Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

Chiclana: «Llevamos toda la vida queriendo recuperar los restos de mi abuelo»

La Voz Digital, 10.03.11 | 11 marzo 2011

Familiares de varios fusilados en la Guerra Civil asisten emocionados a la apertura de la fosa común del cementerio

JESÚS ARAGÓN | CHICLANA.

Corría el verano de 1936. A punto de estallar la contienda fratricida que se conocería en los libros de historia para siempre como la Guerra Civil española, Diego Rodríguez Barbosa lideraba uno de los movimientos sindicales de Chiclana que más incomodaban a los falangistas. Su cabeza tenía precio. Anarcosindicalista, maestro, escritor y articulista en la prensa libertaria de la época, este chiclanero nacido en 1882 fue asesinado «por defender los derechos de los trabajadores» según su nieta, María del Carmen Morano, que ayer en Chiclana contenía la emoción.

El patio de San Julio del cementerio San Juan Bautista de Chiclana es el escenario donde su familia ha tenido durante años depositadas las ilusiones de encontrar los restos mortales de su patriarca.

«Mi madre siempre estuvo traumatizada por no saber dónde descansaba el cadáver de su padre, y durante toda su vida habló de este lugar. Nos encantaría que aparecieran sus restos para dejarlo con sus compañeros, o llegado el caso, llevarlo con sus padres a descansar para siempre», explicaba la nieta de Diego Rodríguez Barbosa.

El caso de éste ejemplifica a la perfección lo que sucedió en aquella convulsa época. Detenido y encarcelado en el penal de El Puerto de Santa María con los demás miembros del comité local y provincial de la CNT en 1923, allí tuvo tiempo para escribir algunas de sus novelas, como ‘Desahuciados’, ‘Pastora y bohemios’ o ‘La hija del sepulturero’. Pocos años después, las crónicas de la época cuentan el cruel ensañamiento que sus asesinos aplicaron a su muerte, que también según los papeles se habría producido a unos siete kilómetros de la ciudad, en el Arroyo del Sotillo, un 22 de agosto de 1936.

En la actualidad, casi 75 años después de aquello, sus familiares buscan la justicia que supone, al menos, tener sus restos en un lugar localizado y honrar su memoria. Su nieta estuvo presente ayer en el inicio de las catas para localizar la fosa común a la que presuntamente fueron trasladados tanto los cuerpos sin vida de Rodríguez Barbosa como de otra treintena de fusilados en aquellos años en Chiclana.

La familia cuenta con el beneplácito del Ayuntamiento y de la Junta de Andalucía, y se ha unido a la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Chiclana en las gestiones previas.

Las excavaciones podrían traer al presente imágenes y sentimientos encontrados. Así lo resumía María del Carmen Morano. «La verdad es que estamos muy nerviosos. Mi abuelo fue una persona muy comprometida y estaba en el punto de mira. Con su muerte se quiso dar ejemplo y atemorizar a los suyos. Llevamos años queriendo encontrarlo», aseguraba.

Los trabajos en la fosa común del patio de San Julio del cementerio chiclanero serán, a su juicio, «muy dolorosos», pero «necesarios». La actuación a pie de campo podría dilatarse durante varias semanas. Según explicaron ayer los profesionales, se trabajará sobre varios puntos del San Juan Bautista, en los que se cree por documentación de la época o los testimonios heredados de los familiares que podrían estar enterrados los chiclaneros fusilados durante la Guerra Civil. La técnica utilizada será la clásica de cuadrícula. En el caso de que se localice la fosa, el siguiente paso será proceder a su delimitación y, posteriormente se cuestionará a las familias para dar un paso más y proceder a una posible exhumación.

Desde la Asociación de la Memoria Histórica de Chiclana, su secretaria, Isabel Canto, destacó ayer a este medio la «satisfacción» del colectivo por el inicio de los trabajos de búsqueda de los restos de los fusilados. «Estamos intentando aclarar esta parte de la historia de Chiclana y recuperar la dignidad de estas personas muchos años después», explica. Los trabajos del equipo de arqueólogos en el camposanto chiclanero están sufragados por la Junta de Andalucía. En unos días se conocerá si dan los resultados esperados por las familias.

http://www.lavozdigital.es/cadiz/v/20110310/chiclana/llevamos-toda-vida-queriendo-20110310.html