Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

Chorradas en la Academia

Ángel Tristán Pimienta.La Provincia.es, | 12 junio 2011

Franco además de dictador era totalitario, él mismo lo dijo así en sus discursos de la Victoria

 

ÁNGEL TRISTÁN PIMIENTA TRISTAN@EPI.ES

Franco además de dictador era totalitario, él mismo lo dijo así en sus discursos de la Victoria; pero he aquí que un historiador burócrata nostálgico del franquismo, miembro de la Fundación Francisco Franco, dice en el Diccionario Biográfico español que no, que podía ser autoritario pero de ninguna manera totalitario, en fin, un buen hombre que llegaría a donde llegó por la gracia de Dios. Naturalmente nada refleja el diccionario de las condenas de muerte por garrote vil y fusilamiento, las últimas poco antes de su muerte, para ganar indulgencias, tras simulacros de juicios en los que los presuntos terroristas acusados no pudieron ser defendidos con garantías. Sin duda los abogados del Cielo y otros consejeros y asesores celestiales siguen liados por el abuso indecente de utilizar a Dios para legitimar una cruel dictadura; el Dios de los cristianos no pudo tener intervención para otorgarle la Jefatura de Estado a tan siniestro personaje.

Pues Gonzalo Anes, el director de la Real Academia de la Historia, un ente anacrónico en el mundo actual, con síntomas evidentes de encefalopatía espongiforme intelectual y social, asegura que los innumerables disparates con base franquista constituyen un “monumento a la libertad de expresión”, una absoluta tontería. ¿Es libertad de expresión decir que el número pi es siete quince veintiuno treinta y tres? No; es un disparate. El número pi es tres, catorce, dieciséis, periódica pura. ¿Es libertad de expresión decir que la tierra es plana y que no gira alrededor del sol, como sostenía la Iglesia en el medievo y el renacimiento? Pues tampoco. Es otra memez. La Tierra es esférica y gira alrededor del Sol. Sostener lo contrario no es libertad de cátedra, es ignorancia y majadería. Mantener que Franco no era un dictador totalitario es lo mismo que asegurar que Fernando VII era un dechado de virtudes patrióticas y un monarca parlamentario; o que Isabel II era una mujer virtuosa que eligió el celibato y la abstinencia carnal ante la condición gay de su esposo Francisco de Asís. Si hubiera sido así, se habrían acabado los borbones.

La cantidad de inexactitudes y la apología franquista es de tal magnitud, que no cabe hablar de verso libre: es una patología crónica. La RAH es un nido de carcas que se parapetan tras la institución para defender las fotografías enmarcadas en plata en las mesas camilla de sus salones, en las que se ven doblando la cerviz ante Su Excelencia. Pero lo más preocupante de todo es que sea un partido democrático (sic) quien más haya defendido lo indefendible; y quien se ha significado hasta ahora en la defensa de la memoria del Alzamiento y lo que vino después. Motu proprio dirigentes de la derecha se han erigido en albaceas del 18 de Julio: se indignan por que los familiares de los republicanos asesinados tras la guerra civil, fueran hombres, mujeres o niños, sean rescatados de las fosas y enterrados como Dios manda, lo mismo que se hizo con los de derechas en su día; se indignan por la pretensión de quitar de los edificios oficiales los símbolos de los sublevados; se indignan por quitar de las calles los nombres de los dirigentes del bando franquista y dicen que ese nomenclátor forma parte de la historia, pero también es historia el bando republicano, y de ese no se acuerdan… Agitadores radiofónicos y telepredicadores compulsivamente franquistas y de las JONS no paran de ensalzar aquél Régimen cruel y pompocrático y de azuzar los odios como se azuzaron por los terratenientes, por la Iglesia trentina, pegada a los poderosos, y por las derechas infestadas de fascismo y militarismo en los años veinte y treinta del siglo XX (XIX en la España negra). El poeta isleño Juan Jiménez me recordaba aquella coplilla de Néstor Álamo: “La cabra que al monte tira/ aunque le pongan patera/siempre tirará p’al risco/ nunca para la carretera”.

http://www.laprovincia.es/opinion/2011/06/11/chorradas-academia/379378.html