Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

La Cámara vasca inicia con voluntad de acuerdo el camino para resarcir a las ‘otras víctimas’

Diario Vasco, 02.12.10 | 3 diciembre 2010

Lasa llama a lograr la «unanimidad» durante la presentación oficial del informe en la Comisión de Derechos Humanos

 

 

J. ARTOLA | SAN SEBASTIÁN.

Los partidos coinciden en unos mínimos pero esgrimen sus discrepancias.

Todos los partidos con representación en la Cámara vasca coincidieron ayer en que el informe sobre las víctimas de motivación política abre una «oportunidad» para trabajar desde el acuerdo y restablecer de forma consensuada medidas de reconocimiento y reparación a este colectivo. Reunidos en la comisión de Derechos Humanos del Parlamento Vasco, lo grupos parlamentarios alcanzaron un acuerdo de mínimos sobre el documento elaborado por el Gobierno Vasco que ayer presentaron de forma oficial. La disposición al consenso no evitó, sin embargo, que todos los grupos, salvo el PSE, expresaran sus discrepancias sobre aspectos concretos del texto como la distinción de periodos distintos o la ausencia de una relación de víctimas.

La base sobre la que se fundamenta el informe ‘Víctimas de vulneraciones de Derechos Humanos y sufrimientos injustos producidos en un contexto de violencia de motivación política’, recogido en 38 folios, se resume en el derecho a la justicia, a la reparación y a la verdad. Unos principios que sustentan ya la política de reconocimiento a las víctimas del terrorismo, y que deben extenderse igualmente a las víctimas de las otras violencias, que son sujeto de este informe. El estudio recuerda, entre otras cuestiones, que el Estado tiene la «obligación de realizar investigaciones eficaces de las violaciones manifiestas de derechos humanos» como modo de cumplir su función de «proteger y garantizar» los derechos humanos de todos los ciudadanos.

Las directoras de Atención a las Víctimas del Terrorismo y de Derechos Humanos del Gobierno Vasco, Maixabel Lasa e Inés Ibáñez de Maeztu, presentaron el contenido de este informe y llamaron a todos los partidos a «tejer complicidades» y «alejarse tanto de los prejuicios como de los maximalismos». El objetivo, expresaron, debe ser siempre el acuerdo político con el fin de lograr un «suelo firme» que permita avanzar en el reconocimiento a estas víctimas . «Queremos, si es posible, la unanimidad. Queremos que en este camino que ahora se abre, todos los partidos, todos ustedes, estén y participen, y pongan la mejor de las intenciones a favor del consenso», manifestaron.

Antes dejaron clara la voluntad del Ejecutivo del PSE de reconocer y reparar el sufrimiento de las víctimas de motivación política al calificarlas como «nuestras víctimas» y asumir que existe una deuda de reconocimiento por parte de las instituciones después de muchos años de «olvido». «Este informe es un primer paso, el inicio del camino para el reconocimiento de una realidad objetiva incontestable», apuntaron.

Los portavoces parlamentarios, a excepción de los socialistas que apelaron a la unanimidad, pusieron encima de la mesa sus críticas a algunos apartados del texto. Los nacionalistas coincidieron en censurar la «tardanza» con la que llega el informe y destacaron que el trabajo que realizó el Gobierno de Ibarretxe sobre la materia fue «más riguroso y mejor». «Este informe adolece de falta de concreción, desaparece la relación de víctimas, echamos de menos medidas concretas y presenta contradicciones», afirmó el parlamentario del PNV Iñigo Iturrate.

Carlos Urquijo, del PP, mostró su desacuerdo «radical» en que en el periodo comprendido entre 1977 y 1985 «se cuestione la actuación de gobiernos legítimos». La portavoz parlamentaria de Aralar, Aintzane Ezenarro, lamentó el «retraso» en la presentación del trabajo, aunque llamó a la «responsabilidad» de los grupos para colaborar y «cerrar el ciclo de reconocimiento a estas víctimas». No obstante, criticó que no se haya investigado de forma «suficiente» el tema de las torturas.

EA criticó la falta de «concreción» del informe sobre el que afirmó que no está «a la altura de la gravedad del tema». EB lamentó la «tardanza» del Gobierno y subrayó la importancia de colaborar a partir del «mínimo común». UPyD destacó que se trata de un trabajo que «mejora el anterior», aunque advirtió de la importancia de no alentar «la teoría de las dos violencias».

http://www.diariovasco.com/v/20101202/politica/camara-inicia-voluntad-acuerdo-20101202.html