Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

¿Y si hacemos como el alcalde y no cumplimos la ley?

Crónica La Roda, 21 de enero | 22 enero 2011

Aroca sigue negándose a cumplir la norma que le obliga a retirar los símbolos fascistas de las calles de La Roda (Albacete)

Mientras la inmensa mayoría de ciudadanos acatan la ley antitabaco aunque a muchos no les gusta, Vicente Aroca sigue negándose a cumplir la norma que le obliga a retirar los símbolos fascistas de las calles de La Roda

Son numerosos los ejemplos que la historia deja de lecciones ciudadanas a políticos mediocres, especialmente a los que suelen renegar de la política y, sin embargo, viven de ella y la convierten en un instrumento al servicio de sus intereses personales. Hay alcaldes, concejales y demás miembros de las camarillas que suelen merodear por las sedes de los partidos que creen que están por encima de la ley; no son servidores públicos, son los amos de un cortijo que hacen a su medida, controlando –claro está- a los que tienen por debajo.

La ley 42/2010 de 30 de diciembre, que prohíbe fumar en todos los espacios públicos cerrados, ha dejado al descubierto dos formas de entender el Estado de Derecho: la que suele tener el ciudadano de a pie y la de esos políticos chuscos que no conocen el significado de la expresión “imperio de la ley”. La gran mayoría de los fumadores, aunque reniegan de esta norma, la están acatando sin problemas y, en aras de una convivencia mejor o por miedo a la sanción, ya no fuman en los bares, discotecas o puertas de los hospitales. A los hosteleros tampoco gusta la Ley, pero prácticamente todos también la están cumpliendo.

Esa actitud, sin embargo, choca con la que mantiene Vicente Aroca y su gobierno, desde la superioridad que da llevar casi un cuarto de siglo en el poder. Si una ley no le gusta, el alcalde de La Roda no la cumple y no pasa nada. Lo hace con impunidad y con una rebeldía bochornosa por el ejemplo que debería de dar y no da. A Aroca, como a otros tantos ultraderechistas que aún añoran tiempos pasados, no le hace ninguna gracia la ley 52/2007, por la que se reconocen y amplían derechos de las víctimas de la Guerra Civil y la dictadura. No le gusta la ley de Memoria Histórica y no la cumple. Se acabó.

¿Se imaginan que fumadores y hosteleros se negaran a cumplir la ley antitabaco aludiendo a un supuesto reglamento –innecesario- que aún no se ha aprobado? Es a lo que parece invitar nuestro alcalde y secuaces porque es, exactamente, lo mismo que hacen ellos, de forma irresponsable, con la ley de Memoria Histórica.

Por cierto, una vez más la realidad vuelve a poner en su lugar a quienes tratan de confundir acerca de este tema. En numerosas ocasiones habrán oído a Vicente Aroca, Constantino Berruga y Sixto González decir que no es necesario cambiar el nombre del parque, porque nadie lo conoce como parque de José Antonio. Es algo en desuso, dicen. Y añaden que llamarlo así son ganas de enredar. La imagen siguiente está tomada esta misma Navidad.

http://cronicalaroda.es/wordpress/archives/7245