte de Castilla, | 25 octubre 2010

La investigación ha sido realizada por Santiago Vega en colaboración con Juan Carlos García Funes, José Luis Ledesma y Glicerio Sánchez Recio

 

22.10.10 – 00:44 – CARLOS ÁLVARO | SEGOVIA

Evidentemente, durante la guerra no solo hubo represaliados y víctimas en la zona nacional; también en las provincias que permanecieron leales al Gobierno republicano tras el golpe de Estado del 18 de julio de 1936 se cometieron tropelías. Si la represión franquista se saldó con 130.199 víctimas (de ellas, alrededor de 40.000 durante la posguerra), la republicana arrojó 49.272 víctimas, según los datos aportados por el historiador segoviano Santiago Vega Sombría en su último trabajo de investigación, la exposición ‘España en guerra. Violencia en las retaguardias’, que esta tarde abre sus puertas en la Casa de los Picos.

Pero, ¿cómo actuaron ambos bandos para liquidar a los adversarios? Vega Sombría explica que la represión franquista estaba prevista y planificada con anterioridad a la sublevación militar; que las autoridades militares dirigían la represión porque controlaban todo el territorio bajo su jurisdicción; que estaba enfocada contra los que se opusieron al golpe, es decir, a las autoridades, dirigentes y militantes de organizaciones republicanas, socialistas, comunistas y anarquistas; que era una represión de clase, contra jornaleros, obreros y maestros; y que se prolongó durante toda la dictadura, es decir, hasta 1975.

En la zona republicana, tenía otros matices. En primer lugar, se desecandenó como reacción improvisada y respuesta a la sublevación militar. Fue ejecutada desde abajo, o sea, por partidos y sindicatos que desobedecían, en muchos casos, las órdenes de las instituciones democráticas. Iba dirigida contra los simpatizantes del golpe: autoridades, militantes de organizaciones falangistas, católicas y conservadoras, y también era de clase, porque se cebó con los terratenientes, los propietarios, los militares y los miembros de la Iglesia católica. Además, quería eliminar los símbolos que la rebelión militar pretendía consolidar.

Paracuellos

La investigación, realizada por Vega Sombría en colaboración con Juan Carlos García Funes, José Luis Ledesma y Glicerio Sánchez Recio, no se deja nada en el tintero. Incluso aborda episodios espinosos que todavía suelen levantar ampollas en los sectores más conservadores de la sociedad, como el ocurrido en Paracuellos del Jarama en noviembre de 1936, donde milicianos izquierdistas ejecutaron a más de 2.200 presos.

«Hemos querido completar la investigación ahondado en lo ocurrido en la zona republicana. En esta ocasión, el trabajo ha sido más fácil, porque la documentación se encuentra en el Archivo Histórico Nacional. Las dificultades fueron mayores para contabilizar a las víctimas en la zona franquista», asegura Vega Sombría.

La exposición se inaugura a las 20 horas con la presentación del libro ‘Violencia roja y azul’, de Francisco Espinosa Maestre.

http://www.nortecastilla.es/v/20101022/segovia/victimas-otro-bando-20101022.html