Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

Una autarquía de poca duración: ¿desconocimiento o tergiversación?

Eduardo Montagut Contreras, 04 Jun 2011 | 5 junio 2011

La autarquía no duró el tiempo de la guerra y un año más de la posguerra, sino, cuando menos, una década larga

 

En la entrevista que el diario “Público” realizó, el pasado 31 de mayo, al historiador medievalista Luis Suárez Fernández, se le preguntó por qué no había utilizado en el texto de la entrada sobre Franco en el Diccionario Biográfico Español de la RAH el término autarquía. El académico contestó que “…la autarquía, fue muy poco tiempo: durante la guerra y un año después”.

En el calor de la polémica sobre la cuestión de si era o no Franco un dictador se nos había pasado esta afirmación que produce, cuando menos, casi más perplejidad que la otra porque supone un desconocimiento mayúsculo de la historia contemporánea española o una tergiversación de calibre superior.

Al parecer, el señor Luis Suárez desconoce que la autarquía fue la primera etapa de la política económica del régimen de Franco, fruto de una serie de factores tanto internos como externos. Esos factores tenían que ver con cuestiones puramente materiales: falta de divisas, y un ambiente internacional de preguerra y luego de guerra declarada, poco propicio para el comercio. Pero, también habría circunstancias políticas e ideológicas que tendrían que ver con el aislamiento de los aliados después de la guerra mundial por la colaboración de Franco con las potencias del Eje, pero, también con el conjunto de ideas del primer franquismo sobre la economía. En fin, las autoridades españolas optaron por una política autárquica. Se pretendía conseguir abastecer el mercado español con la propia producción interna del país. Al final, fue un fracaso mayúsculo que prolongó el sufrimiento de la población español durante una interminable posguerra. De hecho, se calcula que hacia 1950 el consumo de carne por habitante era la mitad del que se había alcanzado veinte años antes. Los alimentos estaban racionados y se produjeron muchas sustituciones a través de sucedáneos de peor calidad y menor poder nutritivo. Las cartillas de racionamiento duraron hasta 1952. Este desabastecimiento generó un extenso mercado negro y la primera de las manifestaciones de la corrupción en el régimen franquista: el estraperlo.

Pero el objetivo de este artículo no es tanto detenernos en qué fue la autarquía o sus causas, aunque se haya intentado exponer las mismas desde una visión global y no sesgada, sino en algo mucho más sencillo y que tiene que ver con la temporalidad, algo fundamental cuando se estudian los fenómenos y procesos históricos. La autarquía no duró el tiempo de la guerra y un año más de la posguerra, sino, cuando menos, una década larga, y decimos larga porque hasta bien entrados los años cincuenta no se dio un giro a la política económica en un sentido liberalizador ante el fracaso rotundo de la política económica autárquica. Hablar con esa ligereza es faltar a la verdad y supone hasta un insulto para más de una generación de españoles que sufrieron lo indecible para salir adelante.

 

Eduardo Montagut Contreras

Doctor en Historia Moderna y Contemporánea

http://lacomunidad.elpais.com/memoria-historica/2011/6/4/una-autarquia-poca-duracion-desconocimiento-o