Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos, Federación Foros por la Memoria, Noticias

Concentración en el cementerio de Villalba del Alcor (Huelva)

Foro por la Memoria de Huelva, | 8 noviembre 2010

Para condenar la agresión sufridapor varios familiares de víctimas del franquismo

 

El domingo 7 de noviembre de 2010 a las 12h. se ha celebrado una concentración en el cementerio de Villalba del Alcor (Huelva) para condenar y repudiar la agresión sufrida, el pasado 1 de noviembre, a varios familiares de víctimas del franquismo que al querer poner un ramo de flores junto a un escrito que decía: EN MEMORIA DE LOS QUE PERDIERON SUS VIDAS A CAUSA DE LA REPRESALIA FRANQUISTA, Fueron insultados por un policía nacional retirado que se sintió ofendido por dicho escrito. Por la tarde, se celebró una misa de “los difuntos” en la Capilla del  Cementerio y otras vecinas de la localidad intentaron borrar y retirar la dedicatoria lanzándola a un nicho vacío, siendo sorprendidas por otra que la rescató y restituyó después de recriminarles su cobarde comportamiento junto con parte de los asistentes que estaban en la misa de sus familiares difuntos.

            A la concentración, además de familiares de las víctimas de la represión franquista en la localidad y demás vecinos de la provincia, también contó con la participación del Excmo. Ayuntamiento de Villalba de Alcor, así como con las asociaciones: Coordinadora de la Cuenca Minera para la memoria histórica, Plataforma Ciudadanos por la República, Foro por la Memoria de Huelva y la Asociación de Memoria Histórica del Condado y la Campiña.

           Todos los asistentes llegaron a la conclusión de que era lamentable, que todavía treinta y cinco años después de la muerte del genocida Francisco Franco, sigan en fosas comunes, en cunetas o simplemente desaparecidos  los defensores de la República, la democracia y la libertad. Todavía decimos: que no hay Justicia ni Reparación para ellos. También se expresó el rechazo a la ley de memoria histórica por ser insuficiente e ir en contra del Derecho Penal Internacional por negar a las víctimas de franquismo una reparación jurídica y colectiva, dejando en manos de los familiares y de las asociaciones el trabajo de realizar las exhumaciones y la recuperación de la memoria histórica en general, en vez de asumir dicho papel el gobierno.

          Se acordó seguir trabajando para seguir luchando y poder conseguir  la verdad, la justicia y la reparación para esos cientos de miles de personas que defendieron la libertad contra la barbarie y que hechos acaecidos el 1 de noviembre no se vuelvan a producir ni en Villalba de Alcor ni en ningún lugar de España.

          A continuación reproducimos el comunicado conjunto que se ha leído en el acto:

 

 COMUNICADO

Hoy 7 de noviembre estamos aquí reunidos para denunciar que la impunidad sigue siendo hoy en día pedestal sobre el que se sustentan los actuales poderes fácticos en nuestro país, ya que son directos herederos de los anteriores y dispuestos a que la Historia siga siendo un espacio en el que ellos deciden las “reglas del juego”, las cambian a su antojo cuando no les son favorables y no dudan en cometer los crímenes más execrables en nombre de cualquier causa aparentemente noble. Nunca se suelen sentar en el banquillo de los acusados y suelen ser siempre los abanderados de “reconciliaciones” y “modélicas transiciones”.

Muestra de ello, es que cualquier persona en este país que quiera hacer apología del franquismo puede hacerlo sin ningún problema. En España a diferencia con Alemania, donde no existe ninguna referencia al criminal Hitler, en las calles siguen con los yugos y las flechas o con nombre de asesinos. El 20 de noviembre saldrán de nuevo a la calle, con sus aguiluchos y brazos en alto. Aquí en Villalba del Alcor el 1 de noviembre familiares de víctimas de la represión franquista son insultados por realizar una ofrenda floral en la fosa común donde yacen los restos de aquellos que lucharon por la II república.

Otra gran prueba de ello es el intento de amedrentar, mediante el procesamiento del juez Garzón, a los jueces de primera instancia, dispuestos a iniciar procedimientos para esclarecer, en sus jurisdicciones, los crímenes cometidos por el franquismo (amén de otras lecturas que puedan hacerse de este hecho). Se está tratando de evitar, por todos los medios, que la lucha contra la impunidad se abra paso ya que pone en peligro privilegios e intereses de esos poderes fácticos. En ese contexto es en el que nos tenemos que mover y en el que nos tenemos que movilizar. En los últimos años hemos visto como se procesaba a criminales contra la Humanidad de todo el planeta pero los de aquí –gracias a “la modélica transición”- iban muriéndose en la cama con obituarios que nos contaban su intachable historial “democrático”. El franquismo duro varias generaciones –es más, podríamos atrevernos a decir que todavía existe, al menos en el terreno ideológico- y ni los que torturaban y mataban “por Dios y por España” en los años treinta y cuarenta, ni los que lo hicieron en las décadas siguientes fueron nunca procesados. Esto ya es, de por sí, muy grave, pero si hay algo más grave aún es la falta de reconocimiento jurídico de sus víctimas.

La Legislación Penal Internacional se basa en tres derechos: el Derecho a la Verdad, el Derecho a la Justicia y el Derecho a la Reparación. Tal como hemos visto a lo largo de los años, la falta de voluntad política y la pervivencia en numerosas instituciones del estado –en especial, en la judicatura, en las fuerzas armadas y en las de orden público- de verdaderos herederos ideológicos del franquismo -con la bendición de la jerarquía de la Iglesia Católica, por supuesto- están impidiendo que ninguno de estos tres derechos se haga efectivo. No quieren que se haga justicia con las víctimas de la ilegal -y condenada por la ONU, por su carácter fascista- dictadura del general Franco.

Ha llegado el momento de solicitar abiertamente la declaración de nulidad de la Ley de  Amnistía para que ningún juez o autoridad administrativa vuelva a citarla como válida y eficaz. Corresponde al Gobierno de España iniciar la tramitación de esa declaración y sobre él pesará no hacerlo. También corresponde al Gobierno impulsar el procesamiento de los criminales franquistas y a la Fiscalía llevar a efecto las diversas acusaciones.

Asistimos a un episodio más de la legitimación del régimen franquista que no es sino una nueva llamada de atención al movimiento memorialista en relación con los límites “históricos” a la hora de recuperar la memoria de miles de personas que todavía se encuentran en fosas comunes distribuidas por el territorio nacional y poder conseguir al fin que los tres grandes principios del Derechos Internacional puedan llevarse a efecto en España: VERDAD, JUSTICIA Y REPARACIÓN PARA LAS VÍCTIMAS DEL FRANQUISMO.

CONVOCAMOS a todo el movimiento memorialista y a las fuerzas políticas democráticas a que, de forma conjunta y coordinada, denuncien la nulidad de la Ley de Amnistía y exijan el cumplimiento de los tres principios del Derecho Internacional.

A continuación os explicaremos brevemente como se produjo la toma del pueblo, que desmonta la versión franquista del terror rojo.

En Villalba del Alcor las autoridades legales republicanas detuvieron a 27 personas sospechosas de ser delincuentes que apoyaban el golpe de estado del 18 de julio de 1936, ninguna de ellas sufrió daño alguno.

El 26 de julio, previamente a la llegada de las tropas sublevadas al pueblo, este fue bombardeado, muriendo una mujer y resultando heridos un hombre y un niño. En la mañana del 27 de julio la guardia civil, traicionando al gobierno legalmente constituido y conocedoras de la proximidad de las fuerzas facciosas, decidió ocupar algunos sectores del pueblo. Provocando un enfrentamiento con la población de la localidad que rechazaba el golpe de estado. También la valentía de la población de Villalba quedó patente cuando se enfrentaron contra los traidores, con las únicas armas que disponían, sus escopetas de caza. Los detenidos en la refriega fueron colocados al frente de las fuerzas de Castejón al entrar en el pueblo para utilizarlos como escudos humanos. (No era la primera vez que Castejón usaba este sistema. En el barrio de La Macarena llegó a colocar mujeres y niños delante de sus tropas). Ya tomado el pueblo se dio paso a la brutal represión planeada años atrás con el apoyo de los ricos y caciques de la localidad, y la colaboración estrecha de la iglesia. Robos, saqueos, cárcel, torturas, violaciones y asesinatos que consumaron una larguísima época de miedos y terror. Que fue aprovechada por los sublevados para enriquecerse y perpetuarse en el poder hasta el día de hoy.

Es vergonzoso la actitud de las autoridades de nuestro país que no asumen sus responsabilidades para con las víctimas y guiados bajo un falso concepto de reconciliación nacional, que esconde tras de sí la defensa de las leyes de punto y final e impunidad, así como perversos intereses económicos y electorales.

Hoy es el día para ser valientes y para hacer un llamamiento a los familiares y a la ciudadanía en general para sublevarse a la impunidad y al silencio para recordar que las víctimas del franquismo nunca fueron criminales sino los verdaderos defensores de la libertad en este país. Debemos hacernos presentes y obligar a los defensores de la tiranía a desaparecer, para que no se vuelvan a producir los hechos acaecidos el pasado 1 de noviembre en Villalba de Alcor.

foropolamemoria_huelva@hotmail.com

http://foroporlamemoriahuelva.wordpress.com