Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

¡Por la Memoria histórica, con Verdad y Justicia!

Dra. Cecilia Guerrero. El Esquiú.com, 24/03/2011 | 25 marzo 2011

Aquel 24 de marzo de 1976 se instauraba en el país una dictadura sangrienta que se adueñó arbitrariamente de la vida, libertad y patrimonio de miles de argentinos

Jueves, 24 de Marzo de 2011

Al señor director de diario El Esquiú.com:

Al cumplirse 35 años del comienzo de la noche más negra de la historia contemporánea argentina, consideramos un deber formular algunas reflexiones que contribuyan al ejercicio efectivo de la memoria, en aras de la verdad y la justicia.

Aquel 24 de marzo de 1976 se instauraba en el país una dictadura sangrienta que, además de violentar el orden constitucional, se adueñó arbitrariamente de la vida, libertad y patrimonio de miles de argentinos. Los jóvenes, estudiantes, intelectuales, trabajadores y militantes sociales y políticos, fueron las víctimas principales de aquel genocidio, por medio del cual se avasallaron los más elementales derechos humanos, y se hizo de la desaparición forzada de personas y de la tortura, una metodología constante y perversa de actuación del Estado.

La instauración de centros clandestinos de detención, los vuelos de la muerte, la sustitución de identidad de menores nacidos en cautiverio y su entrega ilegítima a apropiadores, completaron la terrorífica tarea para someter al país y a su gente a los intereses foráneos, en la sistemática implementación de políticas neoliberales que sumieron a la población en el hambre, la miseria y en una situación de absoluta indefensión, con el quiebre de la industria nacional y la consiguiente pérdida de fuentes de trabajo.-

La represión ideológica fue una constante en aquellos años, consumada además con el vaciamiento cultural de la educación pública, que se alejara de las necesidades del Pueblo y formara a las nuevas generaciones en un individualismo a ultranza, contrario a los valores solidarios y comprometidos que siempre albergaran los corazones argentinos.-

Todos conocemos sobre la responsabilidad que les cupo a las Fuerzas Armadas en el sistema represivo implementado. Los juicios a los represores impulsados por los organismos de Derechos Humanos con el apoyo incondicional del Gobierno del Dr. Néstor Kirchner, terminaron definitivamente con el manto de impunidad y olvido con que se había intentado tapar tan horrendos crímenes de lesa humanidad.-

Sin embargo, aun queda pendiente una gran deuda con la historia y las nuevas generaciones: la determinación y castigo de la responsabilidad de los miembros de la sociedad civil que fueron cómplices principales y secundarios de aquella dictadura.

Los militares no gobernaron en soledad. Lejos de ello, contaron con la participación activa de numerosos civiles que ocuparon cargos públicos en el Estado Nacional, Provincial y Municipal, y muchos de los cuales -aun hoy- siguen caminando libremente por las calles de Catamarca y del país, reciclados en la etapa democrática como dirigentes políticos, empresariales o sociales.-

Por eso entendemos, a treinta y cinco años del golpe, que las heridas abiertas por la dictadura sólo podrán cerrarse cuando se haga Justicia plena, alcanzando el juicio y condena también a los personeros civiles del genocidio, cómplices -por acción u omisión- de las violaciones a los derechos humanos y facilitadores de la persecución y represión del Pueblo Argentino.- Y para aquellos que ya no están en este mundo, la condena social, a través del olvido y el desprecio con que paga el Pueblo, para quienes se fueron por la senda de la ambición y de los intereses bastardos.

¡Por la Memoria histórica, con Verdad y Justicia!

Dra. Cecilia Guerrero

http://www.elesquiu.com/notas/2011/3/24/testimonios-193390.asp