Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos, Videos de Memoria Histórica

Un documental rescata del olvido el papel de las mujeres de presos en el Franquismo

Diario del Alto Aragón, | 10 enero 2011

Los oscenses Irene Abad, Eva Abad y Pablo Gracia son los autores del proyecto

ALBA AGUILÓN 10/01/2011

HUESCA.- “Fuimos mujeres de preso” es un documental de realizadores oscenses que explora la situación que vivieron miles de mujeres en España desde 1936 y hasta 1977 con el fin de definir y visibilizar su papel real en las puertas de las prisiones franquistas. Se trata de un largometraje que no sólo muestra a las mujeres como víctimas de la represión, sino también como protagonistas activas contra la dictadura, un papel que ha sido relegado a un segundo plano por la historiografía.

Los cámaras Eva Abad y Pablo Gracia y la historiadora Irene Abad son los autores de este audiovisual, en el que las propias mujeres de preso toman el protagonismo al contar su experiencia en primera persona.

“Hablan de las redes de solidaridad que tejieron entre ellas, de cómo fueron víctimas de la represión franquista, de las muchas miserias que tuvieron que pasar, y de cómo a partir de la detención de sus maridos, muchas empiezan a tomar conciencia de su implicación política”, relata Irene Abad, quien ha llevado el peso de la documentación y se ha encargado de establecer los contactos.

Fue a partir de su tesis, leída en 2007 y que versa precisamente sobre esta temática, cuando se planteó realizar un documental con el objetivo de llegar a un público más amplio. El siguiente paso fue proponérselo a Eva Abad y Pablo Gracia, directores del documental “El sueño de la tierra”, que accedieron encantados. Irene Abad destaca que los tres han compartido todo el trabajo, lo que ha derivado en un resultado más enriquecido.

ESTRUCTURA Y ENTREVISTAS

La historiadora explica que para el proyecto seleccionó a las mujeres más significativas que aparecen en su tesis y desarrollaron la estructura a partir de varias protagonistas y otros testimonios más breves. Entre las mujeres principales se encuentran la oscense Carmen Casas que actualmente vive en Tarragona, las zaragozanas Esperanza Martínez y Maruja Cazcarra, Rosalía Sánchez, de Sant Joan Despí (Barcelona), Josefina Samper, madrileña y viuda de Marcelino Camacho, y un grupo de cinco mujeres de Las Palmas de Gran Canaria.

Por otro lado, Carmen Rodríguez, viuda del dirigente comunista Simón Sánchez Montero, la barcelonesa Lola Domínguez y Vicenta García, de Monzón, son los testimonios que completan y enriquecen el audiovisual. “Son historias muy dulces y agradables de escuchar, pues son mujeres fuertes que tienen las ideas y los recuerdos muy claros y los saben transmitir. La única pena que te queda al terminar de verlo es que te gustaría saber un poco más de cada una de ellas”, resalta la realizadora.

Durante más de tres años, Irene Abad, Eva Abad y Pablo Gracia han filmado por escenarios de todo el territorio nacional, aunque subrayan que Huesca representa un enclave fundamental en el proyecto.

“El documental parte de una conferencia que impartió Carmen Casas en el Instituto Sierra de Guara, y a partir de ahí se van entrelazando el resto de intervenciones. Al final, volvemos a Huesca para mostrar un momento muy especial, que es cuando los alumnos le dan las gracias a Carmen por la historia que les ha contado, y ella les responde: “Lo único que espero es que vosotras no tengáis que vivir lo mismo””.

OBJETIVOS

A través de este documental, el equipo de oscenses pretende dar a conocer cuál fue la otra historia de las cárceles franquistas. “Cuando hablamos de víctimas, nos suelen venir a la mente presos o fusilados, pero nos olvidamos de que detrás de esta represión directa hubo muchísima más víctimas”.

Abad comenta que no hay preso político que no reconozca la labor “importantísima” que desempeñaron estas mujeres para que ellos sobrevivieran a las pésimas condiciones de las cárceles. “El simple hecho de escribirles, llevarles comida o saber que estaban luchando por ellos, les hacía sentir que no estaban solos”, señala, y destaca que, dentro de las limitaciones del Franquismo, estas mujeres se esforzaron por emprender mecanismos de condena a la dictadura e hicieron todo lo posible para lograr la libertad de sus maridos. “No queremos que se recuerde sólo el ejemplo de la mujer como víctima, sino también el de la mujer luchadora”.

Los tres aseguran estar muy orgullosos del resultado, entre otras cosas porque han conseguido sacarlo adelante “dignamente” a pesar de las dificultades económicas. “Creemos que a la gente le va a gustar, porque además de transmitir un relato bien contado, se puede aprender de él. Lo que realmente nos interesa es que se conozca la historia, más que nuestro trabajo, ya que ha permanecido silenciada mucho tiempo”, concluye.

http://www.diariodelaltoaragon.es/NoticiasDetalle.aspx?Id=667080