Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

450 globos al aire para recordar a más de 30.000 niños robados

El País, | 4 enero 2011

Madres y hermanos de recién nacidos sustraídos en clínicas recuerdan su búsqueda en la puerta del Sol

NATALIA JUNQUERA – Madrid – 04/01/2011

Madres y hermanos de niños sustraídos al nacer durante el franquismo y los primeros años de la democracia han lanzado al aire esta mañana en la puerta del Sol de Madrid 450 globos para recordar su búsqueda. “Quiero que mi padre encuentre a su hija, aunque su hija no le vea como un padre porque han pasado 46 años”, explicaba Mar Soriano, hermana de Beatriz, robada al nacer. En la clínica O’Donell de Madrid a sus padres les dijeron que había muerto de otitis y que no podían verla porque ya la habían enterrado en una fosa común.

Pedro Soto, hermano de una niña robada en 1979, relataba a su lado: “A mi madre le dijeron que había nacido sin pulmones, aunque según la partida de defunción, mi hermana fallecidó 12 horas después. Mi madre siempre decía que se la habían robado, y en casa siempre pensamos que decía aquellas cosas por la frustración de que se le hubiera muerto su hija, hasta que hace cuatro meses conocimos a gente con situaciones parecidas, empezamos a investigar y descubrimos muchas irregularidades”. Pedro asistió recientemente a una reunión con el fiscal de la Audiencia Nacional Javier Zaragoza, quien les dijo que no podía hacer nada por ellos porque el robo de niños no entraba dentro de las competencias del tribunal. “Yo le dije que sí que entraba, como crimen organizado, porque esto duró muchos años y lo hacía una red muy amplia de personas. Era un negocio”, añade.

“A mí me robaron a mi niña a los cuatro días de nacer”, cuenta Paloma Mollat, de 60 años. “La tuve dos horas y media conmigo y se la llevó una monja. Después vinieron a ponerme una inyección. ‘Para que estuviera tranquila’, dijeron, pero yo no estaba nerviosa, yo era la persona más feliz del mundo. Hasta que nos dijeron que había muerto de un paro cardiaco. Aunque el informe que nos dieron después diga que murió por una hemorragia craneal. En mi casa pensaron que me había trastornado por pensar que me la habían quitado. Pesaba tres kilos y medio. No me olvido de ella. Lo único que me reconforta es pensar que se la dieron o la vendieron a gente que le pudo dar una vida buena, una carrera…”

La Plataforma de Niños Robados espera ahora poder reunirse con el ministro de Justicia, Francisco Caamaño, después de que el fiscal Zaragoza les recomendara que acudieran al Gobierno.

http://www.elpais.com/articulo/espana/450/globos/aire/recordar/30000/ninos/robados/elpepuesp/20110104elpepunac_8/Tes?print=1