Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

Jesús Vicente Aguirre: «Aún me sigo preguntando cómo fue posible que pasara esto»

larioja.com, 23.12.10 | 25 diciembre 2010

El estudio ‘Aquí nunca pasó nada’ presenta su apéndice

 

DIEGO MARÍN A. | LOGROÑO.

Jesús Vicente AguirreInvestigador

La labor social y de protesta de Jesús Vicente Aguirre (Logroño, 1948) comenzó en los años 70 con su grupo Carmen, Jesús e Iñaki y continúa hoy, cuando presenta a las 19.30 horas en el Espacio Fundación Caja Rioja-Santos Ochoa ‘Aquí nunca pasó nada 2’. La Rioja, 1936′, el apéndice a la investigación que en el 2007 publicó sobre la historia de la represión franquista en La Rioja. Editado por Ochoa, con la colaboración del Ayuntamiento de Logroño, UGT y CCOO, este volumen supone el segundo complemento al tomo original, después del catálogo ‘Dibujos para después de una guerra’.

-Lo prometido es deuda. Anunció una segunda parte y aquí está.

-Sí, me comprometí a hacerlo. Estaba seguro de que aparecería más información, que llegaría a quien no pude y también que habría errores que corregir. En este apéndice hay 150 nuevas fotos, treinta nuevos nombres de fusilados en La Rioja… Ya estamos más cerca de nombrar a los 2.000 muertos por la represión franquista que calculamos.

-¿Y le ha vuelto a suceder ahora recibir información después de publicar el nuevo libro?

-También. Ya me han llegado nuevas correcciones, fotografías e información diversa después de publicado este apéndice. Sí, siempre pasa. En este apéndice incluso he quitado, de listas que circulaban hasta entonces, los nombres de personas que realmente no murieron por la represión sino por otras causas.

-Gran parte de esta información le ha llegado de primera mano.

-En este nuevo libro hay una parte titulada ‘El libro ha salido’ con crónicas de las presentaciones. Yo sabía que, cuando saliera el primer libro, iba a haber reacciones. Me han confesado muchas familias que, por primera vez, tras el libro, han hablado de esto en casa. Muchos me han felicitado, me lo han agradecido… realmente, la gente lo vivió. Presentaciones como la primera, en el instituto Sagasta, fueron entrañable, pero también terribles.

-También se habrá encontrado con portazos, ¿no es así?

-Recibo cartas y correos electrónicos casi todos los días con información y reacciones. Solo he tenido un caso fragante: me dijeron, por escrito, algo así como «¿A usted quién le ha dado permiso…?». La carta la incluyo en este apéndice, y también mi respuesta. Otros muchos me han dicho: «Yo no sabía eso…»; como si yo estuviera equivocado… Pero, desde luego, la mayoría agradecen saber de su familia. Ahora conocen cómo murió su abuelo, quién fue, qué fue de él…

-¿Cree que su trabajo ayuda en las exhumaciones de cadáveres como la reciente en La Pedraja (Burgos)?

-En La Rioja partimos de esa terrible pero real ventaja de que sabemos que hay más de 400 personas en La Barranca, otras más de 400 en el cementerio de Logroño… Tenemos conocimiento de buena parte de nuestros muertos. Mientras yo hacía el libro se acometió la exhumación de Viguera, Sajazarra, Fuenmayor… Y ha habido intentos, como el de Hormilla, donde están los tres alcaldes de Santo Domingo de la Calzada bajo una capa de cemento armado inescrutable. Más allá del intento de la exhumación, lo importante es que todos estén de pie en sus fotos. En concreto, en La Pedraja, todo tiene que ver, todo tiene repercusión, pero no es cuestión de ponerse medallas sino de llevar un aliento de solidaridad a las familias. Yo aún me sigo preguntando cómo fue posible que pasara esto entre gente que merendaba junta. Pero la culpa solo la tienen Mola, Franco, Queipo de Llano, Yagüe… los que se levantaron en el 36.

-¿Y por qué prologa ahora el apéndice Paul Preston?

-Tuve la oportunidad de conocer y hablar largo y tendido con Paul Preston, aquí, en Logroño. Le conté que estaba preparando esta segunda parte y se lo propuse. Es un honor. Pero hay muchos otros colaboradores que me han mandado información o, simplemente, me han dado su opinión, como Mirta Núñez, la nieta de Fidel Castro, que también se incluye en este apéndice.

-¿Habrá tercera parte?

-Mi condición de buscador, por gracia o desgracia, no va a acabar nunca. Ya no voy a hacer un tercer libro sobre la represión en La Rioja pero sí habrá otro libro dedicado a los que murieron en el frente.

http://www.larioja.com/v/20101223/cultura/sigo-preguntando-como-posible-20101223.html