Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

Historia de una luchadora

La Voz de Asturias, | 16 marzo 2011

Carmen Marrón sufrió represión franquista durante décadas por ayudar a los más desfavorecidos

16/03/2011 JAIME MARCOS LADA (LANGREO)

La Marrona cumplió ayer 91 años rodeada de su familia y satisfecha de su vida a pesar de que ha sido muy dura, “porque he luchado todo lo que pude y con eso me siento bien”. Carmen Marrón, una histórica comunista que ya no milita, “aunque sigo siendo la misma”, lleva casi toda su vida defendiendo los derechos de los más desfavorecidos y tuvo un especial protagonismo durante la Guerra Civil, cuando ayudó a los fugaos en los montes del centro de la región después de que matasen a su padre y a su hermano mayor ante el cementerio de Lada. Entonces tenía 16 años y recuerda cómo quemaron su casa, con ella y sus cinco hermanos dentro. Su madre había fallecido poco antes. Ahora Langreo, a través de un acuerdo plenario le otorgará una calle en Lada.

“Un día, tras morir mi madre, todos dormíamos en la casa de El Pandu de Lada cuando oímos un disparo en la puerta. Nos levantamos y salimos a la calle donde nos encontramos con gente con armas”. Era el año 1936 y los agresores buscaban al padre de Carmen y a su hermano mayor, de 22 años “que saltaron por la ventana y escaparon. La casa la quemaron para hacerlos salir”. En la calle la hija de Marrón tuvo que ir a vivir con una tía que vivía en el cercano pueblo de Santianes, “que era de derechas y que había hecho matar un cerdo”. La joven Carmen se ocupó de sisar algún chorizo que otro “y se los llevaba a mi padre y mi hermano que se escondían por el día en un pozo bajo tierra”. Así transcurrieron siete meses, ”y cuando los encontraron los fusilaron en el muro del cementerio”. Carmen Marrón reconoce que,“durante estos siete meses, recé todos los días, porque mi madre era católica y pensé que podía ayudar a mi padre y a mi hermano, pero cuando vi a Franco, quien los había mandado matar a ellos y a miles más, bajo palio y rodeado de obispos y curas, me convencí de que eso no era bueno”. Poco después decidió afiliarse al PCE, “donde permanecí hasta que sufrimos algunas grandes desilusiones. Pero que quede claro que yo sigo siendo la misma”.

Carmen Marrón sufrió cárcel y palizas. El año 1962 fue clave en la lucha de los mineros que mantuvieron una huelga de meses. “Fue entonces cuando Horacio Fernández Inguanzo me pidió que fuera a Francia para traer dinero para los huelguistas”. El cometido del PCE lo realizó con éxito “y traje 300 pesetas para cada familia, porque si entonces Inguanzo me pidiese tirarse al río me tiraba. Después me desilusionó”.

Más tarde La Marrona participó en los encierros llevados a cabo en la catedral de Oviedo, “para denunciar que a los creadores de CCOO los habían encerrado en la prisión de Burgos en condiciones infrahumanas”. De aquella época recuerda que “el arzobispo Tarancón se interesó por el problema y fue a Burgos para ver que era verdad lo que decíamos”. Entonces era responsable de propaganda y del reparto de Mundo Obrero.

“Contactaba con el enlace en el parque San Francisco llevando un ejemplar de La Voz de Asturias”. Carmen salió del PCE en el congreso de Perlora del año 1977, junto con otros compañeros, entre ellos Vicente Álvarez Areces, “un gran luchador que me enseño a leer en un sótano de Oviedo”. Ahora recita uno de los muchos poemas que ha elaborado, y que fiel a su criterio, dice: “Más quisiera ser gallina que el raposu me comiera que ver gobernar a Aznar, Rajoy y la Botella, que yo lucho por la paz, y ellos dicen sí a la guerra.

http://www.lavozdeasturias.es/asturias/cuencas/Historia-luchadora_0_445155533.html