Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

La Fiscalía citará a un cura que participó en la compraventa de un recién nacido

Levante-EMV.com, | 1 mayo 2011

El ministerio público de Menores ha tomado declaración a diez “niños robados” y llamará a testificar a padres e intermediarios

 

PILAR G. DEL BURGO VALENCIA

El ministerio público de Menores ha tomado declaración a diez “niños robados” en dos días y llamará a testificar a los padres e intermediarios que participaron en el comercio de menores

La fiscal de Menores del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana citará a declarar en los próximos días a un cura de una parroquia de Valencia que participó en la compraventa de un recién nacido que fue alumbrado en la Clínica Casa de la Salud el 14 de marzo de 1972 y al que posteriormente bautizó y a la pareja que lo adoptó. Así lo confirmó a Levante-EMV Vicente Martínez, uno de los diez “niños robados” al nacer que fueron dados en un adopción irregular en diferentes municipios de la Comunitat Valenciana y que han prestado declaración ante la representante del ministerio público valenciano en los dos últimos días.

Los diez comparecientes forman parte de un grupo de más de treinta personas que declararán hasta el próximo 12 de mayo ante la Fiscal de Menores para aportar la documentación fraudulenta que durante años les ha llevado a creer que eran los hijos biológicos de sus padres adoptivos y para explicar las circunstancias de intercambio de dinero o de favores que concurrieron en cada uno de los casos.

Hoy han sido citados a declarar en la sede de la Fiscalía del TSJ-CV otras cinco personas.

En el trasfondo de la trama hay médicos, enfermeras, matronas, monjas y curas que participaron y falsificaron las partidas de nacimiento de estos menores, que fueron alumbrados en clínicas valencianas como La Cigüeña, el Hospital Casa de Salud, el hospital Virgen del Consuelo y el hospital General de Valencia entre las décadas de los 60 y los 80.

Vicente Martínez, de 39 años, se enteró el pasado mes de diciembre de que sus padres biológicos no eran los que le hicieron creer durante toda su vida. En la urbanización de l’Eliana en la que vivía con su familia era un rumor que todos cuchicheaban y conocían, salvo él.

En la adopción de este valenciano hubo una transacción económica, ya que sus padres adoptivos, con los que ahora apenas mantiene relación, le confirmaron que habían pagado a un cura de una parroquia de Valencia una cantidad que oscilaba entre las 30.000 y las 200.000 pesetas por el recién nacido. En la compraventa participó también una religiosa del hospital Casa de la Salud que ya ha fallecido.

El trato incluía, además del niño, toda la documentación falsificada que socialmente acreditaba que Vicente Martínez era el hijo biológico de unos padres que no lo habían engendrado, según descubrió hace unos meses.

Este valenciano, que fue uno de los seis que compareció ayer ante la fiscal de Menores que investiga más de treinta denuncias de “niños robados”, aportó como pruebas la partida de nacimiento falsificada y el legajo de su inscripción en el Registro Civil.

“La fiscal me ha preguntado si había hecho averiguaciones con el médico que asistió mi parto y lo que le he podido decir es que un cura y una monja habían participado en mi compraventa cuando recién nacido”, declaró Vicente Martínez, que agregó que la representante del ministerio público le comunicó que llamarán a declarar al sacerdote y a los padres.

Vicente señala que el propio cura le reconoció que él y la religiosa habían participado en su adopción y que el dinero que entregaron sus padres era para los gastos de la asistencia en la clínica.

“El cura me lo reconoció, me indicó que se había puesto en contacto con una monja y que lo que habían hecho era una obra de caridad al entregar el hijo de una chica joven que se había quedado embarazada a un familia con posibilidades económicas”, relata Vicente que indica que a pesar de que hacía 25 años que no veía al religioso, cuando se presentó ante él, este le preguntó: “¿Qué esperas encontrar en tus pesquisas?”.

Vicente también le ha expuesto a la fiscal el resultado de las indagaciones realizadas en el hospital Casa de la Salud. “Me dijeron que no tenían constancia alguna, que no había documentación y que el médico que asistió mi nacimiento, Julio Val y Lluecas, murió hace quince años”, agregó.

“Me queda la esperanza de que la Fiscalía saque más información al cura y sepa si mi madre me dio en adopción porque no podía tenerme o si me robaron de su lado, engañándola al decirle que había muerto en el parto, como tantos”.

“Quiero saber qué

pasó después de nacer”

“Quiero encontrar mis orígenes y saber qué pasó después de nacer, quién era mi madre y por qué me compraron y, sobre todo, lo que quiero es que se haga justicia con la gente que traficaba con recién nacidos como si fueran animales para que lo paguen”, declaró Vicente Martínez a este rotativo con la voz impregnada de resentimiento por toda una vida de engaño.

“El objetivo principal es encontrar a mi familia biológica y desenmascarar esta situación”, agrega este valenciano de 39 años, que indica que en la década de los 70 había lista de espera de familias que querían adoptar a niños.

Vicente asistirá hoy en Madrid a una reunión con los delegados y representantes de la Asociación Nacional de Afectados por Adopciones Irregulares (Anadir) para organizar y crear una estructura que permita atender a los centenares de personas que buscan asesoramiento y ayuda para encontrar a sus progenitores. Hasta el momento, se han recibido más de dos mil consultas y llamadas. p. g. b. valencia

http://www.levante-emv.com/comunitat-valenciana/2011/04/29/fiscalia-citara-cura-participo-compraventa-recien-nacido/802606.html