Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

A un paso del reconocimiento

Maria Del Mar Téllez. Córdoba, | 27 diciembre 2010

Con los “Muros de la Memoria” los familiares recobran la esperanza de que las fosas de los cementerios de Córdoba puedan exhumarse

MARIA DEL MAR Téllez

Con los “Muros de la Memoria” y el reconocimiento a las víctimas de la Guerra Civil y posguerra los familiares recobran la esperanza de que las fosas de los cementerios de Córdoba puedan exhumarse.

Hoy, por fin, se está más cerca de alcanzar el reconocimiento de los fusilados por la represión franquista durante la Guerra Civil y posguerra en Córdoba. Unos sucesos que truncaron la vida de toda una generación, marcada por la derrota y condenada al silencio. Por este reconocimiento lleva más de dos años luchando el Foro Ciudadano para la Recuperación de la Memoria Histórica de Andalucía, esforzándose por una meta que considera que la ciudadanía cordobesa se merece, después de tantos años de olvido y por cuya necesidad tanto hemos insistido al gobierno municipal. Nuestra memoria democrática del siglo XX no puede prescindir del justo homenaje que se merecen todos aquéllos que defendieron con su inocente sangre aquel ideal democrático.

En definitiva, hemos querido buscar en la memoria sin revancha y con curiosidad recuperar la historia de estos ciudadanos y ciudadanas para vivir en paz sin perder más tiempo, sin olvidar que su memoria es nuestra historia y que también es nuestro futuro.

En fecha próxima, el Ayuntamiento de Córdoba tiene previsto inaugurar los “Muros de la Memoria”, unos monumentos que se ubicarán en el cementerio de Nuestra Señora de la Salud y en el de San Rafael con los nombres de los fusilados. Esta relación de víctimas es producto de dos años de trabajo que el Foro ha empleado en su realización y que ha puesto a disposición del Consistorio cordobés a través de la comisión de trabajo que ha nombrado para la ejecución de estos monumentos.

Esta comisión está compuesta por el Foro Ciudadano para la Recuperación de la Memoria Histórica de Andalucía, el Foro por la Memoria y Agora del Pensamiento Social, de manera que hemos podido compartir con estas asociaciones concienciadas con la Memoria Histórica nuestro trabajo. Para realizar esta labor de investigación se ha recurrido tanto a los libros de enterramiento de los cementerios de San Rafael y la Salud como los libros de defunciones del registro civil de Córdoba, así como distinta bibliografía de diversos autores.

Algunas de las conclusiones obtenidas por el trabajo del Foro Ciudadano para la Recuperación de la Memoria Histórica de Andalucía son que el número total de fusilados enterrados en los cementerios de Córdoba antes citados está en torno a los 3.800, de los cuales se conoce el nombre y apellidos de 2.292 víctimas. Cabe destacar que del total de fusilados hay un gran número, en concreto 1.424, que constan en los libros de enterramientos como desconocidos, comúnmente llamados “sacas”, de los que solo se ha reflejado número de víctimas por cada día de fusilamiento. Otros datos significativos es que entre la información recabada se ha podido comprobar que en algunos registros no consta la fecha de fusilamiento y que el número de mujeres supera el centenar.

Se pueden diferenciar dos periodos: durante el periodo de guerra, julio 1936 a abril 1939, las víctimas ascienden a 3.050 fusilados, número que se reduce en los años de la posguerra, mayo 1939 hasta 1945, a 658 víctimas. En cuanto a la procedencia de las víctimas identificadas, 346 eran naturales de Córdoba y 1.173 de la provincia, siendo los restantes de otras provincias andaluzas y del resto de España, así como algunos brigadistas internacionales llegados de Italia y Argentina entre otros lugares.

Desde un decidido espíritu de concordia es como se pueden dignificar estos lugares de la memoria, las denominadas fosas comunes, las cuales si durante más de setenta años fueron un espacio para ocultar y negar la barbarie represora y exterminadora, ahora ha llegado el momento de convertirlas en lo que deben ser realmente: las dignas sepulturas que acojan a aquellos españoles que existieron y creyeron en una España solidaria, próspera y libre; y cuyos monolitos representen el vivo y emocionado recuerdo de todos sus nombres labrados sobre la perdurabilidad histórica que ofrece el material pétreo.

Con todo ello, se da justo cumplimiento al deseo de sus familiares y allegados, honrar de este modo la memoria que aquéllos atesoran y darles un sitio donde reposen los restos mortales enterrados de sus seres queridos con el honor y la dignidad merecidos.

Presidenta del Foro Ciudadano para la Recuperación de la Memoria Histórica de Andalucía

http://www.diariocordoba.com/noticias/noticia.asp?pkid=606452