Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

El Holocausto español

Ideal, | 18 enero 2011

La ministra Trinidad Jiménez viaja al campo nazi de Sachsenhausen para homenajear a los españoles allí fallecidos

ENRIQUE MÜLLER Corresponsal | BERLÍN.

Cuando los soldados soviéticos llegaron a las puertas del campo de concentración de Sachsenhausen, el 22 de abril de 1945, no encontraron resistencia de los fanáticos guardianes nazis y descubrieron que los barracones estaban casi vacíos. A causa de la inminente derrota, el régimen había ordenado evacuar a los prisioneros del campo ubicado a pocos kilómetros de Berlín, para no dejar huellas del crimen cometido.

Pero en la enfermería, los libertadores soviéticos encontraron a varias decenas de enfermos que habían sido abandonados por los verdugos, entre ellos, un español famoso: Francisco Largo Caballero, arrestado por la Gestapo en Francia en 1943 y deportado al campo. Largo Caballero, el más prominente de unos 200 españoles que fueron internados en Sachsenhausen, sobrevivió al infierno en un camastro de aquel botiquín, pero otros 28 compatriotas corrieron peor suerte y perdieron la vida en el campo. Todos ellos combatientes republicanos que habían huido a Francia al acabar la Guerra Civil.

Casi 66 años después de la liberación de Sachsenhausen, la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, visitó ayer el campo en un tardío homenaje a las víctimas españolas de los nazis. En una breve ceremonia en el mismo lugar donde yacen los restos de unos 300 prisioneros, la ministra descubrió una placa oficial que recuerda el capítulo más oscuro y siniestro que vivió Europa en el siglo XX y el sufrimiento de los combatientes españoles internados en este campo.

‘En recuerdo de las víctimas y de los prisioneros españoles del campo de concentración de Sachsenhausen. El Reino de España’, se lee en la placa que desde ayer acompaña a las otras inscripciones colgadas en uno de los muros del siniestro recinto para recordar la nacionalidad de los prisioneros exterminados aquí.

Trinidad Jiménez, que viajó a Berlín para sostener un encuentro con su colega alemán, Guido Westerwelle, pronunció un breve discurso ante una pequeña y simbólica comitiva que reunió a un superviviente, autoridades locales, una representante del Gobierno federal y una vicepresidenta del Parlamento alemán.

«Todos (los prisioneros españoles) fueron enviados aquí porque se negaron a aceptar la tiranía. Ellos opusieron la firmeza de sus principios y el valor de sus ideales», declaró la ministra ante la pequeña comitiva que le acompañó en su visita al campo. «Esos principios y esos ideales mantuvieron viva en esos tiempos oscuros la idea de Europa. Y sobre esos principios se construyó la Europa que hoy vivimos».

Sachsenhausen tiene el dudoso honor de haber sido el primer campo de concentración construido por los nazis y durante años sirvió de modelo donde se entrenaba al personal de otros campos. Entre 1936 y 1945 más de 200.000 personas fueron recluidas en estas instalaciones y la literatura oficial menciona la muerte de «decenas de miles» de prisioneros.

Pero Sachsenhausen siguió funcionando tras acabar la guerra. Sus nuevos propietarios, miembros de los servicios secretos soviéticos, acondicionaron los barracones para albergar a los funcionarios de bajo rango nazis y a los disidentes del nuevo régimen hasta convertirse en el campo más grande en la zona de ocupación soviética. El recinto fue desmantelado en 1950.

http://www.ideal.es/granada/v/20110118/sociedad/holocausto-espanol-20110118.html