Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

Zombis

Rafael Torres. Diario Siglo XXI, 24-01-2011 | 25 enero 2011

Se nos intentó convencer de que el franquismo estaba bien muerto, pero no estaba muerto, que no, que estaba tomando cañas

Se nos intentó convencer de que el franquismo estaba bien muerto, pero no estaba muerto, que no, que estaba tomando cañas. Murió momentáneamente, sí, pero por un misterioso azar, o no tan misterioso, resucitó, y así, ataviado con las galas de difunto y malcosido por una autopsia apenas ensayada, con los ojos colgando y la boca descarnada, deambula hoy por ahí con sus andares tolilis, su inclinación al canibalismo y su agresividad como de otro mundo. Debió ser no la Ley de la Memoria Histórica, sino el clamor ciudadano que la precedió en demanda de la verdad escamoteada, el que devolvió el fiambre a la vida, o sea, a amargarnos otra vez la vida, y por aquí anda, aterrorizando al niño que llevamos dentro y al adulto que nunca nos permitió ser.

Sobre la estela de una obra maestra del cine, “La noche de los muertos vivientes”, la cinta que rodó el 1968 George A. Romero en blanco y negro, 35 mm., y con un equipo de entusiastas y talentosos aficionados, ha llegado a la televisión la serie “The walking dead”, que, pese a su infantilismo o gracias a él, ha cosechado un éxito notable. ¿Cómo no, si se trata de un asunto tan acandente? Sin ir más lejos, el Consell Juridic Consultiu de la Generalidad Valenciana, afecto a la administración de Camps, ha resuelto que no hace falta quitar los símbolos franquistas que aún esmaltan, por no decir que empuercan, la ciudad de Valencia, pues, según él, no representan recordatorio ni exaltación de la tiranía, sino que pertenecen, como si dijéramos, al género del mobiliario histórico, de tanto ornato para la ciudad. Y la gallina del escudo franquista ya se estilaba, vienen a decir, en el Renacimiento.

Zombis. Esas legendarias e inquietantes criaturas devueltas a la vida, pero sin seso ni corazón, sólo movidas por un apetito extraordinario de congéneres vivos, regresan, y al parecer, según los sondeos, más ternes que nunca. Y denunciando, qué paradoja más absurda, la cultura de la muerte.

http://www.diariosigloxxi.com/texto-ep/mostrar/20110124151619/-zombis