Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

El pazo de Meirás dejará de ser de los Franco en menos de dos años

Público, 02/12/2010 | 3 diciembre 2010

El concello de Sada, donde se ubica la propiedad, ha iniciado el proceso que le llevará a recuperar la titularidad pública del inmueble

 

PATRICIA CAMPELO Madrid

“Era una aspiración que teníamos desde hace tiempo y que se ha plasmado en una realidad”. María Xosé Carnota, concejala de Urbanismo de Sada, tiene claro que las posibilidades de que el municipio coruñés logre la titularidad pública del Pazo de Meirás han dejado de ser “utópicas” y se cumplirán “en menos de dos años”.

El gobierno municipal aprobó ayer el Plan General de Ordenación Municipal (PGOM) con el que hace oficial su firme intención de “calificar como equipamiento público y espacio libre” tanto las siete hectáreas de terreno como las edificaciones, propiedad de la familia Franco desde 1938. 

De este modo, el pazo dejará de pertenecer a sus actuales poseedores para pasar a ser propiedad del ayuntamiento, que aún no sabe qué uso concreto le dará, pero subraya la importancia de que los ciudadanos “puedan utilizarlo como zona de esparcimiento siempre que quieran”, señala Carnota. Así, se ampliaría el que tiene en la actualidad, ya que, tras su declaración como Bien de Interés Cultural, los Franco están obligados a abrirlo al público cuatro días al mes de forma gratuita.

Los descendientes del dictador recurrieron ante el Supremo esta decisión alegando “importantes gastos de vigilancia y seguro por accidentes” pero el alto tribunal falló en su contra el pasado octubre.

El concello está ahora a la expectativa de que la Xunta le comunique qué cuatro días del mes se abrirá el pazo para las visitas guiadas, dado que, tras la decisión del Supremo, es esa administración la que tiene que obligar a los Franco “a abrir ya su propiedad al pueblo”, puntualiza.

Mientras, el camino que se abre ahora desembocará en un amplio abanico de posibilidades a realizar en el recinto, puesto que será el gobierno local (BNG y PSG), y no los Franco, quien decida los usos públicos del pazo.

Formas de adquisición

La duda surge ahora en el modo de adquirirlo. “No descartamos, por el momento, ninguna de las opciones que contempla la legislación”, aclara la concejala de Urbanismo. Entre estas posibilidades, está la expropiación forzosa a los Franco por decisión de la Xunta, o la firma de un convenio urbanístico o de colaboración con otras administraciones, pero, en todo caso, siempre a través de “la iniciativa y financiación pública”.

“Exploraremos todos los mecanismos para adquirirlo”, garantiza.

Por su parte, la Comisión pola Recuperación da Memoria Histórica da Coruña tiene claro que esta opción no sería la más plausible: “El concello está obligado a hacer lo que pueda, pero comprar un objeto robado al ladrón queda feo”.

pesar de ello, son optimistas y apoyan la iniciativa del consistorio, pero prefieren mantenerse “cautos”, ya que consideran que se trata de un paso “insuficiente”.

“Los Franco deberían devolver lo que es un bien robado”, denuncia Rubén, miembro de la Comisión, quien explica cómo en 1938, el conde de Fenosa, Pedro Barrié de la Maza, obligó a los trabajadores de la comarca “a donar parte de sus salarios para pagar la casa labriega, de la familia Pardo Bazán, que después fueron ampliando a costa de expropiaciones y robos a los vecinos”. “En realidad no era un pazo, así lo denominó el dictador”, añade.

Largo proceso

Incluir la calificación del pazo como “equipamiento público y espacio libre” en el plan de Urbanismo de Sada supone el cimiento para conseguir que la finca y las Torres de Meirás vuelvan a ser del pueblo al que se le arrebató hace más de 70 años. En plena Guerra Civil, los gallegos estuvieron obligados, bajo amenaza de que les señalasen como rojos si no lo hacían (con lo que eso significaba), a pagar el regalo que los franquistas hicieron al dictador para demostrarle la afección a su causa.

María Xosé Carnota está convencida de que lo van a lograr, aunque el proceso que inician a partir de ahora será largo. La concejala cree que a finales de 2012 la propiedad del terreno y de las torres “será del concello” y, por tanto, de todos los ciudadanos.

Desde la Comisión pola Recuperación da Memoria Histórica lanzan un mensaje claro sobre el pazo a los descendientes del dictador: “Por dignidad, que lo devuelvan”.

http://www.publico.es/especiales/memoriapublica/349807/el-pazo-de-meiras-dejara-de-ser-de-los-franco-en-menos-de-dos-anos