Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos, Federación Foros por la Memoria

El Comandante Robert centró “Republicastur 2010”

El Impulso, 03/11/2010 | 4 noviembre 2010

Tendrá un Parque en el barrio gijonés de Montevil

 

Fue recibido por la Presidenta de la Junta General del Principado, María Jesús Álvarez, y por la Alcaldesa de Gijon, Paz Fernández Felgueroso, y tendrá un Parque en el barrio gijonés de Montevil, en el que podría tener de “vecino” a otro mítico guerrillero: Cristino García, para los que FAMYR pide la declaración de “Hijos predilectos de Asturias”.

La figura del Comandante Robert, héroe antifascista de la Guerra Civil y de la liberación de Francia de manos de los nazís, marcó la celebración de la edición de Republicastur de este año -la tercera, ya-, que se celebró en Gijón, sucediendo a Mieres y Ribadesella, escenario de las anteriores ediciones, que organiza el Foro Asturiano Memoria y República (FAMYR).

Sin duda, la emotividad presidió la edición de este año de Republicastur. No podía ser de otra forma, dada la presencia de José Antonio Alonso Alcalde, el legendario “Comandante Robert”. Entreguino y soldado de la Republica, debió exiliarse a Francia y pasar por los vergonzantes campos de concentración en los que los franceses recluían a los refugiados republicanos españoles. Después, el Comandante Robert volvería a enfrentarse a los nazís alemanes, a los que ya había combatido en la Guerra Civil española para liberar Francia. Hoy es un héroe francés y forma parte de la leyenda.

Los inquietos dirigentes de Memoria y República (FAMYR) se apuntaron un tanto con la presencia del mítico Comandante. El pasado jueves, el Comandante sería recibido en la Junta General del Principado por la Presidenta del Parlamento, María Jesús Álvarez, y en el Ayuntamiento de Gijón, por la Alcaldesa, Paz Fernández Felgueroso.

SENTIDO HOMENAJE A MARCELINO CAMACHO

La propuesta de FAMYR para que el Comandante Robert tenga una calle en Gijón ha tenido una respuesta positiva por parte de la Alcaldesa, que anunció que un Parque del barrio de Montevil llevará el nombre del Comandante. Ahora FAMYR busca que un parque cercano lleve también el nombre de otro mítico luchador antifascista asturiano: Cristino García. Parece que, finalmente, ambos serán vecinos de Parque. Además, FAMYR ha iniciado una campaña para declarar a ambos guerrilleros “hijos predilectos de Asturias”.

Tras ese preámbulo institucional, el viernes dio comienzo Republicastur, con unas conferencia a cargo del propio Comandante Robert. El fallecimiento del mítico fundador de Comisiones Obreras, Marcelino Camacho, marcó el inicio de la celebración. Un mural gigantesco, con una foto de Marcelino y su compañera, presidió los actos de este año, en algunos de ellos se guardó un minuto de silencio, en otros se optó por un emocionado cántico de “La Internacional”.

Pocos pueden creer, viéndolo, que ese porte elegante, que se une a su verbo fácil, corresponde a un hombre de 92 años. Es fácil imaginar los estragos que el Comandante “Robert” causaría entre el sexo opuesto en sus años mozos.

AQUEL MOZALBETE IMBERBE DE PANTALÓN CORTO…

Pero, esa apariencia juvenil ya le causaba problemas en la guerrilla, porque nadie parecía creerse que aquel mozalbete imberbe que solía vestir siempre su clásico pantalón corto y que cuidaba con cierto esmero, pese a las dificultades, tanto su cabello como su apariencia, era el famoso Comandante Robert de quien hablaban y no paraban.

A menudo, el Comandante solía leer la decepción en los ojos de quienes lo visitaban, como él mismo se encargó de recordar durante su conferencia. Sus actos eran mucho más convincentes que su apariencia y fueron muchos los que se tuvieron que comer sus palabras, cuando llegaba el momento de la acción. Entonces, la decepción se transformaba en reverencia y admiración. Y también en euforia.

El Comandante tiene una mente lúcida y buena memoria, igual que la tenía cuando organizaba la guerrilla de la resistencia francesa. Su relato, lleno de detalles, mostraba a un hombre inteligente y con un gran sentido común, lo que fue vital para el éxito de sus operaciones.

Relató cómo conquistó el corazón de los lugareños de los territorios en los que operaba, utilizando esas dos armas: inteligencia y sentido común. Algo que le valió salir airoso frente a las envidias y conspiraciones que otros grupos franceses montaban en su contra.

Su capacidad para organizar “golpes” que servían tanto a su propia intendencia como a la de los habitantes de los pueblos en los que operaba su grupo, junto a su implicación en cualquier aspecto de la vida local y de los problemas de los vecinos de las poblaciones en las que operaba su grupo, resultó fundamental para el éxito de sus operaciones.

LAS MEDALLAS DE PAPEL, MEJOR QUE LAS DE METAL…

El Comandante Robert ha sido condecorado muchas veces por el Gobierno francés, pero se resiste a lucir las numerosas medallas que ha recibido. Él siempre cuenta -el viernes lo hizo, una vez más- que las autoridades francesas le insisten en que las luzca, pero él se niega, porque junto a él están sus hombres, que -en su opinión- las merecen tanto o más que él y sin embargo no las tienen. Cuando sus interlocutores reciben esta respuesta, no pueden menos que reconocer el argumento y la comprensión del mismo, pero insisten: “vale, tiene usted razón… ¡pero póngaselas…!”

Quizá, dichas autoridades no comprenden que las medallas que realmente le importan al Comandante Robert es el cariño y el reconocimiento de sus hombres. En la conferencia, celebrada en el Antiguo Instituto Jovellanos, no lució ninguna de sus medallas, pero sí enseñó tres cartas de sus antiguos compañeros, que quiso leer a la concurrencia. Eso sí le emociona, eso le llena de orgullo… Ese es el Comandante Robert.

Hubo momentos de gran emoción, recuerdo emocionado para los que cayeron, como un vecino francés, al que mataron los nazis por no querer denunciar el paradero del Comandante Robert. Entonces prometió que mataría a cuantos nazís cogiera, “pero después no pude darles ni una h…”, decía con las lágrimas aflorando ya a las mejillas y la rabía aún contenida, cómo si no supiera que torturador o asesino se nace… Y él no nació con esa condición. Al final, una ovación atronadora rasgó la densa emoción vivida durante la conferencia. Los que estuvieron presentes difícilmente la olvidarán.

El sábado, los actos de “Republicastur” se dispararon. Por la mañana, se celebraría un intenso y enriquecedor debate: “Contruyendo República: Democracia y plurinacionalidad”., con la participación de ponentes de UNA, Na Bai, Izquierda Castallana, Red de Municipios por la III Republica y la Federación Estatal de Foros por la Memoria. A la representación asturiana se le unieron componentes de otras nacionalidades del Estado, que enriquecieron el debate, como son la representante de Izquierda Castallena, Doris Benegas, que apuntó propuestas novedosas; el de la Red de Municipios por la III República, José Antonio Ponce, Alcalde de el municipio malacitano de El Borgue o el Presidente de la Federación Estatal de Foros por la Memoria, José María Pedreño. El debate apuntó bases para el futuro más que interesantes, que permiten conjugar el internacionalismo característico de la izquierda, junto con visiones nacionalistas, partiendo de la tolerancia como principal valor. Un debate en el que merece la pena profundizar, sin duda.

Antes, un pequeño incidente que molestó a los presentes: hubo ordenes para retirar las banderas republicanas que habían ondeado el día anterior, durante la conferencia del Comandante Robert, y los ´carteles de FAMYR y Republicastur, que colgaban sobre las barandillas del primer piso del Antiguo Instituto Jovellanos. Parece que la vieja bandera republicana sigue molestando a aquellos que, cuando conviene, no dudan en ondearla. Lamentable. También hubo indignación con una conocida compañía de seguros, que se negó a asegurar el concierto. Hay detalles que suelen ser muy significativos: estos dos son claros ejemplos.

COMANDANTE ROBERT: “ME HABEIS TRATADO COMO A UN MONARCA…”

Después, llegaría una comida popular, en los propios pasillos del Antiguo Instituto, antes de dar paso, a las cinco de la tarde, de la entrega de los galardones a los valores republicanos. El periodista Lorenzo Cordero fue el primero de los galardonados, aunque finalmente no acudió, pese a tener anunciada su presencia. Esperemos que no haya sido por problemas de salud. El viejo columnista y defensor de la libertad era muy esperado y se lamentó su ausencia. Recogió el premio en su nombre un redactor de “La Voz de Asturias”, su viejo periódico de siempre.

El segundo en recoger su galardón fue Faustino Zapico Argüelles, un gran trabajador por la causa memorialista, fundamentalmente en la Fosa Común de Oviedo. Le llegaría después el turno a Samuel Fernández Fernández, “El Cabritu”, viejo comunista, enlace con la guerrilla desde los 14 años, jamás decayó en su lucha.

El siguiente premiado fue una organización, la Asociación “Archivo Guerra Civil y Exilio” (AGE), la primera asociación memorialista en existir en nuestro país, todo un referente y cuya cabeza visible es Dolores Cabra, una persona muy querida dentro del movimiento y que siempre muestra esa increíble humanidad suya. Fue muy aplaudida.

Felipe Matarranz, el mítico guerrillero llanisco, era el siguiente premiado, aunque en esta ocasión no pudo asistir por no encontrarse bien de salud. Los miembros de FAMYR le entregarán el premio allá en su Llanes. Una lástima, no haber logrado reunir a tan extenso grupo de guerrilleros antifascistas.

Manuel Alonso González, “Manolín de Lorio” cogió el alias de su lugar natal, allá en el concejo de Laviana. Siete años y medio en el monte y 19 años de cárcel hablan por sí mismos de la larga trayectoria de lucha de este guerrillero, que también recibió su premio, aunque no personalmente, ya que no pudo acudir, pese a sus ganas por hacerlo.

Por último. El Comandante “Robert” recibiría su premio, en medio de una atronadora ovación, que llegó a emocionar al Comandante, que dio las gracias a los organizadores: “porque me habéis tratado como a un Monarca”. Se equivocaba el viejo luchador: un Monarca jamás hubiera sido tratado así en ese foro. De eso puede estar seguro

Por la noche, se celebró el ya tradicional concierto de Republicastur. “Galán” , “Excomunión”, “Fe de ratas” y “Reincidentes” hicieron vivir a los presentes -casi medio millar de espectadores se dieron cita en el Pabellón de El Llano- una noche mágica de buen rock y de reivindicación republicana. Las cuatro bandas rivalizaron en ver quien era capaz de hacer aún mejor música y llevaron al público hasta el paroxismo. Hacía mucho tiempo que no teníamos ocasión de ver un concierto de ese nivel. El final, con las cuatro bandas subidas al escenario e interpretando un tema juntos llevó al concierto a su cenit. Pero todo eso lo contaremos en otro reportaje, ya que merece mención aparte.

http://www.elimpulso.es/?cmd=displaystory&story_id=20150&format=html