Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

“Me transmite mucho más Marcos Ana que cualquier político”

Público.es, | 21 enero 2011

‘Público.es’ estrena en exclusiva el documental ‘Dorando las olas’, del grupo castellano manchego, Yeska

PATRICIA CAMPELO Madrid 21/01/2011

‘Público.es’ estrena en exclusiva el documental ‘Dorando las olas’, un homenaje del grupo castellano manchego, Yeska, al poeta antifranquista

Marcos Ana, poeta y militante antifranquista, lucha con la palabra contra la injusticia que le llevó, como a tantos otros, a dar con sus huesos en la cárcel por motivos políticos. Tras ser detenido cuando tenía 19 años, no volvió a la libertad, “a la vida” como dice él, hasta noviembre de 1961. Fueron 23 años que lo convierten en el recluso que más tiempo permaneció en cárceles de la dictadura. Ayer, el poeta comunista alcanzaba los 91 y recibió un homenaje singular.

Los jóvenes integrantes del grupo Yeska le han rendido un tributo para agradecerle el ejemplo de lucha pacífica que encarna. Tienen 23 años, los mismos que Fernando Macarro Castillo (el alias de Marcos Ana es un homenaje a sus padres) pasó encarcelado.

El homenaje reviste forma de canción: Dorando las olas (Zoombidos films), un single del que se desprende la profusa admiración que sienten los jóvenes hacia el veterano poeta y que forma parte del documental con el mismo nombre que hoy estrena Público.es.

Estos jóvenes, curtidos en el rock nacional y con un disco editado, tienen muy presente la importancia de adquirir un compromiso social con el que llegar a sus coetáneos: “Queremos contribuir a hacer memoria las veces que haga falta”, declara Antonio Abengoza (voz y guitara). “Muchos jóvenes de hoy en día no creen en los políticos porque no dicen nada. Por eso es importante fijarse en gente como Marcos Ana, que con sus ideales transmite mucho más”.

La canción pretende recordar uno de los episodios más oscuros de la historia reciente, como fue la vida en las cárceles franquistas. “Hay mucha ignorancia en gente de mi edad pero también en los mayores, incluso en aquellos que defienden una determinada ideología sin conocer la tragedia por la que pasaron los que perdieron la Guerra”, aclara Antonio.

Ni venganza ni rencor

El poeta comunista habla en el documental de su presidio con el sosiego que le da carecer por completo de rencor. Esta circunstancia es la que más ha calado entre los integrantes del grupo de Herencia (Ciudad Real), a quienes incluso les cuesta entenderlo:  “Es complicado definir a una persona que pasó lo que pasó y que no guarde rencor”, indica Jesús, batería y hermano de Antonio. “Siento admiración por él”, remarca.

Para Marcos Ana la venganza no es un ideal político ni un “fin revolucionario” y deja claro que su marca es la distinción. “Somos diferentes”,  y para ilustrarlo evoca un episodio de su vida en prisión, cuando durante un interrogatorio un guardia le interpeló: “Vosotros, ¿por qué cojones lucháis?”; la respuesta: “Por una sociedad donde a usted no le puedan hacer lo que me está haciendo ahora a mi”.

Por lo que lucha hoy en día el merecedor de la Medalla al Mérito en el Trabajo en 2010 es “porque salga el sol y caliente a todos por igual”, confiesa Marcos Ana a la vez que pone en evidencia la falta de “memoria histórica de los vencidos”, como consecuencia de la herencia que dejó la Transición. “Hay libertad, pero si no va ligada con la justicia es un fracaso. La transición dejó pendientes muchas cosas”.

Para Julio A. Gallego (bajo y coros) el poeta “es un ejemplo a seguir”; “como el de otras tantas víctimas del franquismo”, razona.

La letra del homenaje

La esencia del rock como música de revolución y de lucha unida a la poesía da como resultado “letras sencillas que llegan a más gente”, considera Antonio. La clave, en palabras del productor, Fernando Madina, reside en que se ha compuesto “desde el corazón”.

“Rompías el silencio en servilletas pintadas”. Yeska conoce bien la historia de Marcos Ana. La música les condujo al personaje y también por la música descubrieron a la persona. “Escuché unos versos de Marcos Ana en una canción de Extremoduro -Caballero Andante, de Rock Transgresivo -y a partir de ahí comencé a preguntar y a leer”. La información que recabó la voz de Yeska le llevó a casa del protagonista. “Le llamé para decirle que iba a escribirle una canción y que quería saber más de su vida”.

“Que quede claro que estos son hechos reales”, arengan con aplomo desde otro de los versos del homenaje. Antonio ya conoce la historia trágica de la Guerra y la dictadura gracias a su familia y su pasión por la lectura —los planes oficiales de enseñanza nada le mostraron al respecto—. Por ello, cree importante destacar la autenticidad de la historia que narran en la canción.

“Quiero reflejar lo que se vivió en las cárceles con aquellos que no tenían culpa de nada más que de pensar”.  También por ello recuerdan el nombre de Ana Faucha, la mujer que cruzó España a pie hasta el penal de Valdenoceda (Burgos) para visitar a su hijo allí preso, y murió a las puertas de la cárcel sin llegar a verle.

n general, los versos se desencadenan entre su particular poesía y la militancia en derechos humanos. “La juventud respira todos tus colores. Aguante de lobo sediento de hambre. Libre como el árbol, que tanto dibujaste”. Un arrebato lírico que no se puede entender sin el acercamiento que Yeska ha experimentado hacia la poesía del autor de Decidme cómo es un árbol. Memoria de la prisión y la vida (Umbriel).

“Espero que luchéis, como él”, reclama Javier Rubio (guitarra) para despedirse.

La canción

Dorando las olas, a tu temperatura

hablan de una estrella que aún no tiene figura

mirando hacia el suelo, apagas un cigarrillo

Esta noche en la trena huele duro a castigo

Ha caído una saca cuando empezaba el día

Las suelas separan a los muertos de los vivos

La diferencia, no la marca el físico

Yo creo que a tí te conocí en Porlier

Y yo en el puerto de Alicante

Ya no me acuerdo… la última vez

Creo que intentabas escaparte

Rompías el silencio en servilletas pintadas

Y la musa no solo se tocaba

Recuerda amigo que el percal está muy duro

El respeto al verde siempre le quita orgullo

Que quede claro que estos son hechos reales

La juventud respira todos tus colores

Aguante de lobo sediento de hambre

Libre como el árbol que tanto dibujaste

Yo creo que a tí te conocí en Porlier

Traigo recuerdos de Ana Faucha

Ya no me acuerdo… la última vez

Creo que intentabas suicidarte

Yo creo que a tí te conocí en Porlier

Y yo en el puerto de Alicante

Toda tu vida fue una lucha fiel

Y sobre todo… aguantaste

http://www.publico.es/especiales/memoriapublica/356904/me-transmite-mucho-mas-marcos-ana-que-cualquier-politico