Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

El Congreso pone fecha para rectificar el Diccionario

Público, | 17 junio 2011

El próximo 12 de julio votará una proposición en la que se insta al Gobierno a interrumpir la difusión de la obra

 

CARLOS PRIETO MADRID 17/06/2011

La Cámara debatirá y votará el próximo 12 de julio una proposición no de ley impulsada por PSOE e IU en la que se insta al Gobierno a interrumpir la difusión de la obra de la Academia de la Historia hasta que se corrijan las “imprecisiones”

El Congreso de los Diputados podría dar el tiro de gracia al Diccionario Biográfico Español el próximo 12 de julio, según adelantaron fuentes del Grupo Socialista en el Congreso. Ese día se debatiría y votaría en el pleno de la Cámara una proposición no de ley impulsada por PSOE e IU solicitando a la Real Academia de la Historia que retire de la circulación la obra para que expertos independientes revisen las entradas que “falsean la Historia”.

El frente político contra la obra cobró ayer un nuevo impulso al reunirse en el Congreso Eduardo Madina, secretario general del Grupo Socialista, Álvaro Cuesta, presidente de la Comisión de Justicia del Congreso, y Gaspar Llamazares, diputado de IU, con una comitiva de las entidades en defensa de la memoria histórica, encabezada por la presidenta de la Asociación de Descendientes del Exilio, Ludivina García. Los colectivos habían entregado antes un escrito en el registro del Ministerio de Educación en el que 1.320 personas y asociaciones de memoria solicitan que se denieguen nuevas ayudas públicas al diccionario, y que se devuelvan las subvenciones si no se retiran las biografías de la obra que enaltecen el franquismo.

Los políticos del PSOE e IU explicaron en la reunión las dos proposiciones no de ley que manejan ambos partidos y que esperan consensuar en los próximos días. En el texto preparado por el PSOE se insta al Gobierno a que interrumpa la difusión de la obra de la Real Academia de la Historia hasta que las reseñas con “imprecisiones e incorrecciones históricas” sean supervisadas y rectificadas por una comisión científica independiente.

Ludivina García pidió a la salida de la reunión que “todos los partidos sensibles con la democracia y la verdad” condenen un texto que incluye “entradas revisionistas sobre la historia de España”, a cuenta del erario público. “Pedimos rigor histórico, no pedimos más, porque es lo único que se necesita para que quede constancia de la lucha por la democracia”, zanjó García.

Retirada de bibliotecas

“Es una negación de la Historia con dinero público”, cuenta Llamazares

“Pedimos paralizar la edición, que no esté en las bibliotecas públicas y darnos el tiempo necesario para revisar las entradas que son absolutamente inaceptables. Esta edición no puede salir de la Academia de la Historia porque es una negación de la Historia financiada, para colmo, por las instituciones democráticas. Si el diccionario ya está en alguna biblioteca pública como obra de consulta, habrá que retirarlo”, resumió Gaspar Llamazares sobre la proposición no de ley presentada por IU, que espera poder “encadenar” con la del Grupo parlamentario Socialista.

Álvaro Cuesta, por su parte, aseguró “confiar” en que la iniciativa sea respaldada por la mayoría del Congreso. Llamazares también llamó a “llegar a un acuerdo” entre partidos para alcanzar una “mayoría parlamentaria suficiente”.

PSOE, IU, ICV, ERC, BNG y PNV han criticado en mayor o menor medida la obra de la Real Academia de la Historia los últimos días.

Cuesta confía en que la iniciativa sea respaldada por el Congreso

Una proposición no de ley es una herramienta parlamentaria que insta al Ejecutivo a tomar medidas, aunque no resulta vinculante. No obstante, la simple condena política de la Cámara podría acabar con la cada vez más precaria defensa del diccionario hecha por el sector dominante de la Real Academia de la Historia.

Edulcorar la dictadura

La entrada del Diccionario Biográfico Español sobre Francisco Franco, escrita por Luis Suárez, presidente de la Hermandad del Valle de los Caídos, no menciona la represión franquista durante y después de la Guerra Civil y asegura que el militar “montó un régimen autoritario, pero no totalitario”.

La obra también evita calificar el 23-F de golpe de Estado en la entrada sobre el general golpista Alfonso Armada, escrita por su yerno, Hugo O’Donnell y Duque de Estrada, miembro de la Real Academia de la Historia y caballero de la ultraconservadora Orden de Malta. Además, el texto califica en varias entradas de “pronunciamiento” o “alzamiento nacional” el golpe de Estado del 18 de julio de 1936. Y asegura que la Guerra Civil fue una “cruzada” y una “guerra de liberación”.

El Diccionario Biográfico Español recibió 5,8 millones de euros en subvenciones del Ministerio de Educación. En el convenio firmado entre la Real Academia de la Historia y el Ministerio se especificaba que el texto de 50 volúmenes debía “dar una versión ecuánime” de los personajes históricos e incluir “los elogios y críticas que pudieran haber suscitado”, criterios incumplidos reiteradas veces en las entradas sobre los altos mandos militares franquistas durante la Guerra Civil.

“A estas alturas del siglo XX, nunca pensábamos que estas biografías se admitieran en un diccionario que puede ser una referencia en los centros de enseñanza”, afirmó ayer Ludivina García, en unas declaraciones en la línea del escrito presentado en Educación.

Reacción ministerial

El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, pidió el pasado lunes que se corrija “inmediatamente” el Diccionario Biográfico Español, tras reunirse con el director de la Real Academia de la Historia, Gonzalo Anes. Gabilondo instó a Anes a tomar “las medidas oportunas para revisar y en su caso corregir inmediatamente, por los medios que sean necesarios, aquellas entradas que no responden al rigor histórico de los trabajos académicos”.

Más lejos llegó ayer el antiguo teniente republicano Fernando Rodríguez Miaja, sobrino de José Miaja, general en jefe de la Junta de Defensa durante la defensa de Madrid en los primeros meses de la Guerra Civil. Residente en México desde que partió al exilio, Rodríguez Miaja, de 93 años, es uno de los últimos mandos republicanos vivos.

Miaja se acercó hasta el Ministerio de Educación para respaldar el escrito contra el Diccionario Biográfico Español. “¿Que qué opino? Para que le voy a decir algo. Estamos aquí para protestar contra las estupideces”, aseguró en un español que arrastra aires mexicanos. “Creo que de momento habría que suspender la difusión mientras se hace una revisión a fondo”, zanjó.

Franquismo subvencionado

El dinero

El texto de la Real Academia de la Historia ha recibido 5,8 millones de euros en subvenciones del Ministerio de Educación. La ayuda se concedió a cambio de que el diccionario diera “una versión ecuánime” de los personajes e incluir “los elogios y críticas que pudieran haber suscitado”.

El texto

La entrada sobre Francisco Franco, escrita por Luis Suárez, presidente de la Hermandad del Valle de los Caídos, oculta la represión franquista y afirma que el militar golpista “montó un régimen autoritario, pero no totalitario”.

http://www.publico.es/culturas/382434/el-congreso-pone-fecha-para-rectificar-el-diccionario