Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

Leguina opina que garzón prevaricó

Diario Siglo XXI, | 27 noviembre 2010

Tacha de “innecesaria” la Ley de Memoria Histórica y recuerda que muchos los juzgados por el franquismo eran “unos asesinos”

 

MADRID, 25 (SERVIMEDIA)

El expresidente de la Comunidad de Madrid Joaquín Leguina afirmó hoy que el exjuez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón tomó “decisiones ilegales sabiendo que lo son” y que eso “se llama prevaricación”.

Leguina presentó en un desayuno informativo su libro “El duelo y la revancha”, editado por La Esfera de los Libros, en el que arremete contra los “antifranquistas sobrevenidos” que, sin haber vivido la dictadura o sin haber luchado contra ella, ahora critican la Ley de Amnistía y ponen en cuestión el olvido del pasado que se acordó durante la Transición.

El autor dijo no saber si Garzón inició este movimiento o simplemente se ha sumado a él, pero le reprochó haber tratado de hacer una Causa General contra el franquismo equivalente a la que hizo éste último al terminar la Guerra Civil.

Respecto a su posible prevaricación, hizo referencia a un pasaje del libro, que también incluye el auto del juez Luciano Varela contra Garzón, en el que cuenta cómo fuentes judiciales le comentaron que el fiscal del Juzgado número 5 advirtió al magistrado de que no podía hacer lo que se proponía y éste le contestó: “Eso puede servir para otros jueces, pero no para mí; ya lo verás”.

Leguina comentó que la idea del libro se la sugirió la propia editorial a raíz de la polémica suscitada por el artículo “Enterrar a los muertos”, que escribió en “El País”, y que sufrió un “ataque furibundo” de escritores como Almudena Grandes, Javier Cercas y otros autores. Reconoció que le ha salido “un librito polémico”, como de hecho él quiere, que reivindica el pensamiento de una izquierda, la suya, “que no quiere estar a la última de la modernidad sino reclamar las raíces de la izquierda democrática”.

En esa línea, admitió que se ha “tenido que fajar con algunos temas tabús”, es decir, con “cosas que la gente piensa pero no se pueden decir”. Por eso, auguró que le esperan “críticas poco argumentadas, porque esta gente no argumenta, y sobre todo el ninguneo”. “Lo políticamente correcto trata de tomar la posición, como en el baloncesto, y silencia a quien no está de acuerdo”, lamentó.

SÍMBOLOS FRANQUISTAS

Leguina puso de relieve la paradoja de que muchos “antifranquistas sobrevenidos” acudieran al funeral del exsecretario general de CCOO Marcelino Camacho, cuando éste defendió la Ley de Amnistía y la necesidad de “enterrar a nuestros muertos y nuestros rencores”. Criticando el intento de “sustituir la Historia por la memoria”, se mostró en contra de erradicar los símbolos franquistas como el Valle de los Caídos.

Preguntado qué haría con la cruz que el Foro por la Memoria ha propuesto desmantelar, dijo que simplemente “arreglarla, porque está hecha un desastre”. Recordando que es Patrimonio del Estado y que “hay mucho trabajo ahí dentro”, se preguntó: “¿Cómo vas a tirar eso?”

El ex presidente madrileño, quien recordó que durante la Guerra Civil su familia se dividió, porque su padre era de Acción Católica y otro sector era de UGT, afirmó que su pensamiento estaría más cerca del de Manuel Azaña o Gregorio Marañón, recelosos de la deriva revolucionaria de la República, que del de Pasionaria o Durruti.

FOSAS Y JUICIOS

Respecto a la Ley de Memoria Histórica, Leguina dijo que “quiere ser tranquilizadora” y “tiene algunas cosas que están muy bien”, pero la reprochó el ser “innecesaria”, dado que “todos los mecanismos que reabre estaban vigentes”, por ejemplo en el legítimo deseo de los familiares de las víctimas del franquismo de desenterrar a sus muertos.

Además, dijo que el haber confluido en ella muchos impulsos heterogéneos la convirtió en “un camello”, es decir, un caballo deformado, y que el Gobierno apoyó ciertas reivindicaciones porque “le convienen”.

De éstas, criticó el empeño en reabrir la fosa de Federico García Lorca cuando sus familiares se opusieron, y también el de declarar nulos los juicios del franquismo, tratando de convertir en “héroes” a todos los juzgados, cuando “una buena parte” de ellos “eran unos asesinos”.

Así, denostó que los asesinatos “en masa” del bando republicano se pretendan simples “desmanes” que no pudo controlar el Gobierno republicano, pues era imposible que éste no tuviera conocimiento, por ejemplo, de los casi 3.000 inocentes que murieron en Paracuellos del Jarama.

Para Leguina, “la amnistía se hace para echar en el olvido todo eso”, y no es verdad que los crímenes del franquismo estén impunes, ya que “la Historia les ha juzgado muy duramente”. Pero “el movimiento contra la impunidad es una revancha”, y además pretende exonerar a los republicanos de una serie de crímenes que no se justifican por el hecho de que fueran los franquistas quienes iniciaron unilateralmente la guerra.

http://www.diariosigloxxi.com/texto-s/mostrar/5469/memoria-histrica-leguina-opina-que-garzn-prevaric