Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

Coruña: Un juez decidirá sobre la retirada del nombre falangista de una calle

Varios Medios, 16/11/2010 | 17 noviembre 2010

La familia de Juan Canalejo demanda al Ayuntamiento

 

 

El País, 16/11/2010

Un juez decidirá sobre la retirada del nombre falangista de una calle

La familia de Juan Canalejo demanda al Gobierno coruñés

PAOLA OBELLEIRO – A Coruña –

La única hija de Juan Canalejo, jefe de la Falange en A Coruña en 1935 y 1936, asegura no oponerse a que se retire el nombre de su padre de una calle de su ciudad natal, pero sí a que el Ayuntamiento se ampare para hacerlo en la Ley de Memoria Histórica, que obliga a eliminar toda simbología franquista.

La única hija de Juan Canalejo, jefe de la Falange en A Coruña en 1935 y 1936, asegura no oponerse a que se retire el nombre de su padre de una calle de su ciudad natal, pero sí a que el Ayuntamiento se ampare para hacerlo en la Ley de Memoria Histórica, que obliga a eliminar toda simbología franquista. Esa es la razón que esgrime María del Carmen Canalejo Lorenzo para recurrir ante los tribunales el acuerdo municipal de septiembre de 2009 que suprime honores y rebautiza vías públicas dedicadas a Franco y sus colaboradores.

“No se le puede aplicar esa ley porque no está demostrado con rigor y datos históricos que participara en el alzamiento del 18 de junio de 1936, ni en la conjura militar” que desembocó en el golpe de Estado y la Guerra Civil, alegó el abogado de Canalejo tras declarar ayer los testigos ante el Juzgado número 3 de lo Contencioso-Administrativo.

No obstante, los tres miembros de la comisión que elaboró para el Ayuntamiento coruñés el informe con la lista de simbolos que debían suprimirse para cumplir con la Ley de la Memoria Histórica sostuvieron ante el juez todo lo contrario. En opinión de estos asesores, en cuyo trabajo se basó el pleno municipal, está suficientemente probado que Juan Canalejo (1897- 1936) fue “el organizador de las milicias armadas falangistas” en A Coruña y “complicado en la conjura previa a la sublevación militar”.

A preguntas de los letrados, estos tres asesores, los historiadores Luis Lamela y José Manuel Alfeirán así como Manuel Monge, presidente de la asociación coruñesa por la Recuperación da Memoria Histórica, explicaron que existen numerosos documentos, testimonios y pruebas que sitúan a Canalejo como activo participante en la conjura militar que dio lugar al golpe de Estado. “Por esa razón fue encarcelado”, incidió Lamela, con toda la cúpula falangista en Madrid, en mayo de 1936. Y fue fusilado, junto a otros, por la República en noviembre de ese año sin ser juzgado, en Paracuellos de Jarama.

“El alzamiento del 18 de julio comenzó tras las elecciones con la conjura militar y Canalejo estaba en ella, por eso le reconocieron méritos muy destacados que no le dieron a otros falangistas”, apuntó este historiador. Si el Ayuntamiento de A Coruña acordó en 1938 bautizar una calle con su nombre fue por ser “precursor del Glorioso Movimiento, maestro en la doctrina nacional-sindicalista y conductor de juventudes”, según recogen las actas municipales. El abogado de la hija del falangista considera, sin embargo, que no está nada probado. “No es creíble que un hombre como él tuviera desde A Coruña peso para provocar, junto al General Mola y otros, una tragedia nacional como fue la Guerra Civil”, ahondó el letrado. La hija de Canalejo no recurrió a la Justicia cuando la Xunta, en 2008, decidió, también por la Ley de Memoria Histórica, que el hospital coruñés dejará de llamarse Juan Canalejo.

Lenta supresión de los símbolos

Hace ya más de un año que el Ayuntamiento de A Coruña acordó cumplir con la Ley de Memoria Histórica de 2007 y suprimir parte de la abundante simbología franquista que perdura en calles y edificios públicos de la ciudad. Revocar los títulos honoríficos concedidos al dictador y sus colaboradores fue inmediato. Bastó una votación del pleno por mayoría, sin el apoyo del PP, único grupo de la oposición local. Pero, por el contrario, avanza muy lentamente el proceso para suprimir otros distintivos, entre ellos, rebautizar 22 calles.

En el salón de plenos del Ayuntamiento, en los escaños que ocupan los ediles socialistas, sigue impoluto el bajorrelieve en madera que representa a Franco con la Guardia Mora. Es uno de los “tesoros del palacio municipal” de María Pita, según se explica en un folleto informativo del consistorio para los visitantes, realizado para recordar la primera estancia en A Coruña del dictador “como jefe de Estado”, en junio de 1939. Su supresión aún no tiene fecha.

De momento, el Ayuntamiento cumplió con la retirada de uno de los mayores símbolos del franquismo, la enorme estatua de Millán-Astray. Presidía una pequeña plaza del centro que aún conserva el nombre del militar. También se suprimieron las placas dedicadas al coronel golpista Cánovas Lacruz en otra vía pública. Y la única calle rebautizada es la avenida del Puerto, antes llamada Alférez Provisional. Hace unos días, cuando ya estaban cambiando las placas de la avenida General Sanjurjo con el nombre de Oza, hubo que pararlo porque faltan trámites administrativos. Fueron también retiradas las placas del Viaducto del Generalísimo, ahora sin nombre. Y están aún sin decidir los nombres de calles y plazas que siguen llamándóse General Mola, División Azul, Avenida de los Caídos, Juan Canalejo o Cabo Santiago Gómez.

http://www.elpais.com/articulo/Galicia/juez/decidira/retirada/nombre/falangista/calle/elpepiautgal/20101116elpgal_16/Tes

 

 

laopinióncoruña.es, 16/11/2010

A Coruña: La familia de Canalejo acepta el cambio de nombre de la calle si lo desvinculan de Franco

Niega su implicación en el golpe de estado, tal y como defiende la comisión del Ayuntamiento

TANIA SUÁREZ A CORUÑA La familia de Juan Canalejo acepta el cambio de nombre de la calle situada en el Orzán siempre y cuando no se realice por la aplicación de la ley de la Memoria Histórica. “Era falangista, pero no tuvo nada que ver con el franquismo. No supo quién era Franco”, subraya el letrado de los familiares, que presentaron un recurso en los juzgados contra el acuerdo del Ayuntamiento para retirar el nombre de Juan Canalejo de una de las vías de la ciudad y eliminar otras distinciones honoríficas concedidas al falangista.

Los miembros de la comisión de expertos creada por el Gobierno municipal para decidir sobre la aplicación de la ley de la Memoria Histórica en A Coruña defendieron ayer durante el juicio celebrado en el Juzgado de lo Contencioso-administrativo número 3 de que Canalejo tuvo un “papel importantísimo” en el golpe de estado de julio de 1936.

Los defensores del militar sostienen que los historiadores que formaron la comisión municipal carecen de pruebas para aseverar que Canalejo se alzó y participó en el golpe de estado. Sus familiares, además, subrayan que desde mayo del año 1936 hasta el mes de noviembre estuvo en la cárcel Modelo de Madrid y que, después, fue ejecutado. “¿Qué rigor científico tienen los historiadores? Ni siquiera hablaron con la familia. Los testimonios han de ser de los dos bandos, no de uno solo. El problema es que mezclan política con justicia”, asegura el letrado que representa a la hija de Canalejo, Alfonso Freire, de Corporación Mercantil Graíño Freire.

El auto del juez Baltasar Garzón, según destacan los afectados, insta a aplicar la ley de la Memoria Histórica a los 36 responsables de la Falange que tuvieron relevancia en la conjura militar. La familia de Canalejo alega que no se le puede aplicar la ley porque nada tuvo que ver en el golpe de estado, ya que estaba en prisión.

“En la cárcel no se puede alzar ni sublevar”, admitió uno de los expertos que declararon en la vista oral, quien, no obstante, advirtió de que el hecho de estar en un centro penitenciario no coartaba “las visitas y reuniones de falangistas”. El presidente de la Comisión por la Recuperación da Memoria Histórica e integrante del comité de expertos del Ayuntamiento, Manuel Monge, subrayó que Juan Canalejo organizó “un grupo violento que utilizaba incluso la pistola”.

Los familiares del militar exigen pruebas de su vinculación con el franquismo y acusan a los historiadores de carecer de testimonios que prueben su implicación en el golpe de estado. El abogado que defiende la postura de los recurrentes criticó la forma de actuar del presidente de la Comisión pola Recuperación da Memoria Histórica, que declaró en el juicio como testigo. Monge convocó a los medios de comunicación antes de la vista oral y repartió entre los periodistas escritos en los que defiende que Canalejo participó en la conjura previa a la sublevación militar.

“¿Cómo minutos después de dar una rueda de prensa se puede presentar ante el juez como testigo y jurar que es imparcial? Es algo sangrante. Da miedo que gente que se declara democrática utilice talantes y formas totalitarias”, recalcó el letrado de los familiares de Juan Canalejo. Los afectados prevén que el magistrado del Juzgado de lo Contencioso-administrativo número 3 de A Coruña emita su sentencia a principios del próximo año.

http://www.laopinioncoruna.es/coruna/2010/11/16/familia-canalejo-acepta-cambio-nombre-calle-desvinculan-franco/439250.html

 

 

La Voz de Galicia, 16/11/201

La familia de Canalejo no niega su pasado falangista, pero dice que fue «una víctima»

Lleva al contencioso la retirada de distinciones aduciendo que el Ayuntamiento no tiene rigor histórico

 

    Dolores Vázquez

José Manuel Alfeirán, Luís Lamela y Manuel Monge, tres de los miembros de la comisión de expertos que asesoraron al Ayuntamiento para la aplicación de la ley de la memoria histórica, comparecieron ayer en el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 3 para declarar ante la demanda interpuesta por la hija de Juan Canalejo contra la retirada de distinciones, aprobada en pleno el 7 de septiembre del 2009, ya que considera que no está debidamente argumentada ni se puede ejecutar bajo los supuestos que establece esa normativa.

El letrado de María del Carmen Canalejo, Alfonso Freire, indicó ayer que falta «rigor científico e histórico» en la decisión municipal y afirmó que Juan Canalejo Castells no estuvo en la «conjura previa a la sublevación militar» de 1936, como se argumentó, y recuerda que estuvo encarcelado desde el 18 de mayo y fue fusilado el 4 de noviembre de 1936, por lo que no participó en el golpe de Estado y matiza que no conocía a los generales que lo impulsaron.

La familia critica, tal como recoge la demanda, que «el cambio de la calle y las demás medidas adoptadas contra su persona provengan de hechos que no son ciertos y que, a la postre, redundan en una distorsión difamatoria de persona e imagen». Freire incide en que no se niega la filosofía falangista de Juan Canalejo, que matiza que «que hay que ver su contexto», y recuerda que incluso ahora es un partido que no ha sido ilegalizado, y sostiene que «su intervención en la Guerra Civil fue nula siendo víctima que no verdugo, con independencia de la ideología que profesase». El letrado matiza que si lo que se quiere es retirar las distinciones se deberá «adoptar otra solución por la vía jurídica» o hacer un «esfuerzo probatorio» que no se ha dado, a su entender, en este caso, pero no utilizar la ley de memoria histórica

Monge aporta documentación

Por su parte, Monge, presidente de la Comisión pola Recuperación da Memoria Histórica (CRMH), presentó en su comparecencia el informe presentado por la comisión de expertos que sitúa a Juan Canalejo como «o xefe territorial das milicias falanxistas, implicado na conxura previa á devandita sublevación militar», así como datos de su biografía, impresiones sobre su figura recogidas en distintas publicaciones, así como lo que supuso la represión franquista en Galicia y la relación de las 600 personas asesinadas en diez municipios de la comarca en ese período.

Desde la CRMH se indicó que «desde o máximo respecto á familia, consideramos que Juan Canalejo non é merecedor de ningún recoñecemento, nin distinción honorífica» y reclamó que se sustituya la placa de la calle por la de Socorro.

Tras la aportación de las pruebas documentales y las declaraciones de los testigos, las partes serán citadas para la entrega de las conclusiones.

http://www.lavozdegalicia.es/coruna/2010/11/16/0003_8852138.htm