Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

La Guardia Civil evita que los fieles porten banderas franquistas en el acto religioso contra el Gobierno del PSOE

El Plural, 15/11/2010 | 17 noviembre 2010

La Iglesia calienta motores ante el 20-N: colapsan el Valle de los Caídos para combatir “el afán liberticida de Zapatero”

 

JOSÉ MARÍA GARRIDO

Este domingo, la Guardia Civil se ha tenido que emplear a fondo para que los cerca de 3.000 católicos que han colapsado el Valle de los Caídos no introdujesen en el mausoleo donde reposan los restos mortales del dictador Francisco Franco ningún tipo de bandera preconstitucional. De hecho, la Benemérita ha detenido todos los automóviles para revisar personalmente el maletero. Los agentes hacían cumplir así la Ley de Memoria Histórica, en virtud de la cual no está permitido entrar con banderas ni simbología franquista al Valle de los Caídos. Estos controles han provocado colas de tráfico en más de 10 kilómetros en la carretera entre las localidades de Guadarrama y San Lorenzo.

Pero que en el Valle de los Caídos no haya ondeado ninguna bandera preconstitucional no es sólo mérito de la Guardia Civil, sino también de los padres benedictinos que, asustados ante los mensajes que circulaban en páginas de extrema derecha, se vieron obligados a emitir un comunicado en el que pedían a sus fieles que la misa debía ser un acto “estrictamente religioso”.

Actos “impropios”

En concreto, los monjes afirmaban en el comunicado que el “carácter reivindicativo” que los grupos de extrema derecha pretendían dar al acto era “absolutamente impropio” para una celebración eucarística. Por ello, exigían a los asistentes que participasen en la Santa Misa “con el debido respeto, silencio y piedad característicos de las ceremonias litúrgicas, tanto durante el desarrollo de la celebración eucarística, como antes y después de finalizada la misma”.

Más de 3.000 personas han acudido a la misa contra el Gobierno socialista oficiada por los padres benedictinos

Contra el Gobierno

Al final, más de 3.000 personas -9.000 según la Iglesia- han secundado esta “misa de campaña” en protesta por el cierre al culto de la basílica. Y es que el acceso al recinto está restringido desde principios de este año cuando Patrimonio Nacional decidió poner en marcha unas obras de restauración en la Piedad de la fachada de la iglesia que ponían en riesgo a los visitantes. El problema estriba en que la extrema derecha y la jerarquía de la Iglesia católica no dieron credibilidad a la versión del Gobierno, ya que están convencidos de que la verdadera intención del Ejecutivo socialista es cerrar el Valle de los Caídos. Incluso, algunos medios como Libertad Digital han dado por “posible” que el PSOE quiera “dinamitar” el monumento más emblemático de la dictadura.

“Afán liberticida del PSOE”

Así, no es de extrañar que varios asistentes a esta misa reivindicativa afirmaran ante los medios de comunicación teorías tan disparatadas como que los benedictinos son “una comunidad perseguida y acosada por parte de diversos altos cargos funcionarios y con el conocimiento del presidente del Gobierno”, o que “en su afán liberticida”, el de José Luis Rodríguez Zapatero sea “el único gobierno de una democracia occidental que en los últimos años haya cerrado al culto un lugar de rezo”.

Homilía incendiara

Igual de radical ha sido la opinión expresada por los padres benedictinos en la homilía, en la que no han desaprovechado la ocasión para recordar las palabras que Benedicto XVI dijo recientemente en su visita a España advirtiendo “de la ofensiva laicista actual, equiparable a la que sufrió España en los años treinta”. Sin embargo, no es la primera vez que los benedictinos realizan una homilía más propia de un mitin de falangistas que de una ceremonia religiosa. Sin ir más lejos, el pasado domingo aseguraron que “hoy vivimos tiempos difíciles para la fe en España y el testimonio de los mártires debe servirnos de estímulo frente a la adversidad”. Por ello, instaban a sus fieles a “mirar el valor de los mártires” para ser capaces de decir “no tememos a la muerte” o “la vida podéis quitarme, pero no más”.

¡Viva Cristo Rey!

De hecho, el victimismo de los monjes del Valle es tal que a lo largo de este mes de noviembre han llegado a repetir unos “preciosos” versos de una canción que entonaban los cristeros mexicanos y que, en su opinión, debe servir para motivar a los fieles que se oponen al cierre del mausoleo franquista. Los versos dicen así: “El martes me fusilan / a las seis de la mañana / por creer en Dios eterno / y en la Gran Guadalupana. […] Matarán mi cuerpo, pero nunca mi alma. / Yo les digo a mis verdugos / que quiero me crucifiquen, / y una vez crucificado / entonces usen sus rifles. […] No tengo más Dios que Cristo, / porque me dio la existencia. / Con matarme no se acaba / la creencia en Dios eterno: / muchos quedan en la lucha / y otros que vienen naciendo. […] ¡Viva Cristo Rey!”.

Persecución

En definitva, tal y como se explica en la página web de Acción Juvenil Española, los benedictinos animaron este domingo “a no descomponerse en tiempos de persecución y dificultad, pues paradójicamente la Iglesia se desenvuelve mejor con las dificultades”. Así, propusieron “el arma del Rosario como invencible, desde Lepanto hasta nuestros días”. En ese contexto recordaron “la amenaza comunista” contra la Iglesia en el Siglo pasado y “la persecución que sufrieron los mártires que dieron testimonio de fe y valentía”. Para poner la guindilla final a su discurso recordaron “la persecución religiosa de 1934 a 1939 y al valor con que debemos enfrentar la persecución, sin dejar de amar a todos, incluso a los enemigos, aunque se haga tan difícil como en estos casos”.

Curas franquista

Este tipo de mensajes no han de extrañar si se tiene en cuenta que algunos de los sacerdotes que este domingo oficiaban la misa protesta son incondicionales de los actos religiosos que la extrema derecha celebra con asiduidad para rendir tributo a Francisco Franco. Uno de los más nostálgicos es el Padre Ruano, sacerdote muy vinculado a Fuerza Nueva que en más de una ocasión se ha atrevido a oficiar misa junto a la bandera franquista. Incluso, en algunas de sus homilías defiende que “la victoria supuso la plena instauración de un Estado Católico y que por eso mismo se combatía a Franco”.

La felicidad de la extrema derecha

Por último, cabe destacar la felicidad que se desprende de las principales páginas de extrema derecha debido a la “multitudinaria” asistencia al mausoleo franquista. Por ejemplo, el sitio de Acción Juvenil Española afirma que “la nueva persecución religiosa de los socialista ha avivado la reacción católica”. En Patriotas decenas de fascistas han retransmitido en directo la ceremonia religiosa. En Diario Ya cargan contra el Partido Popular por no alzar la voz contra el intento del Gobierno Socialista de “dinamitar” el Valle de los Caídos. Mientras tanto, en Infonacional presentan la misa como un acto más de los muchos que la Iglesia católica celebrará a lo largo de este mes de noviembre en conmemoración de la muerte de Francisco Franco y José Antonio Primo de Rivera.

El 20-N en el Valle de los Caídos

Uno de ellos tendrá lugar el próximo sábado 20 de noviembre. Tendrá lugar en el mismísimo Valle de los Caídos. Está organizado por Fuerza Nueva y lo oficiarán los padres benedictinos para el “eterno descanso de sus almas”. Al igual que este domingo, la ceremonia religiosa tendrá lugar a las 11 de la mañana.

http://www.elplural.com/politica/detail.php?id=52758