Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

“Esto no era una prisión, era un campo de exterminio”

Noticias de Navarra, 24-01-2011 | 25 enero 2011

Entrevista a Willy Meyer eurodiputado de Izquierda Unida en el Fuerte de San Cristóbal

MIGUEL TURULLOLS,

– Lunes, 24 de Mayo de 2010 – PAMPLONA. Willy Meyer (Madrid, 1952), eurodiputado de Izquierda Unida, nunca conoció a su abuelo. Murió cinco años antes de que él naciera, en 1947, a causa de la dura estancia en el Fuerte de San Cristóbal y los trabajos forzados a los que se vio sometido en Badajoz y Cantabria. Su delito: “Defender a la República, al régimen constitucional”.

Su abuelo era alemán, pero aún así decidió luchar por la República.

Efectivamente. Estaba casado con una española y tenía dos hijos nacidos en España. Le tocó vivir la sublevación en Madrid y le dijeron: “Usted no tiene ninguna obligación, pero ¿se quiere movilizar para defender la República?”. Y aceptó

¿Cuándo fue capturado?

Fue capitán en una unidad de material de explosivos, era ingeniero. Cuando Madrid cayó, fue condenado a muerte por “auxiliar a la rebelión”.

¿Por “auxiliar a la rebelión”?

Sí, todavía me sublevo cada vez que leo la cartilla de detención. Él, que luchó por defender al régimen constitucional, es acusado de “auxiliar a la rebelión”. Los sublevados llamando rebeldes a los que en realidad fueron leales.

¿Y fue ejecutado por ese delito?

No. Le permutaron la pena tras un año. En su lugar fue encarcelado en el Fuerte de San Cristóbal y destinado a trabajos forzados, esclavitud, en Badajoz y Cantabria. En 1947, recién obtenida la libertad condicional, murió.

¿Por las condiciones en las que tuvo que vivir?

Sí, fue prácticamente un esclavo en Badajoz y Cantabria. Y el Fuerte no fue mejor. Ayer lo visité y vi la presunta celda de mi abuelo. Fría, sin luz, sin apenas comida… Esto no era una prisión, era un campo de exterminio.

Y como él 795 personas más.

Sí. La democracia tiene una asignatura pendiente y es la reparación moral de todas las personas procesadas en el franquismo, que fueron encarcelados, torturados y fusilados. Hay que seguir luchando para que, por ley, todos los expedientes y cargos de estas personas queden nulos.

De momento, parece que no será así e incluso Garzón ha sido inhabilitado por investigar estos casos.

Es el sinsentido de la Historia. Que los verdugos juzgan a las víctimas.

http://www.noticiasdenavarra.com/2010/05/24/sociedad/navarra/esto-no-era-una-prision-era-un-campo-de-exterminio