Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

Un museo de París expone la historia de un ciudadano de Escúzar (Granada)

Ideal, 05.04.11 | 10 abril 2011

Francia rememora en una exposición la retirada republicana centrada en la vida de un granadino, soldado y preso en un campo de concentración

JOSÉ R. VILLALBA | GRANADA .

Francisco Castillo Guerrero nació y vivió en Escúzar hasta los 22 años. La brutal Guerra Civil española lo atrapó bien ataviado de fuertes convicciones morales y como tantos otros jóvenes granadinos de 1936 cogió las armas para alzarse contra la revuelta fascista. Participó en unidades especiales cuyo cometido era sabotear las comunicaciones en zona azul.

Balas, hambre y mucha miseria fueron las aliadas de este hombre de Escúzar, que vivió episodios tan trágicos como la evacuación de miles de personas y material de guerra de la zona republicana por la carretera de Málaga a Almería. «Los barcos de guerra franquistas bombardeaban y ametrallaban sin reparo, de día y de noche, a menos de doscientos metros de distancia de la multitud de gente que marchaba huyendo por la carretera; las masacres y horrores que yo vi, no he podido borrarlos nunca de la memoria, pude comprobar que el objetivo de la sublevación fascista fue exterminar sin piedad para mantener su poder». Son las palabras de Francisco Castillo, recogidas en un documento que legó antes de fallecer en 1997.

Su padre y uno de sus nueve hermanos fueron encarcelados en Granada, por su pasado republicano, después de la Guerra Civil. Las tropas de Franco les requisaron todo lo ganado con el esfuerzo y sudor de muchos años: 20 fanegas de tierra arrendada, 150 ovejas. A su madre le negaban el trabajo y la amenazaban con la posible ejecución de su hijo y marido en la cárcel.

Francisco Castillo huyó a Francia en 1939, tres años después ingresó en la Resistencia francesa participando en distintas operaciones contra los nazis. La Gestapo lo mandó al campo de concentración de Neuengamme, cerca de Hamburgo, uno de los más duros, y de donde solo regresaron el 40% de los 2.000 internados. Cuando salió del campo de exterminio pesaba 36 kilos. Después se instaló en Lyon, donde conoció a la que sería su mujer Gloria Abad Salvador, una barcelonesa de padres almerienses. Sus hijos heredaron «una especie de nostalgia» de España y una familia «que no conocíamos».

Serge Castillo, uno de los hijos de Francisco, así como Gloria, su hermana pintora, Ana la hija también pintora, Pablo escultor, Clement videoartista, Jéreme, François y Raphael, igualmente artistas, fueron invitados a montar una exposición en París sobre la retirada española, centrada en la historia de este matrimonio formado por Francisco Castillo Guerrero y Gloria Abad. La muestra, ubicada en el Museo Jean Moulin de la capital francesa, fue inaugurada por la segunda teniente de alcalde de París, Anne Hidalgo, y permanecerá abierta hasta finales de junio. Todo un homenaje a esos 450.000 españoles que pasaron los Pirineos huyendo del horror de la guerra.

http://www.ideal.es/granada/v/20110405/provincia/paris-acoge-parte-historia-20110405.html