Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

San Cristóbal, la huida más multitudinaria de la historia de Europa

ABC.es, | 18 marzo 2011

La novela de Carmen Domingo, «La fuga», basada en hechos reales, cuenta cómo 795 presos republicanos se escaparon de este fuerte durante la Guerra Civil

EFE / PAMPLONA

Día 18/03/2011 –

La escrita barcelonesa Carmen Domingo ha publicado la obra «La fuga» (Ediciones B), en la que relata de forma novelada los detalles de la huida de la prisión de San Cristóbal que tuvo lugar el 22 de mayo de 1938 y que fue la más multitudinaria de la historia de Europa.

En esta «surrealista» fuga, comentó Domingo a Efe, 2.500 presos republicanos tuvieron la oportunidad de huir ese día de la prisión, pero la mayoría no se atrevieron a salir del fuerte y, de los 795 que sí se fugaron, sólo tres lograron escapar y los demás murieron o fueron apresados.

Domingo, especialista en el período desde la II República hasta la posguerra, aseguró que, a pesar de ser uno de los hechos más destacados de la época de la Guerra Civil, es también uno de los más desconocidos: «Si pones un autobús para ir al campo de concentración de Mauthausen para ver lo mal que lo pasaban, se llena, pero no para venir a Pamplona a ver el monte Ezkaba, y las situaciones eran prácticamente las mismas».

Una «fuga por hambre»

Las personas encarceladas en el fuerte, ha afirmado, eran presos ideológicos, del PCE, del PSOE o nacionalistas vascos, entre otros, pero en realidad «fue una fuga por hambre». Los presos de San Cristóbal «se morían literalmente de hambre», ha subrayado Domingo, quien ha indicado que esas condiciones se daban «con la connivencia de los cargos que estaban allí», ya que, «cuando acaba la fuga y juzgan a los que se habían escapado, casualmente y por sorpresa también juzgan al director y al administrador porque se habían quedado el dinero de la comida de los presos».

Sin embargo, ha declarado, a pesar de la gravedad de lo ocurrido, se trata de un hecho muy poco conocido, en primer lugar porque «en España en general, salvo los grandes acontecimientos, todo es bastante desconocido a nivel de memoria histórica y sólo ahora estamos empezando a bucear». Además, ha dicho Domingo, que ha presentado hoy su obra en Pamplona, «como oficialmente en esta zona no hubo Guerra Civil y siempre ha estado gobernando la extrema derecha, cuanto menos se contara, menos se investigara y menos se facilitara la investigación, más fácil era que no trascendieran los hechos».

En ese sentido, ha aseverado que pondría «la mano en el fuego» por que «el 80 % de las fortunas de este país son las mismas de los años treinta, de los años cuarenta, de los años cincuenta y del 2010. Y toda esa gente en algún momento seguro que ha hecho algo que no le gustaría nada que saliera».

Divulgación histórica «desde la ficción»

Domingo, licenciada en Filología Hispánica en la Universidad de Barcelona, ha explicado que optó por el género de la novela para contar la fuga de San Cristóbal porque «es más fácil hacer divulgación histórica desde la ficción, sin separarse de la realidad» y porque de esta forma ha podido dirigirse a un público más amplio.

La escritora barcelonesa, colaboradora de varios medios de comunicación, ha estructurado la novela en tres días -el anterior a la fuga, el de la huida y el posterior a la misma- y en algunos momentos, cuando la historia se acelera, narra los acontecimientos hora a hora. «Todo es real. Los nombres son reales de forma específica, porque yo quería hacer un homenaje voluntario a los que estaban presos en el fuerte. La forma que yo tengo, sin conocer a la gente, de hacerles un homenaje, es mantener sus nombres, para que la gente los conozca, aunque las historias personales son ficticias en su mayoría», resaltó Domingo.

De los tres presos que lograron huir, de uno no se ha vuelto a saber nada y, de los otros dos, «uno acabó en México y el otro, Jobino Fernández, llegó a Francia y desde allí regresó a España para volver a colaborar con el ejército de la República».

Domingo decidió acabar la novela con un pasaje protagonizado por Jobino Fernández como un homenaje a todos los presos de San Cristóbal y porque la suya fue «una historia muy bonita», aseguró. Acerca del destino que debería darse al Fuerte de San Cristóbal, la escrita considera que, en respeto a los presos, se tendría que habilitar en el mismo un museo de la memoria y evitar darle un uso más «frívolo». «Puedes frivolizar con lo que hicieron los romanos si quieres, pero no puedes hacerlo con gente que todavía está viva y que además no ha tenido su resarcimiento», ha apuntado.

http://www.abc.es/20110317/archivo/abci-fuga-cristobal-carmen-domingo-201103171201.html