Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

Córdoba borra los últimos vestigios del franquismo

El País, | 1 marzo 2011

La ciudad eliminará al menos tres monumentos que exaltan la dictadura

M. J. ALBERT – Córdoba – 01/03/2011

La Ley de Memoria Histórica ha borrado de las calles y plazas de España los vestigios de cuatro décadas de dictadura franquista. Placas, estatuas, nombres y símbolos, supervivientes en democracia de aquel periodo, se han retirado.

La Ley de Memoria Histórica ha borrado de las calles y plazas de España los vestigios de cuatro décadas de dictadura franquista. Placas, estatuas, nombres y símbolos, supervivientes en democracia de aquel periodo, se han retirado. El último caso ha sido la caída de una decena de nombres de generales golpistas con los que se habían bautizado a otros tantos acuartelamientos y dependencias del Ejército. Pero a pesar de los esfuerzos por eliminar los vestigios del franquismo en vías y edificios públicos, todavía puede uno toparse con ellos. Solo en Córdoba es posible encontrar tres ejemplos.

En una de las principales avenidas de la ciudad, medio escondida por los árboles y junto a la Subdelegación del Gobierno, sigue levantándose la Cruz a los Caídos, erigida en tiempos del dictador para honrar a los combatientes del llamado bando nacional que murieron en la Guerra Civil. En noviembre de 2008, cuando ya estaba en vigor la ley, la Subdelegación se percató de que a sus puertas existía esta mole de piedra con inscripciones que aclaraban su naturaleza franquista.

“La Secretaría General de la Subdelegación se dirigió a la Unidad de Patrimonio de la Delegación de Economía y Hacienda y a la Abogacía del Estado para que, en primer lugar, se nos dijera cuál era el organismo propietario de este monolito, y en segundo lugar si su presencia podría contravenir la ley”, señalan fuentes de la Subdelegación.

“Una vez recibidos ambos informes, y confirmado que la presencia en este monumento de un águila preconstitucional es contraria a la ley, se retiró este símbolo, y se hizo desaparecer una inscripción en números romanos con las cifras 1936-1939 [período de la Guerra Civil]”, prosiguen las mismas fuentes oficiales.

Finalmente, “en febrero de 2010, la Subdirección General de Patrimonio de la Administración Periférica informó de que la comisión técnica de expertos de la Ley de la Memoria Histórica acordó que el monolito, por carecer de simbología o mención alguna al franquismo, podía ser conservado in situ”. Y ahí sigue la cruz. Pintada por los grafiteros y con su iconografía más explícita arrancada. Pero en pie.

La que sí parece tener sus días contados es el águila que todavía luce en la fachada del antiguo Rectorado de la Universidad de Córdoba, con la leyenda “Una, Grande y Libre”. Varios operarios han tomado ya medidas de la placa. Consultado por este hecho, un portavoz confirmó que dicho escudo de la dictadura, el cual ha estado custodiando a profesores y alumnos durante décadas, está a punto de desaparecer.

Técnicamente, la universidad no la va a retirar, sino que piensa taparlo con una obra de albañilería. De la misma manera que hizo el pasado mes de julio la oficina de Correos de la calle Cruz Conde, ocultando el águila tras dos bloques de piedra del mismo color y material que la fachada de este edificio de 1945. El Ayuntamiento ha aprovechado las obras de peatonalización de esa misma calle para hacer desaparecer varias alcantarillas en las que todavía estaban presentes los símbolos de la dictadura, informan fuentes municipales.

Mientras, el Consistorio sigue a la espera de contactar con los propietarios de una gran vivienda del centro de Córdoba que luce en su fachada una placa en memoria de un represor franquista de Córdoba durante la guerra. “En esta casa vivió el general, dos veces laureado, José Enrique Varela e Iglesias, en los días de su mando militar en Córdoba y su vigilante defensa de la ciudad amenazada por el enemigo en septiembre de 1936”. Varela es citado en el libro 1936: el genocidio franquista en Córdoba, del historiador Francisco Moreno Gómez, como responsable de numerosos fusilamientos de prisioneros republicanos al inicio de la contienda.

La Gerencia Municipal de Urbanismo afirma que se ha puesto en contacto con los responsables de la propiedad para que retiren la placa. Los dueños de la vivienda, sita en el barrio de El Realejo, no han respondido todavía a dicha demanda, por lo que fuentes de la Gerencia anuncian que “en cuestión de semanas” se tomarán medidas para hacer cumplir la Ley de Memoria Histórica.

http://www.elpais.com/articulo/andalucia/Cordoba/borra/ultimos/vestigios/franquismo/elpepiespand/20110301elpand_9/Tes