Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos, Federación Foros por la Memoria, Noticias

Segovia: La crueldad del franquismo

El Norte de Castilla, 26.04.11 | 26 abril 2011

El historiador Santiago Vega Sombría presenta un nuevo libro sobre la violencia del régimen

 

CARLOS ÁLVARO | SEGOVIA.

El próximo viernes el historiador Santiago Vega Sombría (Calabazas, Segovia, 1964), presenta un nuevo libro, ‘La política del miedo’ (Crítica), sobre el papel que la represión jugó durante el franquismo. Un documento que supone un paso más en el estudio de los mecanismos que la dictadura empleó, una vez acabada la guerra civil, para controlar o erradicar a los adversarios y perpetuarse en el poder. La presentación, abierta a todo el público, tendrá lugar a las 19:30 horas en la sala Ex.Presa 2 (antigua cárcel).

«Toda dictadura necesita de la aplicación de métodos violentos para mantenerse en el poder, pero en el caso franquista, su puesta en práctica supuso mucho más que una mera herramienta -asegura Vega Sombría-. La represión, uno de los elementos fundamentales del régimen, fue de tal envergadura que constituyó la base misma del sistema, durante toda la dictadura. Es cierto que a partir de los años sesenta no fue tan extensa ni exhaustiva como durante la guerra y la posguerra, pero es preciso recordar que también hubo fusilamientos el 27 de septiembre de 1975, cuando el dictador estaba enfermo de muerte».

En palabras del autor, la violencia ejercida contra todos los españoles que simpatizaban con las ideas amparadas por la democracia republicana (liberalismo, socialismo, comunismo, anarquismo y nacionalismos periféricos) está estrechamente ligada a las falsedades que durante décadas se han vertido contra la II República y su obra. «Cuanto más culpable se declaraba oficialmente que había sido el régimen democrático, más justificado quedaba el golpe de Estado del 18 de julio de 1936 y más ‘necesariamente’ dura era la represión contra los que defendían aquel sistema». De esta manera, el régimen emprendió dos caminos, casi de manera paralela: por un lado, el exterminio de los adversarios, y por otro, la eliminación de las ideas e instituciones que consideraban nocivas para España.

El caso de Ángel Costa

El historiador enriquece su obra con historias personales que a nadie dejan indiferente. Ángel Costa era un joven maestro destinado en Fuentesoto (Segovia). Como estaba afiliado al sindicato Trabajadores de la Enseñanza, en plena guerra civil le quitaron su puesto de trabajo (al igual que a su esposa, pese a que ella no estaba afiliada). El matrimonio, que tenía dos niños pequeños, vivió de la caridad de los vecinos hasta que, asesorado por un militar, el exmaestro se alistó de voluntario en el ejército de Franco, papel que soportó con paciencia hasta que le encomendaron vigilar a unos presos republicanos. Costa se rebeló y le dijo a un superior que no podía hacerlo porque los detenidos no eran delincuentes, sino personas que habían ejercido sus derechos políticos y sindicales. Como lo arrestaron, el joven estalló alegando que él compartía las mismas ideas que los presos. Por supuesto, fue procesado y condenado a treinta años. Pasó por las prisiones de Córdoba y Segovia y acabó perdiendo el juicio. Murió muchos años después en el psiquiátrico provincial.

Otro libro imprescindible.

http://www.nortecastilla.es/v/20110426/segovia/crueldad-franquismo-20110426.html