Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

Julián Casanova: “La Academia tiene claramente la idea de establecer un neofranquismo”

Farodevigo.es, | 31 mayo 2011

“Es una institución que no acepta los cambios de la historiografía y que no representa nada ni a nadie”

 

“Es una institución que no acepta los cambios de la historiografía y que no representa nada ni a nadie y, si no fuera por el “Diccionario Biográfico” nadie se enteraría de lo que hace”

La controversia ha sido tal que muchos historiadores han puesto el grito en el cielo ante el panegírico de Franco que contiene el “Diccionario Biográfico Español” auspiciado por la Real Academia de la Historia. Uno de ellos ha sido Julián Casanova (Teruel, 1956), catedrático de Historia Contemporánea, que denuncia la falta de honradez intelectual con que se ha abordado este proyecto, para el que no han sido llamados “los mejores”, dice

 

ISABEL BUGALLAL –¿Decir que “el régimen de Franco es autoritario pero no totalitario” y que el gobierno del socialista Negrín fue “prácticamente dictatorial” supone una negación de la Historia?

–Ante lo que estamos es ante una Academia que no representa la diversidad del discurso histórico y no acepta los cambios habidos en la historiografía. Es una Academia anclada en el momento en que estaba al servicio de los reyes y del poder y que no ha asumido los cambios históricos producidos en España.

 

–¿Es idóneo llamar a un miembro de la Fundación Franco?

–Demuestra muy poca honradez abordar la investigación histórica sin encargárselo a los que han investigado sobre Franco y dárselo a un medievalista que se sabe de antemano que hará una apología de Franco. Por otra parte, es una academia que no representa nada ni a nadie que si no fuera por este caso nadie se enteraría de lo que hace.

 

–Sin embargo, recibió 6,5 millones de euros del Estado para esta obra.

–Porque es una institución oficial pero la cuestión es que es una institución que no ha asimilado los cambios y que tiene muy poca sensibilidad hacia lo que significa hoy la investigación histórica actual.

 

–¿Ve un ánimo de reescribir la Historia?

–Hay que tener en cuenta cómo funciona esto. Luis Suárez Fernández es académico y, cuando se iba a hacer el Diccionario Biográfico y se distribuían las voces, pidió al director de la academia ´yo quiero hacer Franco´ y la hizo, porque el presidente no le dijo: ´hombre, eres un medievalista, formas parte de la Fundación Francisco Franco y no puedes hacerlo´. Bien ocurrió eso o bien detrás de la Academia que preside Gonzalo Anes hay una idea clara de establecer un neofranquismo y echar abajo las tesis de los investigadores que defendemos lo contrario.

 

–¿Carlos Seco Serrano es indicado para hablar de Azaña?

–Yo creo que no pero al menos es un historiador del siglo XX, especialista en la monarquía de Alfonso XIII. En su perfil, al menos, podría entrar Azaña. Ahora bien, dado que la objetividad en el sentido ideológico-político es una ambición inalcanzable, la obligación es buscar a las personas que más han escrito sobre Azaña para hacer el trabajo. Lo normal es que se la encargasen a Santos Juliá, puesto que ha escrito una biografía de Azaña, o al menos que se lo hubieran pedido.

 

–¿A usted le llamaron para colaborar?

–Lo rechacé porque no me parecía un proyecto serio y no me ofrecían escribir sobre los temas que mejor conozco. Y a Santos Juliá le pasó algo parecido.

 

–Stanley Payne escribe sobre Pasionaria, ¿lo ve adecuado?

–Payne es un historiador del siglo XX y ha trabajado muchísimo sobre ese período. Ahora, dado que en los últimos años ha reflejado un anticomunismo atroz, darle la biografía de Pasionaria no me parece lo más adecuado. Yo podría hacer una voz digna sobre Felipe II, porque soy historiador, pero sería ridículo que la hiciera estando los grandes modernistas que han escrito sobre él.

 

–¿Considera que es una obra inútil y que ha quedado invalidada?

–Tal y como la han planteado, sí. Si no tiene rigor, no tiene una difusión importante y además está fuera de la realidad de la historiografía es un derroche de tiempo y de dinero.

 

–Anes recordó ser deudor de Aznar, autor de la idea.

–Habrá querido decir: “A mí me lo encargó Aznar y se lo agradecemos mucho”, luego es algo al servicio de un determinado poder.

 

–Esperanza Aguirre se quejó siendo ministra de Educación de la “manipulación” de la Historia.

–Estoy convencido de que existe la presuposición de que hay un grupo de historiadores que estamos manipulando la Historia. La gente que estamos dando la vuelta al mundo, haciendo análisis históricos serios y pasando filtros constantes no tenemos necesidad alguna de manipular la Historia. Además, tenemos un código muy claro de la honradez intelectual. Lo que no es honrado intelectualmente es hacer una voz sobre Franco en la que se diga que es un caballero cristiano que salvó a España del comunismo porque sabemos que no es así y lo podemos demostrar.

 

–¿Cree que este tipo de obras deben hacerse en el ámbito de la universidad?

–Si quieres que reflejen la diversidad de la investigación histórica, necesariamente la tienes que abrir a la gente que mejor ha investigado el objeto que pretendes abordar. Cuando me publican un libro, será porque la editorial cree que tengo crédito y soy de fiar para hacer determinada investigación, de lo contrario se arriesgaría a perder dinero con mi trabajo. Aquí, no, como son clientes y amigos, nadie pasa un filtro. Nadie ha visto qué ponía la biografía de Suárez sobre Franco, en cambio yo no puedo decir lo que quiera y paso filtros. Y los filtros son también los colegas, ante los que te deslegitimas si lo que dices no es cierto. Los filtros son los congresos, los libros, los debates… Nadie diría nada si la biografía de Franco la hubiera hecho Juan Pablo Fusi, un historiador que podría plantear cosas distintas a las de Paul Preston pero que es fiable. Ese es el asunto, ser fiable. Si haces un trabajo, no lo difundes y no llamas a los mejores, se convierte en un derroche de dinero público.

 

http://www.farodevigo.es/sociedad-cultura/2011/05/31/academia-claramente-idea-establecer-neofranquismo/549702.html