Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

Campo de Gibraltar: Dignificar el olvido

EuropaSur, 20.03.2011 | 21 marzo 2011

La comarca suma 491 víctimas documentadas en 23 puntos de enterramiento colectivo

La Junta elabora un mapa de fosas comunes de la Guerra Civil ·

A. R. / ALGECIRAS | ACTUALIZADO

Evitar el olvido y dignificar la memoria de las víctimas de la Guerra Civil y la posguerra. La Consejería de Gobernación y Justicia de la Junta de Andalucía ha elaborado un mapa de fosas comunes en Andalucía dentro de las acciones contempladas en la Ley de Memoria Histórica con el fin de documentar el lugar de enterramiento de cientos de personas durante el más reciente conflicto armado de la historia de España.

Un importante y laborioso trabajo de campo ha permitido identificar y confirmar hasta 614 sepulcros comunes donde yacen, aproximadamente, unas 47.000 víctimas en toda Andalucía. La provincia de Cádiz suma 100 enterramientos de este tipo con un total de 3.021 víctimas, de las que 491 se localizan en el Campo de Gibraltar sobre 23 localizaciones.

La investigación ha permitido identificar cada fosa, localizarla, describir sus características, realizar un relato histórico sobre las circunstancias de su apertura, estimar el número de víctimas y enumerar las actuaciones de exhumación conocidas. Todos los datos han sido revisados por un comité técnico de coordinación formado por investigadores de todas las universidades públicas de Andalucía. Además se han contrastado con fotografías aéreas y mapas topográficos del Instituto Cartográfico de Andalucía.

No son todas las fosas comunes de la región, pero la labor investigadora aporta una garantía de autenticidad de la información sobre cada punto estudiado con el fin de que pueda ser utilizada por investigadores, historiadores o como recurso didáctico.

De las 491 víctimas localizadas en el Campo de Gibraltar, 95 están enterradas en lugares donde se han realizado acciones de reconocimiento, por lo general la instalación de una lápida. En el caso de otras 12 víctimas, en Tarifa y Jimena, los restos mortales fueron exhumados entre 1978 y 1980 para recibir nuevamente sepultura con las condiciones de dignidad requeridas, en todos los casos por la intervención de familiares.

En Algeciras los investigadores sólo han podido certificar la existencia de una fosa, ubicada en el cementerio viejo, donde yacen 14 personas. La falta de información y registros dificultan la labor de obtención de una cifra aproximada del total de víctimas de la guerra en la ciudad cabecera de la comarca. De hecho, la ficha de los investigadores recoge que según el Registro Civil y hasta la terminación de la Guerra Civil, aparecen 131 personas donde la causa de su muerte consta como lesiones (fusilados) y algunos heridos por armas de fuego, de los cuales un 70% era de Algeciras. Por supuesto, la cifra es mucho mayor pero no hay constancia documental ni testimonio oral como el que permitió identificar la fosa algecireña, una mujer -entonces una niña- que contó con sus pasos las dimensiones de la oquedad cuando estaba abierta.

La Línea es otro de los municipios donde sólo consta una fosa, también en su cementerio, con un total de 200 víctimas inhumadas. La ciudad estaba a punto de comenzar su Velada el 18 de julio de 1936. Según el Registro Civil, los muertos por choque con la fuerza pública y heridos por arma de fuego son 52, pero en el libro de inhumaciones del cementerio y de registros diarios viene un número mucho mayor, aunque la mayoría sin nombre hasta 148. En total, la estimación de los investigadores eleva la cifra hasta los dos centenares.

Jimena aporta tres tumbas al registro, de las que una, ubicada en una cuneta, fue exhumada en 1980 por familiares. La de mayor tamaño (20 víctimas) está en el propio camposanto local.

Castellar cuenta con dos fosas documentadas, una en el cementerio y otra en una finca junto a La Almoraima, con 18 y 8 víctimas, respectivamente. La primera de ellas se abrió en febrero de 1937, cuando se produjeron fusilamientos de personas que habían participado en el frente en Málaga, ya que las tropas anarquistas entregaron Castellar en los primeros días de la contienda. La fosa de la dehesa El Olivar se ubica junto a un antiguo horno de carbón y hubo planes para la recuperación de los restos en octubre de 2006 que no se han ejecutado.

Sí hubo exhumaciones en Tarifa, municipio que alberga cinco enterramientos comunales, el mayor (90 víctimas) en el cementerio y donde una lápida recuerda desde 2006 a los fusilados. Otras dos fosas, con 8 personas, fueron exhumadas en 1978 mientras que en otro punto de enterramiento dentro del camposanto se instaló una lápida para honrar a 5 personas en 1995. La última fosa está en la Isla de las Palomas (3 víctimas).

Una situación que contrasta con San Roque, donde no se han realizado exhumaciones y donde incluso varias fosas han sido tapadas por instalaciones deportivas. El cementerio acoge hasta cuatro de las diez fosas sanroqueñas, siendo la más numerosa una con un centenar de restos mortales.

En Los Barrios, el antiguo cementerio acoge una fosa donde no es posible cuantificar el número de enterrados. Según las fuentes, oscila entre 13 y 136 personas. Hoy, el lugar del antiguo cementerio está ocupado por un parque cargado de historia. Un recinto donde en plena posguerra se plantaban rosas sobre el punto de enterramiento. Un reprimido homenaje que ahora sí puede realizarse.

http://www.europasur.es/article/comarca/931341/dignificar/olvido.html