Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Caso Mauthausen, Noticias

Demjanjuk declarado culpable en Munich de participar en la matanza de 27.900 judíos en Sobibor

Varios Medios, | 12 mayo 2011

La Audiencia Nacional lo reclamó en enero por el asesinato de republicanos españoles

 

Información completa sobre el Caso Mautahusen en:

http://www.foroporlamemoria.info/seccion/caso-mauthausen/

http://www.foroporlamemoria.info/seccion.php?id_seccion=9

 

 

EFE / EL PAÍS – Berlín – 12/05/2011

Declarado culpable el nazi Demjanjuk por participar en la matanza de judíos en Sobibor

El criminal de guerra, de 91 años, ha sido juzgado por participar en la masacre de los 27.900 judíos que se estima que murieron en el campo de exterminio polaco en 1943

El criminal de guerra John Demjanjuk ha sido declarado culpable por su complicidad en el asesinato de los 27.900 judíos que se estima que murieron en el campo de exterminio nazi de Sobibor (Polonia) en 1943, en el que trabajó como guardia voluntario. El juicio contra Demjanjuk, de 91 años y origen ucraniano, comenzó en 2009 en Alemania. Antes del juicio, residía en EE UU, desde donde fue deportado en mayo de 2009 a petición de Alemania.

La fiscalía, como la acusación particular, se basaba en la hoja de servicios con el número 1.393, que cita a Demjanjuk fue uno de los 120 guardianes voluntarios de Sobibor, donde sirvió entre marzo y septiembre de 1943, año en que se desmanteló el campo.

Demjanjuk admitió en el juicio que colaboró en otros campos de exterminio, pero negó en todo momento que hubiera estado en Sobibor, a cuyo frente, según la acusación, hubo entre 20 y 30 miembros de las SS alemanas y entre 100 y 150 antiguos prisioneros de guerra soviéticos (como es su caso). Además, la defensa ha sostenido la falsedad de la hoja de servicios presentada por la fiscalía, amparándose en un informe del FBI de 1.985 que cuestionaba su autenticidad, y ha recordado que durante el año y medio que ha durado el juicio la fiscalía no ha podido presentar ni un solo testigo que pudiera identificar a Demjanjuk.

El día del inicio del juicio, Demjanjuk acudió en una silla de ruedas, con los ojos cerrados, y cubierto por una manta. Sus abogados y familias trataron de detener el juicio con el argumento de que estaba demasiado enfermo para aguantar, pero los médicos concluyeron que las vistas estarían reducidas a sesiones de 90 minutos cada día, lo que explicaría su longitud en el tiempo.

Antes de ser deportado, Demjanjuk vivía, retirado, en Ohio. El juicio actual se remonta a 2.002, cuando un juez estadounidense determinó la validez de los documentos de la Segunda Guerra Mundial que le situaban como guardián en varios campos de concentración nazis.

Según sus propios testimonios, Demjanjuk fue reclutado por el Ejército soviético en 1941 y después de ser apresado por los alemanes se convirtió en guardia de los campos de prisioneros del III Reich. Se le retiró la nacionalidad estadounidense en los años setenta, después de que se le acusara de ser Iván el Terrible, un guardia del campo de Treblinka conocido por su crueldad.

Fue extraditado a Israel en 1986 y condenado a muerte en 1988, pero el Tribunal Supremo israelí retiró la condena cuando las nuevas pruebas demostraron que Iván el Terrible era otra persona. Recuperó la ciudadanía norteamericana, pero el Departamento de Justicia de Estados Unidos retomó su caso en 1999, con el argumento de que había colaborado con los nazis en otros tres campos de exterminio. En 2002 perdió de nuevo la nacionalidad estadounidense.

Alemania solo ha emitido 6.600 sentencias condenatorias contra antiguos criminales de guerra del régimen de Adolf Hitler, dos tercios de los cuales fueron sentenciados a penas inferiores a los dos años de cárcel

http://www.elpais.com/articulo/internacional/Declarado/culpable/nazi/Demjanjuk/participar/matanza/judios/Sobibor/elpepuint/20110512elpepuint_5/Tes?print=1

 

 

El Mundo.es, 12/05/2011

Último juicio por crímenes nazis en Alemania

Cinco años de cárcel para Demjanjuk por colaborar en el asesinato de 27.900 judíos

Rosalía Sánchez | Berlín

 

Una camilla y unas mantas esperaron en el Tribunal Regional de Múnich la llegada, hoy, de John Demjanjuk, de 91 años, que escuchó en directo su sentencia de cinco años de prisión por la acusación de complicidad en el asesinato de más de 27.900 judíos. Con esta sentencia termina el último gran juicio contra un criminal nazi celebrado en Alemania.

Desde que EEUU entregase a Demjanjuk a las autoridades alemanas, el 12 de mayo de 2009, la estrategia de la defensa fue presentar al acusado como a una víctima de coacción de los nazis y después como una víctima de malos tratos por parte del sistema judicial alemán. Demjanjuk acudió reiteradamente a los juzgados en silla de ruedas y en camilla, custodiado por enfermeros, y con su rostro oculto siempre bajo una gorra y unas gafas de sol.

Ha protagonizado varios desmayos y ha conseguido prolongar el juicio debido a supuestos problemas de salud que los médicos del tribunal no consideraban más allá de los achaques habituales de una persona de su edad. Durante los dos años que ha durado el juicio, su voz no se ha escuchado en la sala ni una sola vez, supuestamente debido a que su debilidad le impide incluso hablar.

Durante las 90 sesiones celebradas ha permanecido hierático e inexpresivo, aunque algunos testigos afirman que en las pausas se le ha visto bastante más activo, gesticulando e intercambiando argumentos con su abogado, Ulrich Busch, que había pedido la absolución.

El tiempo, definitivamente, ha jugado a favor de Demjanjuk. Y la burocracia también. El paso de los años impidió a la Fiscalía presentar testigos que pudieran identificarlo como uno de los temibles Trawniki del campo de Sobibor, donde sirvió entre marzo y septiembre de 1943, puesto que todos los supervivientes que quedaban han ido muriendo por el camino de este larguísimo proceso.

La Fiscalía presentó como prueba la hoja de servicios número 1393, en la que aparece identificado con su primer nombre de pila, Iwan Demjanjuk, pero éste fue cambiado por John tras emigrar a EEUU y la defensa cuestionó que se tratase de la misma persona.

Infancia en Ucrania

La biografía del acusado es la prueba palpable de que la historia es siempre mucho más complicada de lo que podamos imaginar. En su infancia en Ucrania, sobrevivió a la gran hambruna posterior a la colectivización estalinista.

Con 22 años fue enviado al frente a luchar contra los alemanes y fue hecho prisionero por los nazis y condenado a morir, como millones de prisioneros soviéticos, de hambre, frío o extenuación, ya que no se les proporcionaba alimento, mantas o medicinas. Demjanjuk, sin embargo, encontró la forma de sobrevivir y se hizo entrenar como ‘trawniki’, guardia voluntario que controlaba a los presos desde dentro, y fue destinado a Sobibor, en el sureste de Polonia.

Es allí donde acontencieron la mayoría de los crímenes que se le han imputado como cómplice activo del Holocausto y peón de la industria de la muerte nazi. Pero tras la guerra consiguió huir a EEUU sin ser juzgado y llevó allí una vida ejemplar como empleado de Ford, en Cleveland, durante 25 años.

Cuando los servicios secretos israelíes lo localizaron, fue deportado a Israel y condenado a cinco años de prisión hasta que la aparición de nuevos documentos puso en duda que fuera realmente ‘Iván el terrible’ y se le permitió volver a EEUU. Las víctimas del Holocausto, sin embargo, no se rindieron y consiguieron en 2009 su deportación a Alemania, donde ha sido posible el juicio.

El juez Ralph Alt escuchó en el alegato final de la defensa que “el verdadero asesino es Alemania” y el argumento de que no se puede juzgar a alguien obligado por los nazis a participar en el Holocausto, una negación de la responsabilidad individual que caló incluso en la Fiscalía, que finalmente sólo pidió seis años de prisión.

http://www.elmundo.es/blogs/elmundo/guantanamo/2011/05/04/los-mejores.html

 

 

RTVE.ES / AGENCIAS – MÚNICH 12.05.2011

Alemania condena a 5 años al nazi Demjanjuk por ser cómplice de la matanza de 27.900 judíos

Considera que colaboró en la matanza de judíos en el campamento de Sobibor

Demjanjuk fue un guardia voluntario que colaboró en las cámaras de gas

De 91 años, fue extraditado por EE.UU. en 2009 a petición de Alemania

 

Un tribunal de Múnich ha condenado al ucraniano John Demjanjuk, de 91 años, a cinco años de cárcel por  complicidad en el asesinato de los 27.900 judíos que se estima murieron en Sobibor (Polonia ocupada) en los seis meses en los que sirvió como “trawniki”, como se llamaba a los guardas voluntarios ucranianos de los campos nazis.

La sentencia se ha producido exactamente dos años después de la entrega a Alemania de Demjanjuk, procedente de EE.UU., y tras año y medio de juicio.

El tribunal ha considerado que Demjanjuk como guardia en el campamento de exterminio de Sobibor “colaborí en la muerte de cerca de 28.000 personas”, según ha declarado su presidente, el juez Ralph Alt, aunque ningún testigo lo ha refrendado.

El anciano se enfrentaba a una pena máxima de 15 años, aunque la Fiscalía había pedido seis.

Demjanjuk, cuyo estado de salud ha centrado todo el juicio y que ha aparecido ante el tribunal de Múnich en silla de ruedas y con gafas de sol, había negado los cargos y su abogado defensor había pedido su absolución por falta de pruebas.

Su defensa ya había adelantado que recurriría una condena.

Preguntado por el juez sobre si tenía que hacer alguna declaración antes de que se emitiese un veredicto respondió que no.

La hoja de servicios

El fiscal, como la acusación particular, se ha basado en la hoja de servicios con el número 1393, según la cual Iwan Demjanjuk -su nombre de pila, que cambió por John tras emigrar a EE.UU.- fue uno de los 120 “trawniki” de Sobibor, donde sirvió entre marzo y septiembre de 1943, año en que se desmanteló el campo.

Por contra, la defensa sostenía que la hoja de servicios es falsa, amparándose en que un informe del FBI de 1985 cuestionaba su autenticidad, y recuerda que, a lo largo del año y medio de proceso -abierto el 30 de noviembre de 2009- no se había presentado un sólo testigo que pudiera identificarlo como uno de los temibles “trawniki” del campo.

La falta de testimonios se explica no sólo por los más de 65 años transcurridos desde los hechos o la avanzada edad del acusado y sus posibles acusadores, sino también por el hecho de que Sobibor fue construido para asesinar a los judíos a los que se deportaba ahí.

En todo el juicio, la acusación pudo presentar apenas a dos supervivientes -que escaparon en una huida masiva de presos de Sobibor-, pero ambos admitieron no poder identificarlo físicamente.

Por su parte, en su testimonio el acusado ha insistido en que fue forzado por los nazis a ayudarles y que no tuvo más elección.

Peripecia vital

Nacido en Ucrania en 1920, Demjanjuk creció bajo el dominio soviético, fue alistado como soldado del ejército rojo y en 1942 fue capturado por los alemanes.

El anciano de origen ucraniano defiende que estuvo prisionero en Polonia hasta 1944 y que luego fue trasladado a otro campamento a Austria, donde se unió a otros prisioneros soviéticos de guerra que los nazis convirtieron en una unidad para luchar contra el avance del ejército rojo.

Pero los fiscales alemanes sostienen que la historia es distinta. Consideran que fue reclutado por los nazis con anterioridad y que entre marzo y septiembre de 1943 estuvo efectivamente implicado en la muerte de decenas de miles de judíos en Sobibor.

Tras la II Guerra Mundial Demjanjuk emigró a Estados Unidos en 1951 y se convirtió en ciudadano estadounidense. En 2009, ya jubilado en Ohio tras una vida como trabajador en la industria automovilística, fue extraditado a Alemania para ser juzgado.

En los 80 ya fue juzgado y condenado en Israel, donde estuvo en prisión ocho años después de que un tribunal le identificase como ‘Iván el Terrible’, un guardia especialmente sádico del campamento de Treblinka.

Tras ser condenado a muerte, su pena fue anulada después de que nuevas pruebas indicasen que otro ucraniano era ‘Iván el Terrible’.

Su proceso será uno de los últimos contra criminales nazis, junto con el del húngaro Sandor Kepiro, de 97 años, que tiene que comenzar en Budapest.

Tras el tribunal de Múnich, la Audiencia Nacional quiere juzgar a Demjanjuk por ser guardia de otro campo de concentración donde murieron españoles.

http://www.rtve.es/noticias/20110512/alemania-condena-anos-nazi-demjanjuk-por-ser-complice-27900-asesinatos/432049.shtml

 

 

 

(AFP) MÚNICH, Alemania

Condenan a 5 años de cárcel al guardián nazi Demjanjuk

Un tribunal alemán condenó este jueves a John Demjanjuk, el ex guardián del campo de exterminio nazi de Sobibor de 91 años, a 5 años de cárcel por su participación en el asesinato de 27.900 judíos

 

El tribunal de Múnich, tras un juicio de 18 meses, concluyó que Demjanjuk, apátrida de origen ucraniano desposeído de la nacionalidad estadounidense, fue guardián del campo de exterminio de Sobibor, situado actualmente en Polonia, durante 6 meses de 1943.

Cerca de 27.900 judíos, principalmente holandeses, fueron exterminados durante ese período en el campo.

“Como guardián, participó en los asesinatos de casi 28.000 personas”, declaró el presidente del tribunal, el juez Ralphe Alt.

La Fiscalía había pedido seis años de cárcel contra Demjanjuk, mientras la defensa había solicitado su absolución, al considerar que no había pruebas que demostraran que estaba presente en Sobibor.

Antes de conocer el fallo, la defensa ya había adelantado que apelaría la sentencia en caso de que su cliente fuera condenado.

En mayo de 2009, Demjanjuk fue expulsado de Estados Unidos, donde vivía desde 1952.

Ya había sido condenado a muerte en Israel en 1988, donde estaba acusado de haber trabajado en Treblinka, otro campo de exterminio, pero luego fue absuelto debido a dudas sobre su identidad.

http://www.google.com/hostednews/afp/article/ALeqM5iGPJ0IQekgA5gg4M0SSArvOfefgg?docId=CNG.1f7708c0478ccd4423d35d983ad0138b.411