Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

La primavera de los años

Francisco González Tejera. Telde Actualidad, 8/01/2011 | 18 enero 2011

¿Qué muertos hubo en el bando franquista en Canarias? ¿Cuántos fascistas fueron tirados a los pozos y simas?

Vamos a romper este silencio, vamos a quebrar la soledad, a decir lo que traigo aquí, lo que vamos a alcanzar.

Bolero para resistir – Pedro Guerra – Taller Canario de Canción

La otra noche en plena pegada de carteles del documental “La Memoria Interior” recalamos en la casa de una pareja de compañer@s de la Asociación “El Drago de Sataute”. Allí en la nocturnidad tibia de este bellísimo pueblo hablamos entre vinos un rato de tiempos pasados y gloriosos, de luchas populares, de los conciertos de Taller Canario en los 80, de todo lo que aconteció bajo las sombras del franquismo en esta tierra masacrada por el yugo y las flechas de una oligarquía sanguinaria.

Nos preguntamos porque en este pueblito del centro de Gran Canaria no se había recuperado hasta ahora la memoria de los asesinados por el franquismo, cuáles eran los motivos de que los represaliados, fusilados y desaparecidos satauteños no hubieran tenido hasta ahora un homenaje, un reconocimiento institucional y ciudadano a la valiosa entrega de su vida por la democracia y la libertad.

Como parte de esa respuesta que se palpaba en el viento como un puñal acabamos hablando de un personaje innombrable, no por miedo sino por puro asco, un asesino en potencia, violador de criadas y miembro de las brigadas del amanecer. Un exterminador de sueños nobles que habitó este pueblo y contribuyó a la masacre franquista contra personas inocentes, simplemente asesinadas por pensar diferente, por no seguirle el juego caciquil del derecho de pernada en sus fabricas y fincas, de explotación en condiciones de esclavitud a miles de obreros y obreras de esta tierra.

Al parecer en estos tiempos algunos que presumen de demócratas y se mueven entre la hipocresía mediática y caciquil de este municipio reniegan de la posibilidad de este homenaje, solo lo aceptarían si este reconocimiento se hiciera uniendo a los muertos de los dos bandos en un monumento imaginario a la “reconciliación”. Una propuesta a todas luces ridícula ya que los nacionales o fascistas ya tuvieron su reconocimiento durante cuarenta años de dictadura, sus calles, sus monumentos, sus misas brazo en alto con el enano dictador bajo palio.

¿Qué muertos hubo en el bando franquista en Canarias? ¿Cuántos fascistas fueron tirados a los pozos y simas? ¿Cuántos falangistas fueron torturados o apaleados hasta la muerte?

Según ellos ni siquiera tenemos derecho a reconocer la lucha de nuestros muertos por la legalidad republicana, pretenden que en un gesto de “buen cristiano” poniendo la otra mejilla juntemos todos los nombres, todas las memorias de cada bando temblando de miedo ante el fascista muerto en algún paraiso fiscal del continente hermano, donde huyó con sus divisas en el mayor montaje jurídico, mediático y político de la historia de este archipiélago.

¿Debemos acaso seguir rindiendo pleitesía a aquellos que asesinaron a lo mejor de nuestro pueblo? ¿Seguir viviendo atemorizados como en la oscuridad del régimen genocida? O de lo contrario rebelarnos y generar un proceso de recuperación de memoria democrático y participativo, un trabajo colectivo que sin fomentar odios y rencores ancestrales recuperé la dignidad y la justicia de las víctimas del franquismo en Sataute.

Esto mismo se ha logrado sin levantar ampollas en Arucas con los sesenta desaparecidos en los pozos del olvido, en San Lorenzo-Tamaraceite con los cinco fusilados, en La Orotava con los cuatro villeros asesinados, en Fuencaliente con sus trece desaparecidos en los pinares palmeros. Homenajes justos en muchos puntos del estado español, donde gracias al trabajo de los familiares y de muchas personas honestas se está recuperando una memoria necesaria y fundamental en nuestras vidas, porque lo que se pretende es que sucesos tan deleznables y terribles no vuelvan a repetirse en la historia de la humanidad.

Rompamos todo este silencio, es necesario para cerrar tantas heridas abiertas, para recuperar la primavera de los años.

Francisco González Tejera es animador sociocultural.

http://www.teldeactualidad.com/noticias_secciones.php?seccion=opinion&id=5661