Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

Las únicas heridas que pueden reabrirse son aquellas que están mal cerradas

Diario Ecolatino, 13 de Enero de 2011 | 15 enero 2011

En diciembre del año 2010 se efectuó en la Universidad de Santiago de Compostela un coloquio Internacional denominado Memoria de Guerra, Reconciliación e Cultura de Paz

Los pasados 13 a 16 de diciembre del año 2010, se efectuó en la sede de la Universidad de Santiago de Compostela (USC), España, un coloquio Internacional denominado Memoria de Guerra, Reconciliación e Cultura de Paz, organizado por el Proyecto “Nomes E Voces” a cargo del Profesor Lourenzo Fernándes.

Dicho encuentro al que tuve oportunidad de asistir en representación de la PDDH, concurrieron destacados historiadores, juristas, científicos sociales etc., pertenecientes a Asociaciones de Víctimas, ONG´s y a acreditados centros de enseñanza superior, tales como las siguientes universidades:  Oporto, Autónoma de Barcelona (UAB), Santiago de Compostela, Zaragoza, Valencia, Oviedo, Extremadura, Pisa, y otras, y en el mismo se examinaron sustantivos temas relacionados con la memoria histórica , el esclarecimiento y la reparación moral y material  a las víctimas.

En el coloquio en mención que se enmarcó en un vasto programa de actividades científicas y culturales que se llevaron a cabo, en Galicia, las tierras más bellas que jamás he visto, en ocasión del LXII aniversario de la aprobación y proclamación de la DUDH, se analizó la experiencia de la dictadura Franquista y las secuelas de la guerra civil española (1936-1939).

Más allá de lo específico y de lo marcante de dichas experiencias, cabe resaltar algunos paralelos históricos con respecto al conflicto armado interno que azotó al país entre 1980-1992.

Para el caso, es indudable, que ciertos sectores propugnan por simplemente “olvidar” los efectos de la guerra; esto se debe a dos tipos de motivaciones, por un lado, estarían lo que quieren olvidar por un mecanismo de defensa de la psiquis colectiva dado que recordar les duele  (víctimas), y otro lado, el sector, que plantea la tesis del   “perdón y olvido” como una estrategia que, ineludiblemente, deriva en la Impunidad (victimarios). Esto último conlleva a una revictimización del colectivo social.

Estudios técnicos debidamente validados de Carlos Martín Beristain, Elizabeth Lira, ECAP y otros, han comprobado que el indebido procesamiento de las experiencias traumáticas de los conflictos sociales impide que se den verdaderos procesos de reencuentro y reconciliación social.

Otras idea-fuerzas que se expusieron en el coloquio Gallego tienen que ver con los siguientes temas: El tratamiento histórico comparativo de las reconciliaciones en el mundo (los pasados incómodos en Europa y América Latina), genocidio, justicia transicional etc.

En ese orden, debe decirse que en España se vive con un nivel de llamativa pasión aquellos aspectos atinentes a las víctimas del Franquismo, para el caso: La identificación de tumbas clandestinas, la exhumación de los supliciados, el exilio, y demás.

Un aspecto vital a considerar en el debate es el  poder que aún ejercen sectores conservadores enquistados en los círculos políticos, eclesiales y de la academia; asimismo, es el grado de animosidad del debate sobre la dictadura 35 años después de desaparecido físicamente el Generalísimo Franco, e incluso, la misma situación de suspensión de labores en la que se encuentra el prominente Magistrado de la Audiencia Nacional Baltazar Garzón,  por impulsar una investigación judicial sobre esta temática.

En ocasión del próximo XIX aniversario de los entendimientos refundacionales de Chapultepec alcanzado entre el FMNL y el GOES en enero de 1992, y pese a la previsible parálisis temáticas que generan los años pre electorales,  se abre un periodo idóneo para el tratamiento de temas que como por ejemplo, el derecho fundamental a la verdad influyen decisivamente en la vida social y en los procesos de construcción democrática. Temas que pese a lo complejo y difícil deben ser asumidos.

Como PDDH en este 2011 que apenas comienza, reafirmamos nuestro profunda interés por que las diversas fuerzas políticas y sociales de la sociedad salvadoreña retomen  con sentido de ética histórica, lo que tiene que ver con esos tres grandes déficit del Estado salvadoreño y de la sociedad en su conjunto como son: la búsqueda de la verdad, la justicia a las víctimas del conflicto interno de los ochenta y los procesos de reparación a su favor.

La verdad como derecho humano fundamental del individuo y de las sociedades (El Consejo de Derechos Humanos de la ONU recién estableció el 24/3 como día internacional de ese derecho) guarda un sentido didáctico y un efecto liberador (tal como lo postula inclusive el mismo texto bíblico); la justicia ese derecho, valor y principio esencial que permite la autentica restauración del tejido social dañado por la impunidad (Theo Van Boven, Joianet) y la reparación, finalmente, que para ser integral debe comprender no sólo lo jurídico y social sino que, debe incluir compensación por el daño moral.

En suma, el Coloquio internacional organizado por el Proyecto “Nomes E Voces” nos permite recordar el valor sustancial de aproximarse a temas sensibles y la necesidad de no postergar debates que aunque ciertamente dolorosos son impostergables más aún que las víctimas tanto en España, Guatemala, Argentina, Chile y El Salvador no piden venganza, pero tampoco quieren ser olvidadas y por ello, la único que demandan es su reconocimiento, su dignificación y las certezas que los hechos en su contra no se volverán a repetir jamás.

*Procurador Adjunto para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH)

http://www.diariocolatino.com/es/20110113/opiniones/88389/