Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

Cuatro posibles casos de bebés robados en Granada

Ideal, 06.01.11 | 7 enero 2011

El día 21 las asociaciones de afectados presentarán una denuncia ante la Fiscalía General para que investigue el mercadeo de bebés durante el franquismo

C. MORÁN | GRANADA.

La Asociación Nacional de Afectados por Adopciones Irregulares (www.anadir.es) nació para denunciar que, durante el franquismo, hubo desalmados que comerciaron con bebés. Ellos, los ya más de 300 miembros de Anadir, son la prueba de aquel infame mercadeo de seres humanos y han decidido alzar sus voces.

El próximo día 21, en una acción unitaria, los afectados van a presentar una denuncia colectiva ante la Fiscalía General del Estado. «Y a ver qué pasa. Nosotros no tenemos nada que ocultar. Serán otros lo que tengan ese problema», declaró Antonio Barroso, presidente de Anadir. El representante de la Asociación confirma que en ese ‘yo acuso’ comunal habrá, al menos, cuatro casos de ciudadanos de Granada que tienen el barrunto de que fueron bebés robados, que no son quienes siempre habían creído ser. El propio Barroso, vecino de la localidad barcelonesa de Vilanova i la Geltrú, descubrió en 2007, con 38 años, que fue vendido en Zaragoza por 150.000 pesetas, una cantidad que parece que fue pagada a plazos. Se lo dijo su amigo Juan Luis Moreno, que tenía un pasado igual de brumoso y desconcertante que él. Sólo sabían que no sabían nada. Las pruebas de ADN ratificarían después que su pasado había sido una ficción y juntos fundaron Anadir.

Paralelamente, las fiscalías provinciales de Cádiz y Málaga han abierto una serie de investigaciones para aclarar las adopciones ilegales de varios niños que, previamente, habrían sido dados por muertos

La Asociación Nacional de Afectados por Adopciones Irregulares (www.anadir.es) nació para denunciar que, durante el franquismo, hubo desalmados que comerciaron con bebés. Ellos, los ya más de 300 miembros de Anadir, son la prueba de aquel infame mercadeo de seres humanos y han decidido alzar sus voces.

El próximo día 21, en una acción unitaria, los afectados van a presentar una denuncia colectiva ante la Fiscalía General del Estado. «Y a ver qué pasa. Nosotros no tenemos nada que ocultar. Serán otros lo que tengan ese problema», declaró Antonio Barroso, presidente de Anadir. El representante de la Asociación confirma que en ese ‘yo acuso’ comunal habrá, al menos, cuatro casos de ciudadanos de Granada que tienen el barrunto de que fueron bebés robados, que no son quienes siempre habían creído ser. El propio Barroso, vecino de la localidad barcelonesa de Vilanova i la Geltrú, descubrió en 2007, con 38 años, que fue vendido en Zaragoza por 150.000 pesetas, una cantidad que parece que fue pagada a plazos. Se lo dijo su amigo Juan Luis Moreno, que tenía un pasado igual de brumoso y desconcertante que él. Sólo sabían que no sabían nada. Las pruebas de ADN ratificarían después que su pasado había sido una ficción y juntos fundaron Anadir.

Paralelamente, las fiscalías provinciales de Cádiz y Málaga han abierto una serie de investigaciones para aclarar las adopciones ilegales de varios niños que, previamente, habrían sido dados por muertos

http://www.ideal.es/granada/v/20110106/granada/cuatro-posibles-casos-bebes-20110106.html