Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Agenda

Exposición “Exilio científico, político y cultural”

| 4 junio 2011

Centro de Interpretación, Documentación y Estudios de la Guerra Civil de Robres. 3 de junio – 10 de julio

 

 

Probablemente, una de las peores clases de guerra, además, es la que se da en el seno de una misma sociedad. Se trata de la guerra civil.

La guerra tiene muchas consecuencias derivadas de sus propias características. Si bien la muerte de las personas es la peor de ellas, el miedo, el odio, el hambre, la miseria, la destrucción, la represión, la persecución, la pérdida de libertad son otras y es natural intentar huir de ellas.

Esto nos lleva al exilio.

Entre los miles de personas que atravesaron nuestras fronteras hacia un destino incierto también había muchos científicos.

España , en el primer tercio del siglo XX, tuvo un destacado papel en avances pedagógicos (Escuela Moderna, Residencia de Estudiantes…), el mundo cultural (la Generación del 27, arte moderno, arquitectura…), y por supuesto, en el campo de la ciencia (ciencias humanas y filosofía, la nueva escuela de medicina…) y por supuesto, la entrada de pleno derecho de la mujer en todos estos y otros muchos ámbitos .

El universo científico español se entusiasmó con los aires de libertad que venían acompañando el nuevo régimen político republicano.

Sin embargo, la victoria de las fuerzas conservadoras dio al traste con este nuevo rumbo. Las consecuencias para la sociedad española fueron nefastas, se retrocedieron decenios en investigación, sistemas pedagógicos, escuelas jurídicas y científicas, etc.

Aún hoy en día es un debate vivo en el seno de nuestra sociedad el papel de los científicos e investigadores, el apoyo a estos por parte de los poderes públicos, el compromiso de la sociedad con su progreso científico.

La pérdida de cerebros nos sumió en una indigencia intelectual casi absoluta. Una sociedad que no protege a sus talentos, los reprime o no les da campo libre para desarrollarse queda anclada en el pasado.

No debemos olvidar a quienes intentaron con su esfuerzo personal hacer avanzar a nuestra sociedad en tiempos difíciles. Su condición de progresistas les valió la persecución, la represión, el exilio y la muerte.

Que esto no pase nunca más ni en nuestro país ni en cualquier otro, es nuestro deseo al presentar esta exposición.

ENRIQUE GÓMEZ (ARMHA)