Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

El Senado pide paralizar el ‘Diccionario’ y el PP se opone

Público, 27/06/2011 | 29 junio 2011

El PP defiende la obra y apela la libertad intelectual

 

La Comisión de Educación de la Cámara Alta aprueba una enmienda que insta a la Real Academia de la Historia a frenar la difusión del ‘Diccionario Biográfico Español’ hasta que sea revisado.

CARLOS PRIETO Madrid

La Comisión de Educación del Senado ha aprobado una enmienda que insta a la Real Academia de la Historia (RAH) a paralizar la distribución del Diccionario Biográfico Español hasta que sea revisado por un comité científico. La enmienda transaccional, impulsada por Entesa Catalana de Progrés y respaldada por todos los grupos parlamentarios de la Cámara Alta excepto el PP, se aprobó por 13 votos a favor y 12 en contra. La enmienda insta al Gobierno a que vuelva a solicitar a la RAH la “revisión” o “corrección” de las entradas del Diccionario carentes de “rigor histórico”.

El senador Joan Saura, del grupo parlamentario Entesa Catalana de Progrés (PSC, ERC, ICV, EUiA), abrió la comisión con un resumen de los “disparates” más “desdichados” de la obra de la RAH. Como calificar a Francisco Franco de “gobernante inteligente y moderado” a la vez que se “oculta que fusiló a miles de personas sin garantías judiciales”. Describir la Guerra Civil como una “cruzada” y una “guerra de liberación”. O llamar al golpe de Estado del 18 de julio de 1936 “glorioso alzamiento”. “Podía estar 20 minutos leyendo citas de una obra impropia de una democracia, no sólo por lo que dice sino por lo que no dice”, resumió Saura.

La enmienda lanzada por Entesa, que solicita la “paralización” de la obra hasta que se “revise”, recibió el apoyo del senador Juan Bautista Cardona, del Grupo Parlamentario Socialista. Cardona inició su intervención recordando que la RAH ha “incumplido” el convenio firmado con el Ministerio de Educación para elaborar el diccionario al no “respetar el rigor histórico”.

“Es un texto impropio de una democracia”, aseguró Joan Saura

El Diccionario Biográfico Español recibió 5,8 millones de euros en subvenciones del Ministerio de Educación. En el convenio se especificaba que la obra debía “dar una versión ecuánime” de los personajes históricos e incluir “los elogios y críticas que pudieran haber suscitado”.

Cardona recordó que la RAH ha hecho caso en parte a los requerimientos de Educación para que “revise” la obra. El pasado 17 de junio, tal y como informó este periódico, la junta de gobierno de la RAH decidió que una comisión formada por dos miembros de la institución, Miguel Artola y Carmen Sanz Ayán, y un historiador independiente, Juan Pablo Fusi, se encargará de revisar el diccionario. “Hasta entonces parece razonable que se paralice su distribución”, remachó Cardona sobre una obra que, en su opinión, “hace sonrojar a cualquier ciudadano que conozca lo que pasó durante la Guerra Civil y la posguerra”. El senador adelantó que el Grupo Parlamentario Socialista pedirá próximamente la comparecencia en la Cámara Alta de Gonzalo Anes, director de la RAH.

El PSOE recordó que se ha incumplido el convenio de la subvención

Por su parte, Margarita Font, del grupo mixto, afirmó que el diccionario es un “despropósito” que “desvirtúa nuestra Historia”. Ramón Alturo Lloan, de Convergència i Unió, se sumó igualmente a las críticas al diccionario.

La enmienda transaccional no fue aprobada por unanimidad debido a la oposición del Partido Popular. El senador Adolfo Abejón Ortega acusó al resto de grupos parlamentarios de querer “censurar” el Diccionario Biográfico Español. “Quienes acusan a la Real Academia de la Historia de reescribir la Historia son los mismos que la reescriben cada día con la Ley de Memoria Histórica”, exclamó el senador conservador.

Para Abejón no es lógico retirar una obra de 43.000 entradas sólo porque “no te gusta una de ellas”, en probable alusión a la reseña sobre Francisco Franco escrita por Luis Suárez. “¿Deberíamos repudiar toda la obra porque en la entrada sobre Carrillo no se hable del doloroso episodio de Paracuellos o porque en la entrada sobre Felipe González no se habla sobre los GAL”, se preguntó Abejón. Sin embargo, en la entrada sobre Felipe González incluida en el Diccionario Biográfico Español, escrita por Juan Luis Cebrián, consejero delegado de Prisa, sí se menciona tanto los asesinatos de los GAL como los casos de corrupción que lastraron los últimos años de Felipe González al frente del Gobierno.

“Su lectura hace sonrojar a los ciudadanos”, dijo Cardona

Abejón, que apeló a la “libertad intelectual” y al respecto a las diversas sensibilidades historiográficas”, pidió a los senadores “dejar la Historia a los historiadores” porque los políticos “no somos especialistas”.

El senador conservador llamó también a centrarse en la “salida de la crisis” y no abandonar el espíritu de la “Transición” en lugar de reabrir “anécdotas del pasado” y “historias de una guerra que perjudicaron a todos” por igual. El Partido Popular, por tanto, no realizó una sola crítica al Diccionario Biográfico Español.

La respuesta del Congreso

Los socialistas pedirán la comparecencia de Gonzalo Anes

El próximo 12 de julio, el Congreso de los Diputados debatirá y votará en el pleno de la Cámara una proposición no de ley impulsada por PSOE e IU solicitando a la RAH que retire de la circulación el Diccionario Biográfico Español para que expertos independientes revisen las entradas que “falsean la Historia”. En el texto se insta al Gobierno a que interrumpa la difusión de la obra hasta que las reseñas con “imprecisiones e incorrecciones históricas” sean supervisadas y rectificadas por una comisión científica independiente. Una proposición no de ley es una herramienta parlamentaria que insta al Ejecutivo a tomar medidas, aunque no resulta vinculante.

La portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, afirmó el pasado 14 de junio que el PP no votará en contra de dicha proposición no de ley. Sáenz de Santamaría aseguró que su partido no sólo no era contrario al texto, sino que además pensaba presentar enmiendas para mejorarlo. “Estamos abiertos al consenso”, señaló. Sin embargo, el PP se negó a aprobar en el Senado un texto similar a la proposición no de ley que se votará en el Congreso.

Por su parte, la junta de gobierno de la RAH no ha aclarado aún qué revisión del diccionario realizará la comisión de historiadores creada para tal fin.

Los conservadores prefieren no reabrir “anécdotas del pasado”

Se mantiene la duda sobre si la comisión dirigida por Artola pedirá a los historiadores que reescriban sus textos. O sobre si tendrá las manos libres para reelaborar totalmente las entradas. Tampoco se ha aclarado aún qué entradas en concreto podrían ser revisadas, aunque se ha apuntado que serán aquellas que no estén “fundamentadas científicamente”. “Todo esto se sabrá cuando Artola emita su primer informe en octubre”, aclararon a Público fuentes de la RAH.

Igualmente se desconoce aún qué planes tienes la RAH para los mil ejemplares que estaban a punto de ser distribuidos.

Edulcorar la dictadura

La entrada sobre el dictador Francisco Franco, escrita por Luis Suárez, presidente de la Hermandad del Valle de los Caídos y miembro del Opus Dei, no menciona en ningún momento la represión franquista durante y después de la Guerra Civil. Suárez asegura en el texto que Franco “montó un régimen autoritario, pero no totalitario”.

No obstante, las distorsiones de la obra no se quedan ni mucho menos allí. Los términos “pronunciamiento” o “alzamiento nacional” se repiten en varias de las entradas del Diccionario Biográfico dedicadas a los altos mandos militares franquistas que organizaron el golpe de Estado del 18 de julio de 1936. En dichas reseñas se dice que la Guerra Civil fue una “cruzada” y una “guerra de liberación”.

El Diccionario Biográfico Español también evita calificar el 23-F de golpe de Estado en la entrada sobre el general Alfonso Armada, escrita por su yerno, Hugo O’Donnell y Duque de Estrada, miembro de la RAH y caballero de la Orden de Malta.

Frente político para frenar la distribución

El Congreso

El próximo 12 de julio, el Congreso votará una proposición no de ley impulsada por PSOE e IU pidiendo que no se distribuya la obra. La izquierda parlamentaria pretende que un grupo de expertos independientes revisen las entradas del diccionario que “falsean la Historia”. “Pedimos paralizar la edición, que no esté en las bibliotecas públicas y darnos el tiempo necesario para revisar las entradas que son absolutamente inaceptables. Esta edición no puede salir de la Academia de la Historia porque es una negación de la Historia financiada, para colmo, por las instituciones democráticas. Si el ‘Diccionario Biográfico’ ya está en alguna biblioteca pública como obra de consulta, habrá que retirarlo”, resumió el congresista de IU Gaspar Llamazares hace unos días.

La RAH

El pasado 17 de junio la junta de gobierno de la RAH decidió formar una comisión para revisar el ‘Diccionario Biográfico Español’. La comisión, cuyas competencias se desconocen todavía, estará formada por dos miembros de la Real Academia de la Historia, Miguel Artola y Carmen Sanz Ayán, y un historiador independiente, Juan Pablo Fusi.

El Senado

La Comisión de Educación del Senado aprobó ayer una enmienda que insta al Gobierno a que presione a la Real Academia de la Historia para que acepte paralizar la distribución del diccionario hasta que sea revisado por un comité científico. La enmienda transaccional fue aprobada por 13 votos a favor y 12 en contra. La enmienda, impulsada por Entesa Catalana de Progrés, fue respaldada por todos los grupos parlamentarios de la Cámara Alta exceptuando el Partido Popular.

http://www.publico.es/culturas/384172/el-senado-pide-paralizar-el-diccionario-y-el-pp-se-opone