Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

“La tarea de recuperar memoria sirve para reforzar la democracia”

Público, 01/03/2011 | 2 marzo 2011

El forense Francisco Etxeberria inaugura una muestra de imágenes que ilustran el trabajo de los arqueólogos, técnicos y voluntarios en las fosas del franquismo

PATRICIA CAMPELO Madrid

“El alcalde de Fontanosas (Cuidad Real) recibió una carta anónima que le señalaba el lugar de una fosa común del franquismo. El firmante aseguraba ser un integrante del pelotón de fusilamiento que dio muerte a varios civiles inocentes”.

Esta es una de las historias que hasta el 15 de marzo se podrán escuchar en la exposición itinerante Exhumando fosas recuperando dignidades, una muestra que, tras visitar varias ciudades, acaba de recalar en Getafe y en la que se realizarán talleres paralelos con testimonios directos de víctimas de la dictadura. (Ver fotogalería).

El acto inaugural ha contado con una visita guiada por el forense y profesor de la Universidad del País Vasco, Francisco Etxeberria, quien ha incidido en la necesidad de que los jóvenes tomen conciencia de las vulneraciones de derechos humanos.

“La democracia se construye todos los días”, ha señalado, para explicar que la tarea de recuperar la memoria histórica que se hace en España sirve para construir democracia “reforzando unos determinados valores”.

En ese punto, se ha detenido a subrayar el carácter actual de su trabajo. “No tratamos de revisar la historia; hablamos de sentimientos y de recuerdos que nos llevan a la verdad, es decir, a la fosa”. “La memoria histórica no persigue reconstruir la historia sino hablar del presente sin buscar venganzas”, sostiene Etxeberria.

Los elementos de interés humano afloran cuando el equipo de investigadores pregunta a los familiares. Un interés que, según indica el forense y profesor de la UPV, han demostrado multitud de estudiantes y voluntarios que han llegado hasta la universidad del País Vasco para colaborar con el equipo de Ciencias Aranzadi, el grupo que dirige Etxeberria y que ha identificado a más de 5.000 personas rescatadas de fosas comunes.

Reencuentros esperados

La muestra, organizada por la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, la conforman una treintena de fotografías tomadas a pie de fosa y en los laboratorios donde se realizan los trabajos de identificación. Cada imagen congela una historia de reencuentro y de derechos reparados. “Verdad, justicia y reparación son las patas sobre las que se asientan los derechos humanos”, observó Etxeberria , una materia que a su juicio “debería tratarse en la Universidad”.

“Para esto sirven exposiciones como ésta”, indicó el forense galardonado con la Medalla al Mérito Ciudadano 2011 de San Sebastián, quien añadió cómo las personas que visitan una fosa común de víctimas de la dictadura “acaban entendiendo muchas cosas”.

El epicentro de la exposición es una fotografía a tamaño real del enterramiento ilegal de La Andaya (Burgos), donde se encontraron los restos de 85 personas fusiladas en el verano de 1936. Alrededor de esta imagen, conviven otras tantas que cuentan historias como la de Teresa, la primera viuda de un fusilado que el equipo Aranzadi conoció visitando la fosa de su esposo. “No hablamos de relatos tan lejanos en el tiempo”, afirmó Etxeberria.

Otras imágenes ilustran todo el proceso de exhumación: desde la prospección del terreno con el georadar, que analiza irregularidades del subsuelo, a la excavación y extracción de los huesos. La serie de fotografías se completa con el trabajo de los técnicos en el laboratorio y con la ceremonia de entrega de restos del ser querido a sus familiares. Un emotivo homenaje final con el que muchos logran cerrar sus heridas.

La exposición, que ya ha visitado lugares como Ponferrada, San Sebastián, Ansoáin, Miraflores de la Sierra y Álava, podrá verse hasta el 15 de marzo en el campus de Getafe de la Universidad Carlos III de Madrid.

http://www.publico.es/especiales/memoriapublica/363914/la-tarea-de-recuperar-memoria-sirve-para-reforzar-la-democracia