Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

Rafael Reig: «No podemos perdonarlo todo y olvidar»

SUR.es, 17.03.11 | 17 marzo 2011

El escritor asturiano desgrana en el Aula de Cultura de SUR las claves de la novela con la que ha ganado el último Premio Tusquets

MARINA MARTÍNEZ mmartinez@diariosur.es | MÁLAGA.

Quería hacer algo comparable a ‘Guerra y paz’, ‘El Quijote’ o ‘La Iliada’. Y con la ambición de ser Tolstoi o Galdós empezó Rafael Reig a ordenar su «visión del mundo» con una maquinaria interna muy clara, y a la vez muy compleja: una reflexión histórica, política y personal envuelta en forma de novela policiaca y vertebrada a través de las Eurocopas de fútbol. Nada menos que cien años hilados por la historia de la familia Gamazo. Pero en el fondo, no es más que un «llamamiento a la insurrección y a la recuperación de la libertad». Eso es ‘Todo está perdonado’, la novela con la que Reig ganaba el último Premio Tusquets y que ayer desmenuzaba en el Centro Andaluz de las Letras dentro de la programación que organiza conjuntamente con el Aula de Cultura de SUR.

Un encuentro con los lectores conducido por el colaborador de SUR Mario Virgilio Montañez y en el que no faltó ni un minuto el buen humor ni la ironía. Sin perder de vista el mensaje de Reig: «No podemos perdonarlo todo y olvidar, tenemos que hacer memoria». Se refería a una parte esencial de su novela, ese trasfondo histórico que comprende dos restauraciones borbónicas y que desemboca en la Transición. Unos años que Reig pone «en entredicho» en una historia que deja entrever la «cobardía» que tuvo la izquierda. «Confort a cambio de ideología», resumió Reig, convencido de que hoy la izquierda sigue pensando en la «transformación social», pero «está en las catacumbas». Y es que, a juicio del autor, se perdió la oportunidad de un cambio. Como recordó, los herederos del franquismo fueron los que ocuparon el poder en la dictadura y la democracia. «Consiguieron ganar la guerra y luego lograron que sus hijos ganaran la paz», advirtió poniendo ejemplos como los de Samaranch -del que, dijo, «es difícil encontrar una foto en la que no tenga el brazo en alto»- o Martín Villa -que «no se ha bajado del coche oficial desde que tenía 14 años»-.

El poder de las familias

Porque está de acuerdo Reig en aquello que decía Cánovas: «En España mandan las mismas doscientas familias». Y en ‘Todo está perdonado’ lo escenifica en los Gamazo, que, de generación en generación, «han ido haciendo negocio tanto en el franquismo como en la Transición». Pero en toda esa trama da vida el asturiano a una chacha un tanto especial, Charo, el personaje «más hondo» de cuantos ha escrito. No está ahí puesta al azar, ella es la única que tiene «conciencia de clase».

Al fin y al cabo, Rafael Reig buscaba con esta novela animar a la acción. Por un lado, porque considera que el pueblo ha sido «expulsado» de esa «liturgia que celebramos cada cuatro años» y, por otro, porque cree que hay que unirse. En su opinión, «el bienestar, o es para todos, o no vale para nada». Así de claro. Lo que no ve tan claro es que toda esa «especie de elegía» con la que ha ganado el Tusquets haya conseguido equipararse a ‘Guerra y paz’ o a ‘La Iliada’. De lo que no tiene duda es de que es una novela «antibiótica»: «Hay que leerla entera para que haga efecto».

http://www.diariosur.es/v/20110317/cultura/rafael-reig-podemos-perdonarlo-20110317.html