Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

Tres familias de Castellón denuncian el robo de sus hijos en el franquismo

El Periódico del Mediterráneo, | 25 enero 2011

Este jueves presentarán ante la Fiscalía General del Estado las pruebas para que se abra una investigación

25/01/2011 ELENA AGUILAR

261 CASOS DE ‘NIÑOS ROBADOS’ DE TODO EL PAÍS LLEGAN ESTA SEMANA A LOS TRIBUNALES.

Los bebés fueron dados por muertos nada más nacer y vendidos a otros hogares por unas 150.000 pesetas.

La mayoría de las víctimas ha descubierto, años después, que fueron arrancados de los brazos de su madre y vendidos a otras familias.

El próximo jueves 261 familias españolas presentarán ante la Fiscalía General del Estado una denuncia sin precedentes: a todas les robaron a sus hijos hace entre 40 y 60 años. Muertes falsas de bebés, documentos falsificados, entierros amañados… una trama de la que en Castellón fueron víctimas tres familias, aunque podría haber muchísimas más.

El abogado valenciano Enrique Vila, que asesora legalmente a la Asociación nacional de afectados por adopciones irregulares (Anadir), ha confirmado a Mediterráneo que de los casos que se denunciarán ante la Fiscalía, doce pertenecen a la Comunitat. Siete son de Valencia, tres de Castellón y dos de Alicante. “Aquí no están todos lo que son. Seguro que hay más ya que calculamos que en toda España podrían haberse producido 300.000”, asegura.

A las tres familias de Castellón que el jueves acudirán ante Cándido Conde-Pumpido les une una historia muy similar. Personas que 40 ó 50 años después han descubierto que no son quienes pensaban que eran, ciudadanos que buscan a sus hermanos dados por muertos nada más nacer. “De los tres casos tenemos la autorización por escrito y todas las pruebas y documentación necesaria para que se abra una investigación”, cuenta el letrado Vila.

Pero, ¿cómo actuaba la trama? Aunque cada caso es distinto, hay un modus operandi que se repite. Anadir está segura que durante las décadas de los 50, 60 y 70 se produjeron en todo el país robos organizados de niños recién nacidos y adopciones irregulares: tramas que contaban con médicos, matronas, monjas y funcionarios como ejecutores. Muchas mujeres embarazadas recibieron en la maternidad la noticia de que su bebé había nacido muerto. A algunas les dijeron que el niños había nacido sin pulmones. A otras que había fallecido ahogado con el cordón umbilical… Pero era mentira. Los bebés eran luego vendidos a familias pudientes que pagaban por ellos cantidades que oscilaban entre las 150.000 y las 200.000 pesetas. Las partidas de nacimiento eran falsificadas y los entierros, ficticios. Anadir denuncia que hay clínicas, médicos y matronas que amasaron una importante fortuna gracias a las adopciones irregulares.

¿DELITOS PRESCRITOS? // Pero no solamente las familias son quienes denuncian que les robaron a sus hijos o hermanos. Hay niños, hoy adultos, que quieren conocer su origen auténtico después de haber descubierto que les hurtaron su identidad. Ahora acuden al ministerio público porque quieren explicaciones y localizar a sus verdaderos padres.

Pero el ardid legal tendrá que superar un gran escollo, que los delitos hallan prescrito, el muro contra el que chocaron alguno de los casos de Tarragona. Vila piensa que se puede conseguir. “Tengo muy claro que los delitos no han prescrito y que la Justicia los puede perseguir por ser permanente, ya que los hijos robados siguen inscritos como hijos falsos y persiste el delito de quienes les inscribieron”, argumenta. H

http://www.elperiodicomediterraneo.com/noticias/noticia.asp?pkid=632444