Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

«La propia dictadura de Franco se llamó a sí misma fascista»

El Comercio, | 12 julio 2011

Ludivina García Arias, Presidenta de la Asociación de Descendientes del Exilio Español

 

12.07.11

El Parlamento debate hoy una iniciativa para enmendar el Diccionario Biográfico de la Real Academia de la Historia a instancias de la entidad que preside la asturiana

El grupo socialista, IU, Esquerra y Los Verdes llevan hoy al Parlamento español una iniciativa que surgió en el seno de la Asociación de Descendientes del Exilio Español, que preside la astur-mexicana Ludivina García Arias, a fin de que el Diccionario Biográfico auspiciado por la Real Academia de la Historia corrija algunas de las biografías que ya están incluidas en los primeros veinticinco tomos editados, en particular las que aluden a Francisco Franco, Juan Negrín y Manuel Azaña, que consideran redactadas sin el respeto debido a la verdad histórica y en los dos últimos casos, incluirían asimismo calumnnias.

-¿Cuáles son las expectativas con las que abordan ese debate parlamentario en la Asociación de Descendientes de Exiliados?

-Queremos que se revise, mejore y, en determinados supuestos, rectifique el Diccionario Biográfico, que por otro lado ya tiene un mandato del 26 de junio, resuelto en el Senado, a fin de paralizar su difusión. Y será necesaria la creación de una comisión científica integrada por historiadores de reconocido prestigio, pues la Real Academia ha actuado sin ningún control, sin respetar en algunas de sus entradas la verdad histórica y calumniando a dirigentes de la II República.

-¿Acaso la dificultad ahora sea ponerse de acuerdo respecto de los «historiadores de reconocido prestigio» que han de formar parte de la comisión científica?

-La propia Real Academia, tras el escándalo público que se originó, ya anunció que revisarían algunas biografías. Nosotros disponemos de una información muy escueta y no sabemos qué criterios se adoptarán, pero esperamos que en el debate parlamentario se aclaren esos extremos.

-¿A qué cree que obedece la dificultad de un sector de la sociedad española (sean historiadores o no) para atribuir a Franco la condición de dictador?

-A diferencia de otros países, como Alemania o Italia, que jamás pondrían en cuestión las características dictatoriales de Hitler o Mussolini, aquí el argumento de la reconciliación entre todos los españoles se ha aprovechado para transmitir unas ideas de apología del franquismo, que no deberían ser aceptadas ni por los más conservadores. Decir que el franquismo fue un régimen fascista, no es un mero adjetivo. La propia dictadura franquista se llamó a sí misma fascista en su primera etapa, simpatizante de Hitler y Mussolini. Y el lavado de imagen, como sostiene Paul Preston, no llegaría hasta que el régimen advirtió que los aliados iban a ganar la II Guerra Mundial. Cambiaron el discurso propagandístico, con el ánimo de limpiar su imagen, manipulando la historia, que es lo mismo que ha hecho Luis Suárez en la biografía de Franco. Y no puede ser que esas proyecciones subjetivas acaben siendo las referencias en los centros de enseñanza y en las bibliotecas públicas, sufragadas además con dinero de todos los ciudadanos.

-¿Cómo fue el destierro para los exiliados?

-Yo nací en México, hija de exiliados. Pero lo cierto es que al lado de la historia negra de España, con capítulos como los protagonizados por Hitler y Mussolini durante la guerra civil apoyando al franquismo, o la participación que el régimen de Franco prestó a través de la División Azul en la II Guerra Mundial junto a las tropas nazis, existió otra España. Los exiliados españoles volvieron a tomar las armas en muchos lugares en defensa de la libertad. Y esa es una historia de honor que también se oculta a las nuevas generaciones. En México, había veinticinco mil refugiados, y sus descendientes tuvimos el privilegio de ser educados por maestros que procedían de la escuela fusilada y reprimida en España.

http://www.elcomercio.es/v/20110712/cultura/propia-dictadura-franco-llamo-20110712.html