Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

Un leonés se suma a la denuncia colectiva por robo de bebés durante el franquismo

La Crónica, | 3 enero 2011

En toda España son más de 270 los casos registrados, que ya han constituido una asociación

David Rubio / León

Un leonés se ha sumado a la demanda colectiva, promovida por Anadir (Asociación Nacional de Afectados por Adopciones Irregulares), sobre el robo de bebés durante el franquismo. En toda España son algo más de 270 los casos de los que ya tiene constancia la mencionada asociación, que el próximo 27 de enero presentará una demanda en la Fiscalía General del Estado con el objetivo de que se investiguen todos los casos posibles, uno de los cuales tiene como escenario la provincia de León, aunque el leonés que firmará la mencionada denuncia, que se presentará públicamente en rueda de prensa en Getafe (Madrid) a finales del mes de enero, antes de llevar los documentos oficiales a la Fiscalía, prefiere mantenerse en el anonimato.

La asociación Anadir nació en febrero de 2010 y desde entonces ya ha contacto con 270 personas repartidas por toda España que se han sumado a su denuncia. “Y muchas más que irán apareciendo por el camino ahora que el caso ha empezado a aparecer en la prensa y cuando presentemos la denuncia en la Fiscalía”, asegura el presidente y fundador de Anadir, Antonio Barroso Berrocal.El objetivo de la asociación es “ayudar a personas adoptadas ilegalmente o irregularmente y para aquellos padres que en su día cuando fueron a dar a luz les dijeron en el hospital que su hijo había fallecido y sospechan que no es cierto. No solo fuimos robados, también fuimos vendidos al mejor postor. Debemos ser capaces de expresar lo que sentimos y denunciar los hechos ocurridos”, rezan las bases de Anadir. “Procuraremos la recuperación de la verdad de su origen y raíces, de la dignidad que les es debida y de la justicia que les corresponde y que deben recibir las personas que fueron entregadas mediante adopciones irregulares a familias distintas de la suya propia”.

¿Muerte en el parto?

Curas, monjas, matronas, enterradores, médicos y funcionariosfueron los ejecutores de estos delitos, que en la mayoría de los casos comenzaban con el anuncio a los padres de que el bebé había fallecido durante el parto o bien en algún tipo de incidencia durante el embarazo. Los bebés terminaban en familias pudientes y las tramas que se llegaron a crear podían organizar entierros ficticios y sellas partidas de nacimientos falsificadas.

Antonio Barroso, catalán de Vilanova y la Geltrú, presidente de Anadir, fue el primero en denunciar estos tipo de delito cuando el padre de un amigo, en el lecho de muerte, le confesó que su padre y él les habían comprado por unos cien miel pesetas en Zaragoza. A continuación, Barroso se hizo las pruebas de ADN. A continuación, denunció a su propia madre, a los directores de una clínica zaragozana ya desaparecida y del Hospital Miguel Servet y a una monja. De este modo, él ha experimentado mejor que nadie el cambio de la conciencia social: antes lo normal era ocultar a un hijo que había sido adoptado o se hablaba del tema una vez en la vida, pero “ahora sabemos que la cuestión de ser adoptado volverá a surgir, de forma consciente o inconsciente en diversos momentos del crecimiento y de desarrollo del adoptado ilegalmente”. Con la presentación de la denuncia en la Fiscalía, Anadir espera que vayan surgiendo cada vez más casos entre españoles que ahora mismo tienen entres 30 y 50 años.

http://www.la-cronica.net/2011/01/02/leon/un-leones-se-suma-a-la-denuncia-colectiva-por-robo-de-bebes-durante-el-franquismo-109547.htm