Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

Un libro recopila información sobre el derribo de tres muros en el fuerte de San Cristóbal

Qué, 25 de mayo de 2011 | 27 mayo 2011

A iniciativa del Autobús de la Memoria

 

PAMPLONA, 25 (EUROPA PRESS)

La iniciativa del Autobús de la Memoria ha recogido en un libro un informe sobre el derribo de tres muros que sirvieron para utilizar el fuerte de San Cristóbal como cárcel durante la dictadura Franquista.

La iniciativa del Autobús de la Memoria ha recogido en un libro un informe sobre el derribo de tres muros que sirvieron para utilizar el fuerte de San Cristóbal como cárcel durante la dictadura Franquista.

Este informe ha sido elaborado para ser utilizado como prueba pericial en un recurso ante el juzgado número 2 de lo Contencioso Administrativo de Pamplona con motivo de los derribos realizados en el año 2009 por el Ministerio de Defensa en el interior del Fuerte.

En el citado recurso, la iniciativa del Autobús de la Memoria sostiene que la intervención del Ministerio de Defensa en este derribo fue “ilegal” porque “la empresa que realizó las obras no disponía de la autorización técnica correspondiente” y porque “la intervención realizada es contraria a las disposiciones de la ley de Memoria Histórica en cuanto al respeto debido a los lugares de memoria de las víctimas”, entre otras razones.

La iniciativa del Autobús de la Memoria está integrada por colectivos como la Asociación Pueblo de las Viudas, Memoriaren Bideak, Ahaztuak 1936-1977, Psicólogos Sin Fronteras, Sanfermines 78 Gogoan, Txinparta, Eguzki Bideoak, La Hormiga Atómica, Hutsarte, Basilio Lacort Herri Ekimena y Unión Cívica Navarra por la República.

El portavoz del Autobús de la Memoria, Fernando Mendiola, ha defendido en rueda de prensa que “la memoria del fuerte tiene que ser la memoria de un edificio vivo que tiene detrás de sí mucho sufrimiento, que costó mucho dinero construirlo”. “Reivindicamos una memoria del edificio viva”, ha explicado.

Mendiola ha criticado que “parece que lo que se quiere hacer es que, si en algún momento el fuerte llega a ser visitable, sea visitable como fuerte y no como cárcel, de manera que si se entra hay que hacer un esfuerzo extra de imaginación para ver cómo vivían quienes estuvieron en el fuerte”.

Iñaki Alforja, autor de dos documentales y de un libro relacionado con el fuerte, ha explicado que el edificio comenzó a construirse en 1878 después de un asedio que sufrió Pamplona en una guerra carlista. Tardó en construirse 40 años, por lo que cuando fue terminado ya estaba obsoleto debido al nacimiento de la aviación. El Ministerio de Justicia decidió convertirlo en cárcel, para lo que se construyeron unos muros específicos.

Tres muros son los que configuraron el fuerte como cárcel. Se trata del muro de acceso, que cierra el patio militar y lo configura como patio penal; un segundo muro que cerraba la zona de locutorios, donde los familiares de los presos visitaban a los presos, y un tercer muro sirvió para construir una cocina para la población penitenciar. Los tres muros y la cocina han sido de

Iñaki Alforja ha lamentado que “con la destrucción de estos tres muros se desfigura totalmente la fisionomía del fuerte, se destruye su carácter de prisión y se le intenta dar una forma de algo que nunca tuvo, que fue un fuerte militar de finales del siglo XIX”.

Alforja ha subrayado que “los tres muros están cargados de historia” y ha ejemplificado que “el locutorio es el espacio donde en voz baja se hablaron y se contaron multitud de historias”. “Por citar una, una mujer de Salamanca tuvo que decirle a su marido, que estaba preso, que su hija de dos años había muerto. Todas estas historias se desfiguran cuando se derruyen estos tres muros”, ha lamentado.

La edición del libro es bilingüe y estará a la venta por 15,50 euros, la cantidad estimada para amortizar los gastos de su publicación.

http://www.que.es/navarra/201105251318-libro-recopila-informacion-sobre-derribo-epi.html